Mostrando entradas con la etiqueta Mes: febrero 2021. Mostrar todas las entradas

Comercios del Viejo Pamplona: Librería Leoz (1930-2021)

Ayer participaba en una rueda de prensa donde se alertaba de la posibilidad del cierre de casi 1.000 comercios en Navarra, de aquí a lo que falta de año por culpa de la pandemia y de otros factores colaterales. En el último año se nos han ido yendo, poco a poco, diversos establecimientos en el Casco Antiguo como Casa Ataun, Casa Torrens, La Algodonera, La Perla Vascongada, Elizburu, la droguería de Pedro Pomares, la tienda de Aceitunas Valero de la calle Mañueta, la joyería Xuan y un largo etcétera. Por las paginas de este blog han desfilado cientos de nombres de comercios que han escrito la pequeña historia de esta ciudad, esa historia a ras de suelo que  es  tan importante para mi como la historia de los grandes hechos porque constituye parte de la memoria personal de muchos de nosotros. Pues bien, es en este contexto que conocemos el  cierre de la famosa Librería Leoz de la plaza del Castillo. Hace unos días, el día 22,  fallecía Antonia Gil Segura, madre del actual titular y verdadera alma mater del negocio durante muchos años. Su fallecimiento y la falta de relevo generacional  ha precipitado, seguramente, los acontecimientos. Vaya esta entrada como homenaje a este emblemático establecimiento que ha sido testigo de los numerosos cambios que ha vivido la plaza, «el cuarto de estar» de los pamploneses, a lo largo de su reciente historia. Investigando hace algún tiempo en el Archivo Municipal sobre los negocios centenarios de la ciudad pude descubrir  que Antonio Leoz Goñi, abuelo del actual titular y fundador de la librería,  era  empleado, a primeros de siglo, de la sociedad Abonos Químicos de Navarra, sociedad que tenía su domicilio social  en el nº 20 de la calle Nueva. Como empleado de dicha sociedad aparece en las hojas de la riqueza industrial municipal, en base a los ingresos obtenidos por dicha condición esos años y aparece entre los años 1918 y 1926. Antonio Leoz figura, igualmente, como uno de los fundadores de Club Atlético Osasuna allá por 1920. En 1927 y 1928 contribuía a los impuestos municipales, además,  también por la venta de periódicos, si bien completándolo con los capitales antes indicados. A partir de 1930 ya sólo contribuía a las arcas municipales por la venta de periódicos y posteriormente de libros y objetos de escritorio. La venta de periódicos la realizó  inicialmente  en el nº 34 de la calle Mayor, hoy nº 10, donde hoy se encuentra la tienda de moda Skaner Shop y posteriormente, a partir de 1931, también  en su kiosko de madera de la plaza del Castillo.

En 1942, las obras de remodelación de la plaza del Castillo obligaron a Antonio Leoz a cerrar su quiosco de prensa de madera para trasladarse a un bajo de un edificio cercano, concretamente al nº 38 de la plaza, donde se ha mantenido hasta hoy día 28 de febrero, casi 80 años vendiendo en el mismo sitio, prensa  local, nacional e internacional así como libros y revistas especializadas. A partir de la década de los años 50, cogió las riendas del negocio familiar Agustín Leoz Santesteban, «Tintxo», hijo de Antonio y   padre del actual regidor. Por la librería pasaron durante los años 50 y 60 muchos de aquellos ilustres personajes que llegaron a nuestra ciudad por las fiestas y que recojo en otra entrada del blog: Orson Welles, Anthony Quinn, Charlton Heston, Deborah Kerr, Ernest Hemingway, etc. A su visita contribuía el hecho de que podían encontrar en la librería algunas de las cabeceras internacionales más importantes, algunas de sus propios países: el International Herald Tribune,  The Times, The New York Times, The Sun, Le Monde y muchas más,  hasta una veintena de cabeceras diferentes. A comienzos de los  año 80 entró la tercera y última generación a trabajar, representada por Antonio Leoz Gil, si bien fue en los años 90 cuando Antonio, el nieto del fundador, asumió mayores cotas de responsabilidad, aunque no totalmente. Y es que yo recuerde, durante muchos años,  Antonio ha compartido el trabajo en  la tienda (la recepción de cientos de publicaciones diferentes,  así como de la atención al público) con su madre,  Antonia Gil. En un mundo como el actual en el que empieza a predominar lo digital y tecnológico Leoz  ha representado hasta hoy un verdadero   templo  a las publicaciones impresas en papel. La librería Leoz conoció la época dorada de las revistas y los periódicos de la transición así como la época dorada de los coleccionables que tanto espacio ocupaban en las tiendas y kioskos de prensa. Con su cierre se apaga otra luz de nuestras calles.

