Y la televisión llegó a casa (1971-1976)


Fue en diciembre de 1971 cuando entró la televisión en nuestra casa. Aquella primera televisión en blanco negro Vanguard de 24 pulgadas costó unas 24.000 de las antiguas pesetas, todo un dineral para la época. En aquellos años, uno no se encontraba con la casa totalmente amueblada como era bastante común hasta hace poco tiempo,  antes de la crisis. En un hogar de clase trabajadora, primero pagabas el piso y luego poco  a poco ibas haciéndote con las mejoras básicas del hogar: lavadora, nevera, televisión, etc. Algunas de las primeras películas que recuerdo haber visto en nuestra flamante nueva televisión fueron “La isla del Tesoro” (la versión clásica de 1934 con Jackie Cooper que vemos en el fotograma de la derecha) y “King Kong”, cuya foto que  adjunto es la misma que aparecía en la ficha de la película del Teleprograma. Casualidades de la vida,  aquella misma semana en que echaban en Sesión de Tarde “La isla del Tesoro” había comprado en la librería de la Pachi el libro de Stevenson  en la colección RTV Salvat. Me costo 25 pesetas. “King Kong” la vimos en una de aquellas sesiones de cine de la noche y para mi fue espectacular, grandiosa, mágica… Dos películas, una de aventuras y otra fantástica que me marcaron y se quedaron grabadas de manera indeleble en mi memoria. Cada semana comprábamos el Teleprograma, una pequeña revista semanal con formato de bolsillo que te daba cumplida información de toda la programación de la tele, uno de cuyos ejemplares (el del 6 al 12 de marzo de 1972) ilustra el inicio de esta entrada. Recuerdo que en mi casa mi hermano y yo  recortábamos las fichas de las películas que aparecían en la revista (adjunto una de ellas, abajo a la izquierda) y que fue entonces cuando empecé  a hacer mis primeros estudios y listas de películas con aquella tan letra bien perfilada por las intensas clases de caligrafía de la escuela (del Ave María) y que desgraciadamente con el paso de los años y la toma rapida de apuntes en la Uni perdí. 


Recuerdo que el Teleprograma contaba en sus páginas finales con una especie de fotonovela (género habitual en aquellos años) que tenía temáticas de lo más variado (aventuras, terror, suspense). Recuerdo algunas como “Persecución en la Jungla” (cuya portada del segundo episodio adjunto a la derecha), “La rosa negra”, “Un grito en la noche”, “El monstruo de Londres”, “Diamantes en el Sahara”, persecución de nazis, plantas carnívoras, druidas, pájaros asesinos teledirigidos, alguna del oeste, etc. Al principio el Teleprograma costaba tres pesetas, luego un duro y cuando ya lo dejamos de comprar allá por 1979 o 1980 costaba 15 pesetas. Como decía en la anterior entrada sobre la televisión, esta era una de nuestras escasas vías de escape o evasión. Eran tiempos en los que las películas y otros programas de la televisión tenían los conocidos rombos, y nuestro interés por esos programas, tenía ocho o nueve años, era inversamente proporcional a su clasificación siendo los espacios calificados con dos rombos los más interesantes: la mayoría de las pelis clásicas o de género (cine negro, terror, etc) de la noche así como la mayoría de las series también nocturnas estaban clasificadas. Cuantas películas y series habremos visto escondidos, agazapados en la oscuridad de la cocina ante la terminante prohibición familiar. 

A finales de 1971 se podían ver en la televisión, por la tarde,  programas infantiles como “La casa del reloj” (con los Chiripitiflauticos) y la serie de dibujos animados “Meteoro”, (una de las primeras series de animación japonesas que veríamos), series nocturnas como “Audacia es el Juego” o “Los Persuasores” (esta última con Tony Curtis y Roger Moore que vemos en la foto de la izquierda), los sábados por la noche, “Marcus Welby, doctor en medicina”, los domingos a la tarde el macromagazine “Siempre es Domingo” con Juan Antonio Fernández Abajo y Clara Isabel Francia, por la tarde en la UHF, “Zane Grey”, por la noche, “La Saga de Los Forsythe” y  “Crónicas de un Pueblo” con su inconfundible sintonía. “Siempre en domingo” se llamaría luego “Tarde para todos” (1972-73) y por último en 1974 “Todo es posible en domingo”. Este macroprograma de variedades estaba compuesto por diversos contenidos: música, humor, concursos, etc. Por estos programas desfilarían además de Fernández Abajo otros presentadores como Luciana Wolf, Tico y Marisa Medina o Kiko Ledgard, si,  el primer presentador del mítico concurso “Un dos tres”. En aquel macroprograma recuerdo haber escuchado a un cómico, un tal Joe Rigoli, Felipito Tacatún, que haría famoso aquello de “Yo sigo, por que eso esta chupau…”

