Mostrando entradas con la etiqueta Mes: septiembre 2016. Mostrar todas las entradas

La Vuelta Ciclista a España llega a Pamplona (1958) y el Circuito de Pascuas (1924-1983)

Debió ser el 1 de mayo de 1958 cuando la 13ª edición de la Vuelta Ciclista a España llegó a Pamplona. Había comenzado un día antes, el día 30 de abril en Bilbao.  La segunda etapa había partido de San Sebastián y después de recorrer 150 km llegó a Pamplona. Ganó la etapa Antonio Jimenez. En aquella edición participaron 100 corredores, repartidos entre  10 equipos, de los que sólo lograron terminar 55. En la escuadra española había hombres como Loroño, Bahamontes, Manzaneque, Botella, Company, Galdeano (corredor navarro de Iguzquiza, que recalaría en el Kas), Jimenez, Ruiz, Moreno y Pacheco. Junto al equipo nacional dirigido por Luis Puig había algunos equipos comerciales españoles como la Peña Solera-Ignis, el Lube, el Mobylette y sobre todo el poderoso Kas: Aspuru, Iza, Alberdi y San Emeterio, entre otros. Aun faltarían unos cuantos años, habría que esperar a los 70 para tener una escuadra con sede en Navarra, el Super Ser, luego llegaría el Reynolds y aunque las firmas, los patrocinadores  ya no eran de la tierra el equipo ciclista  seguía teniendo su sede aquí: el Banesto, Illes Balears, Caisse d’Epargne, hasta el actual Movistar, de la mano de Jose Miguel Echavarri primero y Eusebio Unzue, después. A la 13ª edición de la Vuelta Ciclista a España acudieron, también,  los equipos nacionales de Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Portugal. Tras 16 etapas ganó esta edición de la Vuelta el francés Stablinski; Los españoles Loroño y Bahamontes no anduvieron, ese año, muy finos, tuvieron que conformarse con premios menores: Salvador Botella ganó la clasificación por puntos y Federico Bahamontes la de la montaña. La Vuelta Ciclista  España había llegado a Pamplona hasta entonces, al menos hasta en cuatro ocasiones: en 1947, 1950, 1955 y 1956 y con posterioridad a 1958 lo haría en diez y nueve ocasiones más: de 1959 a 1969, de forma ininterrumpida, en 1971, 1976, 1979, 1990, 1992, 1994, 2012, (año en que la Vuelta salió de nuestra ciudad y hubo una contrarreloj por equipos) y 2014. En total la Vuelta ha salido o llegado de nuestra ciudad en 24 ocasiones.

Del paso de la Vuelta por Pamplona me han hecho llegar presuntamente estas fotos antiguas, aunque yo tengo grandes dudas de que correspondan a esta prueba, más bien me inclino porque puedan  ser instantáneas del Gran Premio de Pascuas, Circuito de Pascuas o Circuito de Pamplona, que de todas esas formas se le llamaba, una de las más importantes pruebas y con más solera del calendario ciclista nacional a la que acudían importantes ciclistas del momento.  La primera edición del Circuito de Pascuas se celebró el 21 de abril de 1924, organizada por el Lagun Artea, en colaboración con el Sporting Club Navarro, que dejó de ser una sociedad para convertirse luego en una tienda de bicicletas y estaba en el edificio de la Casa de Baños del paseo de Sarasate. En esa primer edición recorrió el centro de la ciudad y los alrededores, en un recorrido de 60 km, el más corto de su historia; el más largo fue, precisamente el de 1958 con 240 km. En 1925  se encargó de la prueba la Unión Ciclista Navarra, nacida al poco de finalizar la primera edición. La tercera la organizó el Club Atlético Osasuna y la cuarta de nuevo el Lagun Artea. La prueba dejó de celebrarse durante varios años hasta 1935, año en  que  la Unión Ciclista Navarra se encargó  definitivamente de la carrera, hasta el año 1983 en que tras 52 ediciones  desapareció. Txomin Perurena ganó la prueba en 6 ocasiones y el navarro  Ignacio Orbaiceta en 3. En las  dos primeras fotografías   vemos a un grupo de corredores por la Avenida de Carlos III viniendo de Sarasate y enfilando la Avenida hacia los Caidos y la segunda bajando por el otro lado de la avenida en dirección a la plaza del Castillo. En la tercera foto un grupo de ciclistas se esfuerza denodadamente por una subida flanqueada por una de nuestras típicas balaustradas. Adivinen en que parte de la ciudad  se encuentra esta cuesta, la balaustrada creo que da una pista. En la cuarta foto, de Cifra Gráfica, vemos al ganador del Circuito de Pascua, Juan Jose Sagarduy, en la edición de 1966.