Fotos: Nº 1: Plaza del Castillo, con el kiosko de madera de Antonio Leoz en el ángulo noroeste de la plaza. 1937 o 38. CC BY-NC-ND 3.0 ES. José Galle Gallego. Fondo Galle. Archivo Real y General de Navarra. Nº 2. Libreria Leoz. 2016. Ernesto López Espelta para verpueblos.com

Historias de la radio: Radio Requeté de Navarra (1945-1995)

Prosigo en esta entrada con el repaso de la historia de la radio en nuestra ciudad, pues la radio como la televisión, la música y otros medios, de los que me he hecho eco en el blog,  han formado parte de nuestras vidas y de nuestra memoria. Esta es la cuarta entrada que dedico al tema, la primera, «La radio que oíamos entonces (1950-1990)» repasaba a través de mis recuerdos, de una manera muy sucinta,  las diferentes radios de Pamplona a lo largo de su historia; en la segunda, «Inicios de la radio en el Viejo Pamplona: 1932-1942» exploraba el origen de la primera emisora de radio  de nuestra ciudad, Radio Navarra, llamada luego Radio Requeté, en la tercera, La hora del serial (1960-1975) repasaba la historia del serial radiofónico a través de mis recuerdos y de una meticulosa investigación hemerográfica y en esta cuarta  me centro en la evolución histórica, desde 1945 hasta los años 90, de  Radio Requeté de Pamplona,  desgranando fechas, momentos, voces y programas de esta emisora, acompañadas de cuantas fotografías interesantes de la emisora y sus protagonistas he podido encontrar. En futuras entradas hablaré de «La Voz de Navarra» y de «Radio Popular», así como de sus voces y protagonistas. La foto inicial muestra el tramo inicial de la Avenida de la Baja Navarra, (números 4 y 6),  en el cruce con la calle Bergamín. Se puede ver el letrero del Hotel El Comercio, y ya en la esquina el inmueble en el que durante más de 30 años estuvo Radio Requeté. Los estudios estaban en el primer piso. En los bajos del edificio se adivina un taller de automóviles. El edificio en el momento de hacerse la fotografía estaba abandonado y la espera de ser derruido.

¿Qué se escuchaba en la radio de mediados de los 40?. Los inevitables discos dedicados:  «Para Manolita, de su novio Francisco, que está haciendo la mili, con mucho cariño», Mirando al mar de Jorge Sepúlveda… «Para  Rosa de su hijo Carlos» Madrecita de Antonio Machín…  Todas las emisoras tenían un programa de estos  y nos acompañarían durante muchas décadas, ¿Qué emociones sentirían aquellos compatriotas de entonces cuando oían su propia dedicatoria por la radio, dirigida a sus seres queridos añorados o que cumplían algún tipo de aniversario?. Además de los discos dedicados, seguramente para olvidarse de las desdichas propias de cada día,  se sumergían en los seriales y el radioteatro, (el cuadro de actores de Radio Madrid se creó en 1942), los programas de variedades y  los concursos. La programación aparecía plagada de mensajes publicitarios: de Colacao, Okal, Gallina Blanca, Flan Chino Mandarín, Fundador y es que la publicidad patrocinaba casi todos los espacios. En el ámbito local, resulta destacable mencionar en  estos años en Radio Requeté  el concurso del «cantante desconocido» donde participaban aficionados  de diferentes géneros. La entrega de premios de la 1ª edición del concurso se celebró el 21 de diciembre de 1944 en el cine Alcazar. Otro hecho destacable fue el concierto del Orfeón y la Pamplonesa retransmitido desde el quiosco de la plaza del Castillo en la noche del 30 de agosto de 1945  en homenaje a Joaquín Larregla que había fallecido hacía poco tiempo. Estas instituciones musicales junto a «Los Amigos del Arte» solían actuar con cierta regularidad ante los micrófonos de la emisora. El asesor religioso de la radio era el Padre Carmelo, impulsor de la Institución Cunas (cuya primera referencia en prensa es de 1938) quien solía organizar festivales benéficos para la Institución en el Gayarre, algunas de cuyas entradas se recogían en la emisora. La vinculación entre la radio y esta entidad benéfica se remonta a estos años 40 y en las representaciones teatrales infantiles, obra del fraile carmelita,  aparecían ya nombres como Gregorio González Moreno, «Don Goyo», Carlos Alzu Eguaras, «Caral», las hermanas Corcuera, Eva Zabalza (Tere Corcuera y Mª Eva Zabalza, primero orfeonistas y más tarde coralistas),  Pedro Martín Balda, Silvano Baztán, etc.