El “Un dos tres” comenzó sus emisiones en abril de 1972 y fue uno de los programas de más éxito de la historia de la televisión, con sus secretarias minifalderas,  Kiko y Don Cicuta (interpretado por el actor Valentín Tornos, fallecido en 1976 y que vemos en la foto de la izquierda acompañado de sus compañeros de programa), la voz de los supertacañones y la inefable Ruperta. Los domingos por la tarde echaban una serie de vaqueros (en aquellos años estaba muy en boga el genero del western), “Los dos pistoleros”, (en 1973 llegaría “El Hombre del rifle” y en 1974 “La ley del revolver”) y por la noche comenzaron los inolvidables “Estrenos TV” (quien no recuerda su famosa sintonía donde cada domingo nos presentaba un capitulo diferente de Colombo, McCloud, Banacek o Mac Millan y esposa. A “Marcus Welby, doctor en medicina”  les seguirían en 1972 “Centro Medico” con el doctor Gannon interpretado por Chad Everett. Otras series de aquellos años serían las americanas “Cannon” (con el orondo William Conrad), “Hawai 5-0” y “Misión Imposible” o las españolas “Plinio” (con Antonio Casal)  y “Aventuras y desventuras de Mateo” (con Jesús Puente). La Sesión de la Tarde del sábado se convertiría en “Primera Sesión” en junio de 1972 (cuya caratula adjunto). Recuerdo otra película de ese año y en ese espacio que también me cautivó y que me volvería  cautivar veinte años después:  la versión de 1940 de “El Ladrón de Bagdad”,  con Sabu y Conrad Veit. Inolvidable. En la UHF nació, ese año, el programa de entrevistas y actuaciones “Estudio abierto” de José María Iñigo que por entonces lucia unos enormes e inconfundibles bigotes y en 1973, concretamente el 28 de marzo comenzaba otro espacio histórico, por su duración en antena: “Informe Semanal”, uno de los pocos espacios que aun continua en antena en la tele. 
Por otra parte continuaban los ciclos de películas, las Novelas y el “Estudio 1”, gracias al cual tuvimos la ocasión de descubrir extraordinarias obras literarias y teatrales a cargo de un extenso y valiosísimo plantel de actores y actrices, que no me resisto a recordar: entre los primeros José Bodalo, Fernando Delgado, Pablo Sanz, Jesús Puente, Jaime Blanch, Fernando Guillén, Manuel Galiana, Luis Varela, Emilio Gutiérrez Caba, Tomás Blanco, José María Prada, Andrés Mejuto, Víctor Valverde, Agustín González, Juan Diego, Álvaro de Luna, Estanis González, José María Caffarel, Ismael Merlo, Paco Valladares, Alfonso del Real, Manuel Alexandre, Manuel Tejada, Luis Prendes, Sancho Gracia, Manuel Dicenta, Manuel Gallardo, Valeriano Andrés, Pedro Osinaga, Pastor Serrador, Juanito Navarro, José Manuel Cervino, Francisco Morán, Julián Mateos, Nicolás Dueñas, Narciso Ibáñez Menta, José María Rodero, Carlos Larrañaga, Eusebio Poncela, José María Pou, Rafael Alonso, Juanjo Menéndez, Antonio Ferrandis, Alfonso Gallardo, Javier Escrivá, José Sacristán, Francisco Rabal, Manolo Gómez Bur, Alfredo Landa, Antonio Casal y José Sancho.  Entre las actrices Luisa Sala, Ana Maria Vidal, Inma de Santis, María Luisa Merlo, Amparo Baró, Nuria Carresi, Tina Sáinz, Lola Herrera,  Irene Gutiérrez Caba, Concha Cuetos, Gemma Cuervo, Mercedes Prendes, Marisa Paredes, María José Goyanes, Elisa Ramírez, María José Alfonso, María Silva, Aurora Redondo, Cándida Losada, Lola Lemos, Alicia Hermida, Fiorella Faltoyano, Mayrata O’Wisiedo, Charo López, Mari Carmen Prendes, María Luisa Ponte, Teresa Rabal, María Asquerino, Julia Martínez, Amparo Pamplona, Concha Velasco, Maruchi Fresno, Julieta Serrano, María Isbert, Mercedes Alonso, María Kosty, Carmen de la Maza, Marisol Ayuso, Mónica Randall, Victoria Vera, Maribel Martín, Emma Cohen, Verónica Forqué, Ana Mariscal, Silvia Tortosa, Rosa María Sardà, Ana Belén, Pilar Bardem, Emma Penella, y Julia Gutiérrez Caba. En la foto de la izquierda podemos contemplar a un buen puñado de estos (Bodalo, Osinaga, Merlo y Delgado, entre otros) en la obra “Doce hombres sin piedad”

1973 traería nuevos espacios como el concurso musical conducido por Miguel de los Santos “La Gran Ocasión” (un lejano precedente de Operación Triunfo, para que después algunos digan que inventan cuando está casi todo inventado), series como las españolas “Compañera te doy”, protagonizada por el entonces matrimonio formado por Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo, “Los camioneros” con Sancho Gracia o “Si yo fuera rico” con Antonio Garisa. En 1974 disfrutaríamos de los “Cuentos y Leyendas”  y “El Pícaro” de Fernando Fernan Gomez. En cuanto a series extranjeras a finales de 1973 llegaría los sábados por la noche  la serie “Kung Fu” con David Carradine (mi pequeño saltamontes…en la foto de la izquierda el pequeño saltamontes y su maestro)  y en 1974,   el sábado por la tarde la serie británica “Los Protectores” con  Robert Vaughn (en la foto superior derecha). El domingo a la tarde  echaban en la UHF “Las calles de San Francisco” con una singular pareja de policías protagonizada por un veterano Karl Malden y un jovencísimo Michael Douglas (en la foto inferior derecha). 