Fotos: Sin filiar (1958), Cifra Gráfica (1966)

Cuando los militares estaban en el centro de Pamplona (1871-1971)

En tiempos pasados, no tan lejanos, el viejo Pamplona era una pequeña ciudad conservadora y de provincias en la que llamaba la atención, a quien visitara la ciudad, por primera vez, la nutrida presencia de religiosos y militares. De la presencia religiosa dí cumplida cuenta en una de las entradas de este blog. En esta me ocuparé de la presencia militar en la ciudad, entre finales del siglo XIX y finales del siglo XX. Por mi edad llegué a vislumbrar los últimos días del ejército en el centro de nuestra ciudad, allá por 1970-71, de la que se cumplirá pronto su 50º aniversario. En esta entrada repasaré viejas construcciones, edificios y dotaciones militares y de paso, desempolvaré antiguas fotografías, para darnos cuenta de cuanto ha cambiado nuestra ciudad en el último medio siglo en esta zona hasta el punto de parecer otra distinta. A finales del siglo XIX, Pamplona era una de las treinta ciudades españolas que mantenían su categoría de plaza fuerte, una ciudad amurallada, fuera de la cual estaba prohibido construir. Ya vimos en otra entrada el origen del Primer Ensanche o Ensanche Viejo, un intento insuficiente de superar las condiciones de superpoblación y hacinamiento que padecía la ciudad histórica, limitada a lo que hoy es el Casco Viejo. Y digo insuficiente porque ese primer ensanche se limitó a la construcción de seis manzanas un tanto dispares, quedando la mayor parte del espacio disponible para las necesidades militares. Recordemos que hasta finales del siglo XIX, los militares estaban ubicados en los antiguos conventos  de Carmen, Seminario, Compañía y Merced, como consecuencia, en buena medida, de la desamortización eclesiástica de 1836. La planificación del primer ensanche estuvo supeditado a las necesidades militares e incluso la distribución de manzanas y espacios fue marcada por la Comandancia de Ingenieros. Habrá que esperar hasta 1915, año en que se derriba la primera piedra para que la ciudad emprenda realmente su verdadero Ensanche, cuyas primeras construcciones son de los primeros años 20. En la planificación de ese primer ensanche, junto a las manzanas de edificación civil en el primer Ensanche, el Ministerio de la Guerra se reservaba dos grandes solares de trazado pentagonal para a construcción de los nuevos cuarteles militares que sustituyesen a los antiguos emplazamientos conventuales.