¿Quienes actuaban en la radio de entonces?, tenores como Francisco Casas o sopranos como Angeles Senosiain,  como Tere Corcuera y María Eva Zabalza, integrantes de la primera composición de la Coral de Cámara de Pamplona, violinistas como José Antonio de Huarte que también fue conferenciante y crítico musical en la emisora, el citado Pedro Martin Balda, el famoso cartelista de las pancartas de las peñas que era además violinista y cantante en el Orfeón o Antonio Alvira Llorente, los pianistas Puri Villar y Pedro Lasheras, el violoncello José Beunza, etc. A veces algunos de ellos se juntaban en grupos o asociaciones artístico literarias como «Atalaya» o la «Peña Domingo». Detrás de ellas encontramos, además, de alguno de los citados, otros  nombres como el tenor Cecilio Resano, el escritor  y más tarde político nacionalista Carlos Clavería, al industrial de la plaza José Les,  y otros como Agapito Urrutia, José Biurrun, María Camino, Michelena, Campos, etc. En estos años la radio no emitía durante toda la jornada sino durante unas cortas franjas horarias, de 13 a 15 horas, de 18 a 19,15 horas y de 20.30 a 24.00 horas. Su contenido variaba algo cada día pero contaba, uno u otro día,  con los siguientes ingredientes: música clásica, música de baile y ligera: valses, música de banda,  pasodobles, fragmentos de operas y zarzuelas, conexión con Radio Nacional para dar el «parte», emisiones infantiles, carteleras, el programa del oyente (discos dedicados), radio teatro y las primeras novelas,  emisiones litúrgicas desde el Seminario Conciliar (desde el 1 de febrero de 1946 se empezó a retransmitir diariamente la Misa desde la Catedral), alguna sección femenina, alguna charla religiosa o de orientación familiar, pero también había recitales, emisiones en directo, se emitían programas relacionados con el séptimo arte, los toros, los deportes, la bolsa, etc. Se cerraban las emisiones con el himno nacional. En momentos puntuales había programaciones extraordinarias bien relacionadas con la Navidad (plagada de coros de villancicos),  las Javieradas o  la semana santa y su programación religiosa, etc. Aquellas primeras novelas tenían títulos como «La vida empieza a medianoche», «Felipe Derblay», (que fue  un gran éxito), «Noches de ladrones» o «Dos horas en blanco». Estaban en antena de seis a ocho semanas,  de lunes o martes a viernes,  en horario de 21,15 a 21,45 horas. Entre las muchas firmas comerciales de la época estaban  Casa Tarpuy de la calle Comedias, Hijos de Marino Santesteban o Casa Tarsicio Ortiz que patrocinaba «Saski naski».

En 1958, Radio Requeté establecía su primer convenio de asociación con la SER que supuso un cambio sustancial en su programación y en sus contenidos. En 1963, los equipos emisores se trasladaron del centro de la ciudad, todavía estaba la emisora en la avenida de Franco, a Cizur erigiendo una antena de 68 metros con dos emisores, uno de OM y 2 kilovatios de potencia y otro de FM, de 350 vatios, que se sintonizaba en el punto 92,1 Mhz del dial. En 1964 la programación de la emisora se iniciaba a las 9 de la mañana, en 1967, lo hacia a las 7,45 y se cerraba a las 24.00 y más tarde lo hizo a la 1.20 de la madrugada. La Frecuencia Modulada contaba inicialmente con una programación musical de cuatro horas, diferente, salvo dos espacios,   a los de la Onda Media y que se amplió a diez horas en 1965-66, aunque la mayor parte del tiempo compartían programación.

Tras la apertura se anunciaban los programas de la emisora para ese día. Hasta la aparición de «Matinal Cadena Ser», el 28 de septiembre de 1964, la mañana la ocupaba la música, hasta antes de las 12.00,  en que se emitía la primera radionovela o serial, luego llegaba el «Angelus», el programa «Radio Bolsa», «Exitos de ayer y de hoy», «Discomanía», «Pamplona Flash» (un espacio de entrevistas cortas que estuvo realizando durante un tiempo Iñaki Gabilondo),  y otros espacios hasta llegar al «Diario hablado» de las dos y media de la tarde, luego, en la sobremesa «Mientras fume el cigarrillo», «Felicidades con música» y desde las 16,15 tres radionovelas de media hora de duración cada una. Tras ellas, nuevos programas musicales como «Cancionero»,  «Música en la noche», el rezo del «Santo Rosario» (aunque hablaré de este asunto en otra entrada,  en el rezo del rosario,  emitido al menos desde 1952,  y en otros programas religiosos emitidos desde esta emisora tuvo su origen la emisora Radio Popular), algún concurso y antes del diario hablado de las dos de la tarde un noticiario local, (los boletines horarios de Radio Nacional se empezaron a emitir desde 1963),  un programa de información deportiva, más música y el espacio «Ustedes son formidables» (el programa duró hasta 1977),  para finalizar con la lectura de los programas del día siguiente y el cierre de la emisora.

En  espacios  como  «Fogonazos Deportivos» los partidos de Osasuna, los resultados de la jornada y las quinielas, contaban con la característica voz del ya mencionado Carlos Alzu,  acompañando a Don Goyo. Carlos Alzu como Don Goyo con el que compartió tertulias y espacios deportivos trabajaba en el sector bancario, concretamente en el Banco de Bilbao. Formaba equipo a veces en estas lides del deporte y sobre todo del futbol con otras personas como Enrique Estremad, más conocido como «Don Blas» al que yo asocio más bien  a los espacios taurinos, Patxi Ruiz, Indalecio Diaz, José Javier Garayoa «Boliche» (vinculado sobre todo al mundo del ciclismo) o Julio Roncal. Por cierto, Garayoa como Don Goyo y Carlos Alzu hicieron radio teatro en la emisora, durante las largas décadas en que la dirigió el tío Ramón. Ese curioso equipo de nombres que he citado refiriéndome a los espacios deportivos montaba también partidos en beneficio de la Institución Cunas.