En horario que no logró recordar me acuerdo de haber visto en formato serie a “Sherlock Holmes” con Peter Cushing de protagonista. Inolvidable. Las tardes de cada día contaban con el espacio infantil “Un globo, dos globos, tres globos” con Maria Luisa Seco y los sábados por la noche desde 1973-74 se emitía “Señoras y Señores” programa de variedades dirigido de forma alterna por Lazarov y Quero y presentado por artistas como Victoria Vera, Fiorella Faltoyano, Blanca Estrada o Marisa Abad. También supuso el debut artístico de la posteriormente cantante Ángela Carrasco o de las vedettes Norma Duval y María José Cantudo como azafatas del programa, que acabarían ascendiendo también a presentadoras. 



Los años siguientes serán pródigos en cambios y novedades. En Junio de 1975 aparece el color en la televisión si bien la expansión de la televisión en color en los hogares será gradual, paulatina a medida que va desapareciendo el blanco y negro de las pantallas y se reduzca el precio de los televisores, inicialmente prohibitivo. En 1978 toda la programación de TVE se grabará y emitirá en color. Recuerdo de 1975 series del sábado noche como “El Inmortal”, siempre perseguido y huyendo como años atrás hiciera “El Fugitivo” de David Jansen o el inspector Kojak (Telly Savalas) y su inseparable pirulí, tal y como le vemos en la foto de la izquierda. El “Estudio abierto” de Iñigo en la UHF daría paso a su “Directísimo” en la Primera Cadena, esta vez la noche de los sábados. Quien no recuerda aquella velada con Uri Geller doblando cucharillas, tal y como aparece en una de las fotografías anteriores. Las tardes de los sábados, antes de la película, conocería a partir de entonces muchas series famosas, quizás la primera de una larga lista sería la serie de dibujos animados japonesa “Heidi” que comenzó en junio de 1975: Heidi, con Pedro, el abuelito, Clara y la señorita Rottenmeyer, todo un fenómeno de masas como lo sería dos años mas tarde otra serie de animación nipona, “Marco, De los Apeninos a los Andes”.
También este año se emitió otro éxito infantil: “Pippi Calzaslargas”. Tras “Heidi” vendría otra serie: “Nacida Libre” con Diana Muldaur y Gary Collins en el elenco protagonista. El domingo en la sobremesa se emitía la familiar y excesivamente edulcorada “La Casa de la Pradera” y más adelante la serie de supervivencia, “Los Robinsones Suizos”. Tras unos cuantos años de sequía en este género de documentales sobre la naturaleza, el amigo Félix nos deleitaría los lunes a la noche con “El hombre y la Tierra”. El espacio “Novela” se emitía hasta 1975 a las ocho u ocho y media de la tarde, a partir de este año pasaría a emitirse a las cuatro de la tarde. Esta ubicación apenas duraría un año ya que en 1976 volvería a su horario habitual.

En 1976 finalizaba el espacio de “Estrenos TV”, tras cuatro años en antena. Su hueco sería cubierto por series diversas como “Shaft” o “Las seis esposas de Enrique VIII” y más adelante por una serie española de grato recuerdo como “La Saga de los Rius”, y digo de grato recuerdo porque iniciaría una larga trayectoria de producción de excelentes series de época muy bien producidas y realizadas. Poco después se rescatarían las series de “Estrenos TV” también el domingo aunque en diferente horario bajo el título de “Misterio”. Este año comienza a construirse en la Cuenca de Pamplona el centro emisor de la Higa de Monreal. Nace en la UHF el espacio “La Clave” con José Luis Balbin, con una sesuda tertulia de expertos precedida de película alusiva al tema de debate y que desaparecerá en 1985. El espacio ocupado por el “Directisimo” de Iñigo, los sábados a la noche lo llenaría el programa de variedades “Palmares” presentado por la vedette Barbara Rey. Más tarde en 1976 y tras Informe Semanal en vez de un programa de variedades tendríamos un espacio de películas, el “Sábado Cine” en antena durante una década, hasta 1986. 

Para acabar esta segunda entrada dedicada a la televisión mencionaré el estreno de dos series españolas: “La señora García se confiesa”  escrita y dirigida por Adolfo Marsillach y protagonizada por Lucia Bosé y el propio Marsillach y  la serie “Paisaje con Figuras” dirigida por Mario Camus, con guiones de Antonio Gala que conoció una suspensión por orden gubernativa al parecer debido a la inclusión de un padrenuestro recitado en euskera en el capitulo dedicado a Juan Sebastián Elcano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*