Así, se construyeron, entre abril de 1898 y julio de 1905,  dos cuarteles de infantería, uno de ellos orientado a la calle General Chinchilla, el Marqués del Duero y el otro a la calle Yanguas y Miranda, el General Moriones, de los cuales podemos ver en el encabezamiento de esta entrada una foto de 1898 del inicio de las obras de construcción y sendas fotopostales de Eusebio Rubio, de los años 1904 y 1905-10, respectivamente. Los cuarteles costaron poco más de millón y medio de pesetas, con un ahorro de 600.000 pts respecto al presupuesto inicial. Antes, en 1889 y años siguientes, se habían derribado los baluartes de San Antón y de la Victoria y el revellín de Santa Teresa y levantando el lienzo de la muralla que cerraría la ciudadela, hoy fachada del recinto a la avenida del Ejército. En 1899 se habían explanado algunos fosos cercanos y había desaparecido el revellín de Santa Lucia.  El 9 de agosto de 1905 el regimiento de Infantería de la Constitución nº 29 se trasladaba del cuartel de la Compañía al del General Moriones y, en 1912,  el regimiento de Infantería de América  nº 14 del cuartel de la Merced, (que vemos en la foto vertical de Julio Cia de 1933 que aparece junto a este párrafo) hacía lo propio con del General Marques del Duero. Setenta años más tarde se produciría un nuevo traslado. En diciembre de 1968 se trasladaría el regimiento de cazadores de montaña América 66 desde estos cuarteles en el centro de Pamplona a  los nuevos cuarteles de Aizoain, haciendo entrega las autoridades militares  de los terrenos liberados a la ciudad.  Además en 1916 se empezó a construir un edificio independiente para habitaciones de  jefes y oficiales, enfrente de la fachada principal del cuartel Marques del Duero, en la calle General Chinchilla, que se entregaría casi tres  años más tarde, en enero de 1919 y  que conoceríamos, a partir de los 70 como Comandancia o Gobierno Militar.En 1921  la guarnición militar de Pamplona contaba con 2.175 hombres, de los cuales 1.100 pertenecían al arma de  Infantería, 600 a Caballería, 400 a artillería, 40 a Intendencia y 35  a Sanidad. Esta dotación se mantuvo hasta 1925 que descendió  a 1.875 hombres y aun más a 1.475 efectivos en 1927. Posteriormente, en 1930,  se construiría, en un solar situado entre la Ciudadela y la calle Yanguas y Miranda, en terrenos del antiguo
hipódromo  militar,  el cuartel nuevo de caballería, llamado Diego de León y en la manzana inmediata a los viejos cuarteles de caballería, el Cuartel de Intendencia.  Al nuevo edificio del cuartel Diego de León (que vemos en una foto de Eusebio Mina de 1966) se trasladaría el antiguo regimiento de cazadores de caballería   de Almansa nº 13, desde el viejo cuartel de finales del siglo XVIII (1787) de la calle Estella y plaza del Vinculo (o cuartel de San Nicolás, que vemos en la foto tomada desde los buzones del edificio de Correos) que se derribaría en 1934, al igual que la Comandancia de Ingenieros construida en 1882 y situada cerca de la basílica de San Ignacio que se derruiría en 1936 (de dichos derribos podemos ver junto al párrafo anterior sendas fotografías, la segunda de J. Cía). Posteriormente estuvo en el citado cuartel Diego de León una unidad de Ingenieros Zapadores (por ello durante varios años se le llamó Cuartel de Ingenieros) y más tarde pasaron por él varias unidades de infantería para acabar albergando finalmente un regimiento de Artillería que se trasladó en 1968 a  los cuarteles de Aizoain.

La Ciudadela había sido construida en 1571 por orden de Felipe II, a imitación de la de Amberes, y contaba con plvorín, parque y cuarteles de Artillería, fundamentalmente, aunque también tenía alguna unidad de infantería y caballería en su interior. Mantuvo su uso militar hasta 1964, siendo entregada al ayuntamiento en julio de 1966. Junto a este párrafo podemos ver una foto panorámica del interior de la Ciudadela de los primeros años 60 extraída de la Memoria histórico-descriptiva de Jose Luis Prieto (1965) y sendas fotos aéreas de 1953 y 1969 de Trabajos Aereos y Fotogramétricos). En 1970 comenzaron los derribos de la mayor parte de los 26 edificios interiores: pabellones, oficinas, almacenes, garajes, barracones, picadero, etc la mayoría sin un gran valor histórico o arquitectónico. Entre los edificios que se mantuvieron en pie y se restauraron, (cito entre paréntesis el año-s de restauración), estaban el del Cuerpo de Guardia (1970), el Horno y Almacén de Mixtos (1971-73) o el Polvorín y la Sala de Armas (1974-76). Estos edificios se dedicaron a salas de exposiciones y otras actividades culturales, tal y como estaba previsto en el decreto de cesión de 1964. En dicho decreto se contemplaba que el uso futuro de las instalaciones albergara un teatro al aire libre, pabellones de exposiciones, zonas deportivas y jardines públicos. Y daba un plazo de 5 años para tal destino, sino las instalaciones revertirían de nuevo al Estado. Una de las primeras actuaciones fue la reconstrucción del lienzo de muralla exterior anexo al Cuerpo de Guardia (1970), que tenía incrustado en su parte derecha unos cuarteles. Se reconstruyeron 140 metros de muralla utilizando para ello 4.500 toneladas de piedras de sillería procedentes del derribo de los baluartes de la Victoria y San Antón. Posteriormente se restauraron los puentes de la puerta de Socorro y otros edificios y baluartes, y se empezaron a realizar obras de saneamiento de los fosos. Todas estas obras se prolongaron a lo largo de 15 años, entre 1970 y 1985. Hay que recordar que tras la pérdida del uso militar, las zonas exteriores de la Ciudadela (fosos, revellines, etc) habían quedado abandonadas e invadidas por la vegetación. Con motivo de la construcción de la estación subterránea de autobuses se recuperaría el antiguo glacis de la Ciudadela y el revellín de Santa Lucia que se completaría con la restauración de los revellines de Santa Clara, Santa Isabel y Santa Ana entre 2009 y 2011.