En 1969 surgía el espacio «Navarra actualidad» y en 1975, «Egunon Navarra». El primer espacio de la mañana local tuvo diferentes nombres a lo largo del tiempo como «Buenos días» o «Primera hora». «Matinal Cadena Ser» era un macroespacio que incluía a su vez programas realizados en cadena y otros por al emisora local, entre los primeros «El hombre del tiempo» con Mariano Medina, entre los segundos «Noticiario Local» y «Comentario a la ciudad», completado con más noticias, reportajes y entrevistas, deportes, música, etc. Por otra parte, el 31 de enero de 1972, se empezaba a emitir «Hora 25». Al igual que «Matinal» fue idea de Antonio Calderón pero lo conducía Manuel Martín Ferrand. El magazine de hora y media, se iniciaba con una rueda de emisoras de la cadena donde se daba la temperatura de cada ciudad  y se aludía  a la información municipal más destacable, seguía con la información deportiva (ahí surgiría la estrella de José María García) y terminaba con una mesa-debate o entrevista con temas fronterizos a la política. Supuso un pequeño soplo de aire fresco en el férreo control de la información que ejercía el Régimen a través de Radio Nacional.  Había en estos años 60 programas de servicio público como las «Necrológicas», la sección de «Pérdidas y hallazgos», información sobre la «Bolsa» o sobre la «Cartelera», programas que continuarán en la transición democrática. Por cierto entre los programas especializados en cine destacaba el «Trailer cinematográfico»,  (estaría en antena desde 1966 a 1981),  que incluía la cartelera y críticas o comentarios a los estrenos de la semana.

No obstante, el mayor tiempo de emisión lo ocupaba la música, todo tipo de música: clásica, ligera, de baile, etc. Entre los más recordados, al menos por mí estarían «Exitos de Ayer y de hoy», «Discomanía», «Mientras fume el cigarrillo», «Cancionero» y «Música en la noche». «Discomanía» era un programa en cadena conducido por el chileno Raul Matas. Estuvo en antena desde 1959 a 1984. «El Gran Musical»  se empezó a radiar en 1966 y por ese espacio desfilaron todas las figuras musicales del momento, que  podéis consultar en la entrada del blog dedicado a la música de entonces.  Se crearon en esos años  las primeras listas de éxitos: «Los 40 Principales» (1966) y «Los Superventas» (1967) que constituirían luego la base de la programación de la FM de la SER. Nombres ligados a «El Gran Musical»  fueron los de Miguel de los Santos, Pepe Domingo Castaño, Pepe Fernández o Pepe Cañaveras. Otra voz de aquellos tiempos fue la de Angel Alvarez y sus espacios «Caravana»,  «Vuelo 605» o «Cita con Angel Alvarez», este más tarde.

En los años 60 nacería la Frecuencia Modulada, con mejor calidad de sonido que la Onda Media e inicialmente especializada en contenidos musicales. Radio Requeté la introdujo en 1963 y aunque inicialmente ofrecía programación musical autónoma, como hemos visto,  luego ofreció desde 1973-74 salvo el programa «Tardes Musicales» la misma parrilla. Habría que esperar a 1977-78 para contar con una programación solamente musical y autónoma. No será, sin embargo, hasta los años 80 cuando verdaderamente despegue la Frecuencia Modulada en la radiodifusión española. En él ámbito local, Radio Requeté comenzaría a emitir en esos años 60 espacios memorables como «Requeterritmo» (1964-66), «Discofilia» (1965) o «Disco boom». En algunos de ellos colaboró Enrique de Cía, Amestoy, «William» y en alguno de ellos como «Discofilia» y «Requeterritmo» el inolvidable Joaquín Luqui (en «Requeterritmo» junto a Jesús Iragui). Luqui marcharía en 1969 a Madrid, recalando antes en Barcelona,  formando parte de los programas musicales más importantes de la cadena.   Luqui forma parte de la historia de la música y de la radio musical de este país. Luqui había estado antes en la Radio Popular de los inicios y escribía una sección de música en «El Pensamiento Navarro» que se llamaba «Ritmorama». Eran los tiempos en que explotaron los grupos de música pop de nuestra ciudad, algunos de los cuales he recordado recientemente en otra entrada del blog. Además de los espacios citados no debemos olvidar «Ritmorama» (1964), «Musical 13.30» (1966), «Al compás», «Musical fin de semana» y especializados como «Felicidades con música» (discos dedicados), «Ronda de Hispanoamérica», «Pista de baile» o la música vasca en «Abesti berriak».

