Plazas y calles de ayer y hoy: La plaza de los Fueros (1975)


Hace más de 40 años la confluencia entre la entonces carretera de Zaragoza, la Avenida de Galicia, la carretera de Circunvalación y Yanguas y Miranda tomó la imagen y disposición que hoy conocemos. En la fanpage de “Memorias” hemos visto algunas fotografías de la zona de mediados de los años 60. Aquí, en esta nueva sección de “Plazas y calles de ayer y hoy” veremos los cambios de algunas calles y plazas en el último medio siglo y como siempre  documentando su historia y evolución. Ya en 1965, el Ayuntamiento acordaba dar este nombre a esta confluencia, acuerdo que sería ratificado el 28 de mayo de 1974. El proyecto fue diseñado por el arquitecto Rafael Moneo y realizado por Construcciones Ciria entre el 15 de octubre de 1973 y el 14 de junio de 1975, fecha de su inauguración oficial. La plaza había quedado parcialmente abierta al tránsito en sanfermines de 1974 y en las navidades entraban en funcionamiento todos los carriles. El coste de la obra superó los cincuenta millones de pesetas de entonces. Las  fotos que acompañan este párrafo son sendas  fotografías aéreas  de Paisajes Españoles datada, la primera en septiembre de 1974, bien avanzadas las obras. La siguiente foto, también de Paisajes Españoles, nos muestra la plaza de los Fueros, con las obras ya finalizadas, en octubre de 1975.


Con posterioridad se ha demostrado como un lugar de encuentro ciudadano, especialmente en los sanfermines: festival de danzas, conciertos de música, etc. Durante muchos años tuvo su sede, en uno de los pasadizos, el que sale hacia la avenida de Galicia, la sala Runa, escenario de multitud de charlas, encuentros, etc en los años 80 y siguientes. De la plaza me queda el recuerdo de los veranos y las fiestas de la segunda mitad de los setenta y primeros ochenta, en la yerba que rodeaba todo el circulo de la plaza, nada menos que 8.500 metros cuadrados de zona verde. 5000 m2 ocupaba el adoquinado central. De esa época les dejo una pintoresca postal, la foto de la derecha, (fíjense bien en los coches que circulan en torno a la plaza). En 1983-84 se decoró con un mural uno de los lados de la plaza. Posteriormente, me da la sensación de que al margen de los conciertos en las fiestas, el resto del año la plaza se ha quedado un poco desangelada, triste y solitaria. La última foto, la de la izquierda, es de este siglo, con la nueva estación de autobuses subterránea y el edificio del gobierno central construido cerca de la central de Caja Rural de Navarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*