A mediados de los años 40, en la trasera del  edificio deviviendas de jefes y oficiales, se fue configurando la Sociedad Deportiva MilitarMola que llegaba hasta la vuelta del Castillo. Contaba con piscina, tiro al plato, pista de atletismo y un enorme campo de fútbol que ya vimos al hablar del Primer Ensanche. Este complejo deportivo iría desapareciendo entre 1960 y 1965 concluyendo con la apertura de la avenida del Ejército, a comienzos de la siguiente década. En 1970 se inauguraría el nuevo centro recreativo que sustituiría al anterior, junto al parque de la Taconera, y del que ya hablamos cuando repasé las sociedades deportivas y recreativas de la ciudad. En cuanto al foso existente en las inmediaciones del antiguo portal de la Taconera, donde se encontraban parte de las instalaciones deportivas citadas anteriormente,  al principio se pensó en construir un puente para salvar el foso, pero se desechó la idea y se optó por rellenarlo de tierra, tal y como podemos comprobar hoy en día en las inmediaciones del Edificio Singular. También se pensó en hacer un paso elevado en la confluencia de la nueva avenida con la del Pío XII pero al final se desechó igualmente esa solución técnica. A finales de los años 40 (1949-50)  había comenzado, cerca de la calle Padre Moret, la construcción de la calle del Patronato, formada por pabellones militares de viviendas. Estas viviendas se desalojarían en  1973 y se derribarían en la primavera de 1980. Y es que 10 años antes, en 1963, se habían construido en la calle Sandoval y sus inmediaciones nuevas viviendas para los militares, por lo que aquellas viviendas para suboficiales de los años 40 habían perdido su utilidad. Al desaparecer, a finales de los 70, la tapia que la aislaba del campo de deportes la calle del Patronato se confundía con la de los Hermanos Imaz. Junto a este párrafo podemos ver una surtida colección de fotografías: la avenida del Ejército en junio de 1971 sin abrir todavía, a continuación una foto de Arazuri de diciembre de 1953 con el estadio General Mola y a la izquierda, la calle del Patronato, luego una foto de 1949 de Zubieta y Retegui en la que se ve la construcción de las primeras viviendas o pabellones militares, el derribo de la muralla y el foso que cerraba la futura avenida del Ejército, en septiembre de 1971 y dos fotografías, la primera de los años 40 y la segunda de los años 50, donde  podemos ver a un grupo de chicos haciendo el servicio militar y un desfile militar por la Avenida Carlos III, frente al Palacio de Diputación.