Los domingos por la tarde era la hora de «Carrusel Deportivo». Surgió en 1953 bajo la dirección de Vicente Marco que lo conduciría hasta 1978. En el ámbito local destaca sobre todo «Gran deportivo» nacido en 1973 de la mano del  fallecido (lo hizo el pasado año 2020) Javier Martínez de Zuñiga, la voz de los deportes en Radio Requeté (luego Radio Pamplona). A los seriales  que forman parte de nuestros recuerdos radiofónicos  les dediqué una entrada independiente en el blog con el nombre de La hora del serial (1960-1975). Caso aparte de los seriales aunque con sus mismas voces fue el programa semanal, se emitía los jueves,  de «Matilde, Perico y Periquín», en antena desde 1955 a 1971. Como los seriales y los programas musicales había en esos años infinidad de concursos y espacios patrocinados. Recuerdo sobre todo «La casa por la ventana» (1967), «Avecrem y vuelta al mundo», «El auto de la fortuna», «Un piso para usted», «Siga la pista», «Dinero a domicilio», etc.  A los concursos en estudio de los años 40 y 50 les siguieron los concursos por teléfono de los 60 y 70. Joaquín Prat, José Luis Pecker o Juan de Toro son nombres vinculados a algunos de esos espacios. Patrocinaban programas o  promocionaban sus productos con espacios propios  marcas como Colacao, Avecrem, Nocilla, Zahor, Potax, Stralux, Ponds, Nivea, Norit o Gior por citar unas pocas. Entre los programas de variedades (con humor, concursos, música, entrevistas…) de esta época,  estaban el fin de semana «Tarde de Sábado» o  «Hoy es domingo», «Fin de Semana» o «Fin de fiesta». A fines de 1966 nacía «Mediodía Cadena Ser» que incluía un conocido concurso «El pototeo» de Juan del Toro. Gila, Pepe Iglesias (El Zorro) o Tip y Coll eran algunos de los humoristas que se asomaban a las ondas.

Entre las emisiones religiosas estaban la retransmisión de la Santa Misa,  desde alguna iglesia del centro de Pamplona, el rezo del Santo Rosario y la transmisión del Angelus. En Navidad y Semana Santa, toda la programación sufría un vuelco y las ondas se llenaban de música sacra o villancicos, sermones, escenificaciones y retransmisiones religiosas. La historia se teatralizaba en algunas ocasiones,  con la colaboración del cuadro de actores de Radio Madrid pero el hecho es que la radio también era un vehículo de divulgación de la salud, la cultura, el arte, la historia, los grandes sucesos y los grandes personajes de esta o  la educación, en general,  con el «Bachillerato Radiofónico», los premios «Holanda» con Joaquín Pelaez. Había hasta un método de lengua vasca en las ondas de Radio Requete en 1965. El espacio «salvavidas» o de solidaridad más famoso fue «Ustedes son formidables» en antena desde octubre de 1960 a junio de 1977, conducido por Alberto Oliveras. Por último y antes de hablar de dos espacios históricos locales me referiré a los programas femeninos, muy variados en sus contenidos, desde una receta a un consejo sentimental, pasando por temas como la moda en el vestir o la belleza: Entre sus título: «Para tí, mujer», «La cesta de la compra», «Confidencias SER», «Tiempo de belleza», «Cosas de casa», etc. En 1971 dejaba la dirección de la emisora Ramón Urrizalqui y la asumía Enrique Huarte Salvatierra. El 12 de enero de 1972 Radio Requeté trasladaba sus estudios del nº 4 de la avenida de Franco, donde estaba desde 1941, ( esto es durante 31 años), al nº 17 de la calle Yanguas y Miranda. Finalmente, por lo que se refiere a su titularidad, el 14 de enero de 1974 se creaba la sociedad familiar “Radiodifusión Navarra, SA”, propiedad de la viuda de Ramón Urrizalqui y de los hermanos Huarte. En el año 2003, la emisora abandonaba sus estudios en el centro de Pamplona, donde había permanecido también durante otros 31 años, y se trasladaba al polígono de Aizoain, donde continua en la actualidad. Un año más tarde, en 2004,  la emisora era vendida a la SER.

Desde el origen de la emisora, allá por 1933, siempre se emitieron programas infantiles; en los años 60, Joaquín Pelaez conducía en las mañanas de los domingos  «Todo para los chicos» y el jueves se emitía en el circuito local «Micrófono infantil», un espacio creado por Don Goyo. El programa pronto pasaría a la mañana del domingo sustituyendo al espacio de Peláez. Por este espacio y los estudios de Radio Requeté pasaron a lo largo de sus casi 30 años de vida,  cientos de niños pamploneses que pretendían demostrar  sus cualidades artísticas y musicales. El estudio de la radio tenía unas cincuenta butacas y estaba esas mañanas abarrotado. Asistían al estudio decenas de chavales, desde 4 a 17 años, aunque actuaban en torno a una quincena. En sucesivas actuaciones y eliminatorias se otorgaban diferentes premios y regalos a los participantes y ganadores.