Desde 1876 y hasta los años 70, el Gobierno Militar estaba ubicado en el viejo Palacio de los Virreyes, en la cuesta del Palacio, también llamado Palacio de Capitanía, por ser sede de la Capitanía General entre 1841 y 1876. Podemos ver sendas fotos del Palacio del año 1933. En 1971 los militares presentaron un proyecto para demoler el edificio y erigir uno de nueva planta pero no fue, afortunadamente, aceptado por Príncipe de Viana. En 1972 el edificio fue abandonado por los militares que se trasladaron al edificio de la calle General Chinchilla siendo entregada su propiedad cuatro años más tarde por el ejército a la ciudad. El edificio fue objeto de un incomprensible abandono institucional durante largos años que provocó su expolio y destrucción. En 1983 hubo nada menos que 12 incendios provocados. Desaparecieron una gran cantidad de artesonados y parquets artísticos, y el edificio acabó reducido a su mínima expresión. Muy cerca, en la Cuesta de Santo Domingo, en el antiguo convento de los Dominicos, estaba el Hospital Militar, que podemos ver en la foto de la derecha, de 1905. El Hospital se estableció en el antiguo convento de Santiago en 1877, anteriormente el hospital militar, el primero de España para cuidado y asistencia de los soldados de la guarnición, fundado en el siglo XVI, estuvo ubicado frente a la iglesia de San Nicolás.

 

Fue en 1963 cuando el Gobierno de España autorizó la venta al Ayuntamiento de las propiedades militares ubicadas en el centro de Pamplona. Allí se encontraban en ese momento los cuarteles militares de infantería y artillería de la División de Montaña Navarra 62, los terrenos del Estadio Militar Mola, un foso contiguo el Centro Recreativo Militar, una pequeña zona libre de edificación en la zona de la vuelta del Castillo y los terrenos del glacis exterior de la Ciudadela. El convenio entre ambas administraciones se firmó en diciembre de 1964, tras un largo período de aspiraciones municipales por sacar fuera de la ciudad los cuarteles. La entrega de los edificios militares se hizo progresivamente, en diciembre de 1968 los cuarteles de infantería y en 1971 los de artillería. La primera foto que ilustra este párrafo, de Galle,  es de julio de 1966 y  en ella podemos ver la ceremonia de entrega de la Ciudadela por los militares a la ciudad de Pamplona. La segunda de 1955 es de J.J Arazuri y nos muestra la calle del General Chinchilla, el cuartel de Marques del Duero a la izquierda, el futuro gobierno militar, entonces un edificio de viviendas para la oficialidad a la derecha, al fondo la puerta principal de la Ciudadela. Entre 1969 y 1971 se habían derribado casi todas las instalaciones militares y se procedía a allanar y rellenar los fosos cercanos al revellín de Santa Ana. El último resquicio de aquellas instalaciones que llegó hasta nuestros días fue un frontón del año 1948 construido en el foso apoyándose en la contraescarpa que se derribó en el año 2010. La compra de estos terrenos supuso al Ayuntamiento un desembolso de 181 millones de pesetas. En 1964 se había diseñado un plan de urbanización de la zona de los cuarteles que contemplaba la creación de la Avenida del Ejercito, una vía rápida de 600 metros de larga y 40 de anchura que se inauguraría de forma simbólica en julio de 1966 y que se abrió, de forma definitiva, al tráfico el 16 de mayo de 1972.