Gregorio González «Don Goyo» había comenzado a hacer teatro radiofónico en Radio Requeté antes de ir a la mili. Corría el año 1942. tenía 17 años. Con 14 había entrado a trabajar de botones en el Banesto, donde permanecería más de 20 años,  trabajo que complementaba con la emisora, por las tardes. Uno de sus primeros espacios fue «El consultorio romántico del profesor Don Goyo» y empezaba a las tres de la tarde, (el nombre de Don Goyo se lo puso el tío Ramón); en dicho espacio aconsejaba a muchachas con problemas amorosos, vamos como el «Consultorio de Doña Elena Francis» pero sin tomárselo tan en serio. Al comenzar los años 60, Don Goyo se dedicaría ya solo a la radio,  creando  infinidad de espacios como «Discofilia» (aunque parece ser, según Don Goyo,  que fue idea de un tal Aurelio Vecino, si bien fue el realizador), «Gran Deportivo», «Iruñerías» o el citado «Micrófono Infantil y juvenil» (bieeenn), uno de los programas de más audiencia de la emisora  y de la radio navarra. En torno a 1967, inventó el espacio presanferminero «Ya falta menos». Un espacio histórico y pionero en su género,  (el de la participación ciudadana),   fue el mencionado espacio de participación ciudadana «Iruñerías». Nació en 1970 y estaba conducido por Valen Esparza y Pilar Martínez. Inicialmente se emitía el sábado,  a las 14,15, tras el informativo nacional. En 1971 pasó a las 16.00 horas. La gente llamaba a la emisora, en directo, para mostrar su opinión o protesta sobre cualquier tema, sólo estaba vetado hablar del Gobierno, Franco,  el Príncipe o el Ejército. Aparte de eso, se podía hablar casi de cualquier cosa: temas sociales, laborales, etc.,  lo que le ocasionó algún que otro problema, alguna llamada  de atención, incluso, insultos y amenazas. Como «Hora 25» fue uno de esos programas por entre los que se filtraba alguna brizna de libertad en aquellos tiempos. Don Goyo hizo todo tipo de espacios: concursos, publicidad (quien no se acuerda de sus ocurrentes pareados publicitarios), etc. Además fue actor aficionado en el cine y en el teatro local, este último con «El Lebrel Blanco». Tras su jubilación,  al comenzar los 90, colaboraría,  primero en Radio Nacional y posteriormente en Radio Popular. Falleció el 1 de noviembre de 2010.

No sé porque pero me viene a la mente junto a «Micrófono infantil y Juvenil» otro espacio que se llamaba «Conoce niño Navarra», creo que era un espacio divulgativo sobre nuestra comunidad que contaba con un concurso. Era un espacio vinculado a la figura de Amparo Toro. Amparo fue directora de las Escuelas de San Francisco y  promotora de los espacios infantiles de Radio Requeté. El citado espacio  que se empezó a radiar en 1967 estaba patrocinado por la Caja de Ahorros Municipal, cuyo director era entonces José Javier Urmeneta. El  programa se iniciaba al son de la «Ezpatadantza de Amaya» de Jesús Guridi  y contaba de dos partes: la primera era una exposición de un tema relacionado con Navarra, su historia, costumbres, tradiciones, etc. y la segunda parte era el concurso,  en el que se realizaban varias preguntas relacionadas con la exposición anterior que los niños tenían que contestar enviando las respuestas a la emisora. Entre los acertantes había varios premios y,  al finalizar el curso,  se realizaba con los ganadores una excursión de dos días conociendo alguno de los lugares de los que se había hablado en los programas. Para concursar había que tener una cartilla escolar en la Caja Municipal. El concurso fue premiado por el Ministerio de Información y Turismo en dos ocasiones:  1968 y 1972. Amparo falleció el 26 de noviembre de 1987 cuando estaba preparando el programa del domingo siguiente.

Muchas son las sintonías que yo recuerdo de esta radio pero entre ellas destacaría, además de la mencionada «Ezpatadantza» de Guridi,  la «Biribilketa» de Gainza asociada a  espacios publicitarios locales y a programas sanfermineros o el «En Forma» de Glen Miller asociada a programas deportivos, como «Fogonazos». No la recuerdo porque era muy crio, pero la cabecera de «Discofilia» era la famosa música de los «Cuatro Muleros» que popularizaban en esos años «Los pekenikes». Hay un antes y un después en la pequeña historia de la radio en España. En octubre de 1977, un decreto eliminaba la censura previa sobre los programas radiofónicos, censura que había durado 40 años. El decreto tiene fecha de 6 de octubre pero tres días antes la SER, cadena a la que estaba asociada Radio Requeté,  fue la primera en desconectar de Radio Nacional y en ofrecer el primer informativo propio de las 14.30. Más tarde se añadiría el de las 20.00 horas, inaugurando un horario que imitarían el resto de cadenas radiofónicas. Estos Informativos SER tomarían el nombre luego de «Hora 14» y «Hora 20». El informativo de las 22.00 horas era más corto. La estrella de la noche era sin embargo «Hora 25» que empezaba a las 23,30 si bien en 1984 pasó a las 23.00 horas. Además incorporó una de las primeras tertulias «La trastienda» en antena hasta 1986. Muchos son los nombres vinculados a este programa: tras Martín Ferrand vinieron Basilio Rogado, José Joaquín Iriarte, Angel de la Vega, Rafael de la Torre e Iñaki Gabilondo, Gerardo González, Fermín Bocos, Javier González Ferrari y Manuel Campo Vidal. «Matinal SER» ampliaba su horario en 1989 en una hora, de 6 a  9 de la mañana pero desde 1984 ya incorporaba desconexiones locales. La radio había ganado credibilidad. Sintonizaban la radio más de 16 millones de personas, recuperando parte del terreno que le había arrebatado la televisión. La noche del 23 de febrero de 1981 fue la noche de los transistores, como recordamos más de uno de aquella fatídica jornada. Surgen las grandes estrellas de la comunicación: Gabilondo, García, Del Olmo, etc. La radio de ámbito nacional desplaza los contenidos locales, la música se traslada a la radio-formula de la FM, la radio se tecnifica, pero va perdiendo poco a poco esa cercanía a su entorno más próximo.

En julio de 1976 Radio Requeté adquirió un equipo emisor de Onda Media de 2 Kw transistorizado y más tarde, en octubre de 1978,  se instaló una emisora estereofónica de 1 Kw. Finalmente, en noviembre de 1979 se montó una emisora de FM de 5 Kw de potencia que se ampliaría más tarde a 6 kw. El 23 de noviembre de 1978, como consecuencia de la aplicación del Convenio Internacional de Frecuencia de Ginebra de 22 de noviembre de 1975, pasó a emitir en 1584 Kilociclos. El 1 de mayo de 1984 Radio Requeté cambiaba de nombre para llamarse Radio Pamplona. No pudo recuperar el nombre original porque otra emisora ya había registrado el nombre un año antes. En 1989 pasaba a ser la SER en Navarra, manteniendo su autonomía administrativo-económica. En 1991 a las tres horas de «Matinal» se sumaban las dos de «Hora 14» y las cinco de «Hora 25» que comenzaba a las 19.00 horas. Era una programación dominada por la información de todo tipo. En el ámbito local las desconexiones informativas corrían a cargo de nuevas y veteranas voces, entre las primeras Elvira Obanos, Fernando Nieto, entre los segundos Javier Pagola, Valen Esparza y Javier Martínez de Zuñiga. A partir de septiembre de 1992 «Matinal SER» se reducía de 6 a 8 de la mañana mientras el programa «Hoy por Hoy» de Iñaki Gabilondo ganaba esa hora. En futuras entradas hablaré también de otras voces que aunque empezaron en otras emisoras también recalaron en Radio Requeté-Radio Pamplona como Carlos Pérez Conde o Teodoro González, entre otros.

En la época de la transición, la emisora se caracterizó por los espacios informativos y los de participación del público, además de demostrar una especial sensibilidad para incorporar espacios en euskera. En 1983, la Onda Media de Radio Requeté emitía durante las 24 horas, si bien el 60% del tiempo estaba en cadena. Desde 1978, antes del «Informativo SER» de las 14.30 se emitía un informativo local de media hora de duración y de 15,15 a 16,00 el programa «Batzarre», patrocinado por la CAN y compuesto por noticias, entrevistas, reportajes, parte de ellos en euskera. Estuvo en antena una década hasta 1988. Lo conducían Javier Pagola y Mikel Bujanda. Pagola, recientemente fallecido, había entrado en la emisora en 1969, con 20 años. A Bujanda le recordamos, sobre todo,  por todos aquellos espacios y microespacios en euskera que  que se encargó de dirigir y conducir, con el objetivo de hacer del euskera un medio de comunicación normalizado e integrado, conociendo su época de máxima expansión de 1979 a 1989 («Jokoak», «Ordu Erdi», «Emanaldi», «Solas Jolas», etc). Ellos dos,  junto a Esperanza Soroa constituían parte del equipo de informativos. A Soroa le recordamos por sus entrevistas y cafés-tertulias de sobremesa. De 1982 a 1988 los informativos locales cambiaron de nombre y se concentraban en tres grandes espacios: «El día por delante», a las 8,45, «Batzarre» a las 15.00 horas y «El día fue así» a las 22.10 horas. Posteriormente los espacios informativos locales de mañana se intercalarían en sucesivas desconexiones entre las noticias nacionales e internacionales de «Matinal Cadena SER». En 1983 se incorporó tras el Angelus «Ahora mismo en Navarra» que en 1985 pasaría alas 13,15 horas.

Los antiguos programas de servicio público se agruparon bajo el nombre genérico de «Area de servicios»,  a partir de 1988,  y se incorporaron nuevos espacios como  «El mercadillo» o  la retransmisión del «Sorteo del cupón pro-ciegos» o relacionados con el mundo inmobiliario. Surgieron espacios dedicados al agro («El hombre del campo»), el mundo del motor («Contacto»), la pesca («Onda pesquera») u otros que recogían la tradición de la radio del automóvil («Caravana de amigos)». Continuaron los deportivos «Carrusel…» con el partido de la jornada y «Gran Deportivo» (este hasta 1992),  y surgieron «Extragarcia» y más tarde en ese mismo horario «El larguero» (1989) con José Ramón de la Morena. En el circuito local a Martínez de Zuñiga se uniría Chus Luengo que luego recalaría en Onda Cero. Como en la información general, la deportiva se iría diluyendo dentro de los grandes bloques de información en cadena. Surgieron lo magazines matinales,   en 1983  «Onda media: Aquí la Ser» sustituido en 1987 por «Hoy por Hoy», seguido de su extensión local, el «Hoy por Hoy Pamplona», pero en esta década también hubo otros magazines locales y en cadena: reportajes, concursos, entrevistas y presencia en la calle en ¿Qué pasa aquí», entrevistas en «El café de las 4» de Esperanza Soroa, «Pamplona de mi querer», «La tarde es nuestra», en 1988, «A la tarde SER» (hasta 1989), aun se seguía emitiendo «Iruñerías». Y el fin de semana, desde 1988, «A vivir que son dos días», con Concha García Campoy.