Aunque sería tema para otra entrada de este blog, cabe señalar que tras el derribo se inició en el Ayuntamiento de Pamplona un intenso  debate sobre el futuro uso de esos terrenos: se barajó inicialmente su uso para viviendas pero esta idea se desechó pronto. Se redactó un plan parcial denominado del “centro comercial de la Avenida del Ejército” que se inició en 1969 y todavía en 1972-73 seguía perfilándose. Se hablaba de dedicar los terrenos del antiguo cuartel de artillería Diego de León y  de los cuarteles de infantería a la construcción de edificios de interés público. Se hablaba de un frontón cubierto, un auditorium en la zona de los cuarteles de infantería y una estación subterránea de autobuses en los de artillería, el traslado de la Audiencia al solar de Intendencia, tras el derribo del edificio existente que cerraba el Paseo de Sarasate, algunas de cuyas propuestas curiosamente se llevarían a la práctica 30 años más tarde, en los albores del nuevo siglo (por ejemplo, la construcción de la estación de autobuses y el Auditorio, no así el traslado de la Audiencia que se erigiría finalmente en el barrio de San Juan, tras unas cuantas  idas y venidas municipales en este asunto, y tampoco se construyó el frontón cubierto previsto que acabaría instalándose en la vecina localidad de Huarte). Todo ello aparece en planos y maquetas de la época. En dichas maquetas se incluían los grandes edificios de la Caja Municipal (construido entre 1975 y 1979) y el Edificio Singular (construido entre 1971 y 1976). En las fotos aéreas en color que ilustran este párrafo de “Paisajes Españoles” podemos ver, en la primera, la avenida del Ejército en julio de 1973, con los solares totalmente expeditos, bueno aun podemos ver alguna barraca sanferminera en el solar de la izquierda y en la segunda las obras de construcción del Edificio Singular, detrás los pabellones militares situados entre las calles del Padre Moret y Patronato derruidos en junio de 1980.Pese a los proyectos previstos para estos espacios, en 1976, el Ayuntamiento aprobaba destinar los solares de los cuarteles a sendos aparcamientos que comenzaron a funcionar el 2 de julio. Como hemos visto en otras entradas de este blog el proyecto de construcción de la estación de autobuses se retomaría en 1986, con el encargo de un estudio y, posteriormente, en 1989, con la convocatoria de un concurso, ganando la del equipo que a la sazón acabaría diseñando la estación, con las modificaciones oportunas fruto de los condicionantes de Príncipe de Viana. Las obras de la estación se iniciaron en 2005 y finalizaron en 2007. En cuanto al Auditorio el proyecto se recuperó en 1997, empezando las obras  en el año 2000 y finalizándose en el 2003. Y tras las idas y venidas municipales sobre la Audiencia, en los años 70, este asunto se encarrilaría finalmente en 1988 con el ofrecimiento municipal al Ministerio de Justicia de los antiguos terrenos del Matadero, mientras que en el viejo edificio del Paseo de Sarasate se instalaría el Parlamento de Navarra. En el solar de Intendencia se instalaría,por su parte, tras un segundo intento, -el primero fue en 1994-, El Corte Inglés, inaugurado en 2005. Así culminaba pues, el proceso de reordenación de los espacios antiguamente ocupados por los cuarteles militares.

Fotos por orden de aparición: Cuartel Marques del Duero. (1904). Fotopostal de Eusebio Rubio. Cuartel General Moriones (1905-1910). Fotopostal de Eusebio Rubio. Construcción cuartel Marques del Duero (1898). Pamplona, calles y barrios. J.J. Arazuri. Antiguo cuartel de Caballería (1931-1932). Historia, Fotos y Joyas de Pamplona. J.J. Arazuri. Cuartel Diego de León (1966). Eusebio Mina.Convento de la Merced (1933). J. Cia. Derribo Comandancia de ingenieros (1936). Pamplona, calles y barrios. J.J. Arazuri. Derribo antiguo cuartel de Caballería (1934). J.Cía. Foto panorámica interior Ciudadela. (1965). José Luis Prieto. Foto aérea Pamplona (1959). Trabajos Aereos y Fotogramétricos. AMP. Foto aérea Pamplona (1953). Trabajos Aereos y Fotogramétricos. AMP. Avenida del Ejército (1971). Pamplona, calles y barrios. J.J. Arazuri. Estadio General Mola (1953). J.J. Arazuri. Construcción de casas para los militares en la calle del Patronato (1949). Zubieta y Retegui. Derribo de la muralla y foso. Avenida del Ejército (1971). Pamplona, calles y barrios. J.J. Arazuri. Militares en Pamplona (Años 40). Sin filiar. Desfile militar por la avenida Carlos III (Años 50). Sin filiar. Palacio de Capitania visto desde la Rochapea. (1933). Historia, Fotos y Joyas de Pamplona. J.J. Arazuri. Entrada principal del Palacio de Capitania (1933). Historia, Fotos y Joyas de Pamplona. J.J. Arazuri. Hospital Militar (1905). Historia, Fotos y Joyas de Pamplona. J.J. Arazuri. Ceremonia de entrega de la Ciudadela a Pamplona. (1966). Galle. AMP. Calle General Chinchilla. (1955). J.J. Arazuri. Vista aérea solares cuarteles. (1973). Paisajes Españoles. Vista aérea construcción del Edificio Singular (1973). Paisajes Españoles.