Mientras la información dominaba la programación ya desde el comienzo de los 80 la  música se fue trasladando a la Frecuencia Modulada, sobre todo desde 1978,  y los seriales y programas religiosos desaparecieron por completo. Cabe citar durante algún tiempo el revival de la llamada canción española en «Coplas de mi SER», a cargo de Carlos Herrera o el resurgimiento del humor en la radio si bien con otra orientación, más política, «La Verbena de la Moncloa», el equipo de «Lo que yo te diga» o personajes como «Doña María» de Luis Figuerola Ferreti, «el señor Casamatjo» de Xavier Sarda, las imitaciones de los políticos por Pedro Ruiz («Que se ponga») o Javier Capitán, etc. Cambiaban también las fórmulas publicitarias, patrocinando una o varias firmas programas o bloques programáticos. El cine, la salud, la ciencia, la tercera edad («Ilusión 60», «Club Edad de Oro») también contaron con sus programas. Y aparecieron también en los 80 los espacios de madrugada: «Medianoche», «De la Noche a la mañana» o «El loco de la Colina». Como ya he dicho, desde 1977-78 la FM contó con una programación autónoma que se extendía desde 9.30 a la 1 de la madrugada, ampliada luego (1984) de 7 de la mañana  a 3 de la madrugada. Junto a las listas de éxito tenían cabida la música clásica, el jazz y otros ritmos. Era voces de este canal musical, «Boby» Roberto Gómara y María José Ciordia. A finales de los 80 las listas musicales de la Ser y un par de espacios más copaban toda la programación. En 1988, las emisoras FM de la cadena pasaban a denominarse «Cadena 40 Principales» y casi toda la programación se realizaba y emitía en cadena. Este año comenzaron a emitir sus programas vía satélite. En 1989 la FM emitía en frecuencia 92.2 y con potencia concedida de 6 Kw. El 1 de Febrero de 2019, la antena que daba servicio a Radio Pamplona, en la frecuencia de 1575 Khz, se apagó para siempre en OM.  El  7 de Febrero de 2020, desmontaban la antena, tardaron  5 o 6 horas.

Fotos por orden de aparición: Nº 1. Cruce de la entonces Avenida de Franco (hoy de la Baja Navarra) con la calle Bergamín. 1975. Idoia Zabaleta, Nº 2: El Tío Ramón junto al Padre Carmelo en algún acto benéfico en favor de la Institución Cunas. Aprox. mediados de los años 50, Nº 3. Representantes de los medios de comunicación junto con el presidente de Osasuna. De izquierda a derecha: Arturo Gracia, Gregorio González «Don Goyo», Mario Echeverria «Conde Calixto», Emilio G. Ganuza (presidente de Osasuna), Carlos Alzu «Caral» y José A. Barber «Fido», 1970. www.futnavarra.es. Federación Navarra de Futbol. Nº 4: Sorteo de una cesta gigante para el programa «La hora blanca» con un propósito benéfico. 1968, Nº 5: Alberto Oliveras. Conductor del programa «Ustedes son formidables», de https://parecequefueayer.espaciolatino.com/. Nº 6: Soporte conmemorativo del 40º aniversario del espacio «Hora 25» de https://historico.prnoticias.com/ Nº 7: Joaquín Luqui, de https://www.efeeme.com/ Nº 8: Angel Alvarez en una tienda de discos de Nueva York, Cortesía de Adela Gutierrez. Sin datar. Nº 9: Enrique de Cía Amestoy, más conocido como «William», Nº 10: Portada de la revista musical «Disco Expres» editada en Pamplona por José Luis Turrillas y  Joaquín Luqui. el 1º número salió el 15 de diciembre de 1968. Nº 11, 14 y 15: Javier Martínez de Zuñiga, Don Goyo y Valen Esparza. Archivo Diario de Noticias, Nº 12: Donde estaban los estudios de Radio Requeté, desde 1972 a 2003,  hay actualmente una farmacia con servicio de 24 horas, Nº 13: Espacio infantil de Radio Requeté de Pamplona, probablemente de principios de los años 40, Nº 16: Emisión del programa de radio «Conoce Niño Navarra» en los micrófonos de Radio Requeté de Pamplona. Años 60, «Mujeres que la Historia no nombró». Ayuntamiento de Pamplona. 2005.  Nº 17. Amparo Toro de Alvarez, educadora, directora de las Escuelas de San Francisco y creadora del programa «Conoce, niño Navarra». Archivo familiar Alvarez Garde. Mª Rosario Garriz Yague En «Mujeres que la Historia no nombró». Ayuntamiento de Pamplona. 2005.  Nº 18: Iñaki Gabilondo en los inicios del programa «Hoy por Hoy», Nº 19: Invitación a los estudios de la SER para asistir al espacio El Larguero. 1996, Nº 20: Antena de Radio Requeté, Nº 21: Mikel Bujanda ante los micrófonos de «Euskalherria Irratia», Nº 22: Javier Pagola recibiendo un galardón. Años 80. Diario de Navarra, Nº 23: Esperanza Soroa, Nº 24: José María García, Nº 25: Concha García Campoy en su programa «A vivir que son dos días», Archivo ABC. Nº 26: Javier Capitán y Luis Figuerola Ferretti. Archivo Cadena SER y Nº 27. Jesús Quintero, «El loco de la colina». 1983. Agencia Efe.