El dinero en el viejo Pamplona y cuanto costaban las cosas en aquel entonces (1958-2008)



En este ir y venir del presente al pasado, y del pasado al presente, no podemos olvidarnos de algo tan prosaico y al mismo tiempo tan sustancial e inevitable en nuestras vidas cotidianas como el dinero, ese dinero que en pequeñas cantidades constituía nuestra paga, ese primer dinero que ganamos en nuestro primer trabajo, ese dinero con el que nuestros padres pagaron el piso en el que pasamos una buena parte de nuestras vidas, ese dinero con el que compraron aquellos primeros electrodomésticos, el coche, y tantas y tantas cosas. Haré un repaso desde aquellos lejanos años de los últimos 50 y primeros 60 hasta el año 2008, por acotar un periodo redondo de medio siglo. No quisiera saturarles con demasiadas cifras pero es inevitable darlas. Junto al artículo repasaré todas las monedas y billetes que conocimos en aquellos años, rescatando sus formas, diseños y colores. Si, veremos los colores de aquellas monedas y billetes rompiendo el tradicional blanco y negro de las fotografías de este blog de recuerdos.

A nuestras manos  de niños llegaban viejas monedas acuñadas en otros tiempos: monedas de 5, 10, 25 y 50 céntimos de peseta, céntimos que apenas tenían valor en aquellos años, pero el suficiente para la compra de nuestros pequeños juguetes y chuches en la Patxi, en Marcelo Celayeta.  Las monedas de menos valor apenas pesaban, como si su ligera aleación fuese pareja al valor de la moneda. Recuerdo sobre todo la moneda de 50 céntimos con aquel agujerico en medio, la eterna y rubia peseta, la moneda de dos pesetas, la moneda de 2,50, el duro, las 25 pesetas o las 50 pesetas, estas parecían toda una fortuna y se guardaban para compras mayores, más sustanciosas, algún libro, por ejemplo. El primer billete que recuerdo de aquel entonces era el de 100 pesetas, cuyos cuatro diseños que recuerdo (el de Goya (1946), Julio Romero de Torres (1953), Becquer (1965) y Falla (1970)  reflejo en esta entrada por orden cronológico (del de Goya alguno vi, aunque no demasiados). También había entonces una voluminosa moneda de 100 pesetas. 
Las primeras pagas de nuestra infancia, casi adolescencia, se nutrían de ese escueto billete de 100 pesetas. Posteriormente la paga subiría a 500 pts y en torno a 1980 ya llevábamos un billete de  1.000 pts en el bolsillo (225 pts nos costaba la entrada del Club Natación). De todos estos valores   dejo  también aquí los billetes correspondientes, con sus imagenes más conocidas:  en los billetes de 500 la del pintor Ignacio Zuloaga, (1954) y la de Jacinto Verdaguer, (1971) y en los de 1.000 pts, la de los Reyes Católicos (1957), San Isidoro (1965) y José de Echegaray (1971). En 1975 el billete de más valor era el de 1.000 pesetas, luego un año más tarde, en 1976  saldría el de 5.000 pesetas (cuyo billete también incluyo, con la imagen del rey Carlos III). Tras el franquismo, los billetes mayores (de 1.000 y 5.000 pts, con las imagenes, en el primer caso de Galdos y Pizarro y en el segundo del rey Juan Carlos y Cristobal Colón) se hicieron algo más pequeños que sus homólogos del pasado, probablemente para ir ajustando el  tamaño al valor facial, al aparecer algún otro de mayor cuantía como el billete de 10.000 pts (con la imagen del Juan Carlos). 

También en esa época apareció otro billete nuevo, este de 2.000 pts, rojo, con la imagen de Juan Ramón Jimenez y más tarde  con la imagen de Jose Celestino Mutis,  mientras nuevas monedas iban conviviendo y luego  sustituyendo a los billetes de menor valor: de 100 y 500 pts. Por cierto, recuerdo que a finales de los 70 había en circulación un billete de 500 pts, con la imagen de Rosalía de Castro. Hacia tiempo que habían desaparecido los céntimos, pero surgían nuevas monedas como la de 10 pesetas o la de 200, por cierto también recuerdo que hubo un billete de 200 pts de color rojo, con la imagen de Leopoldo Alas Clarin. Con el euro, surgieron los billetes de 100 euros (16.638 pts) y de 500 euros (83.193 pts) que se sumarían a los más pequeños de 5, 10, 20 y 50 euros que no reproduzco por su nulo interés, los tenemos todos en el bolsillo…aunque, dados los tiempos que corren, en pequeñas cantidades. 


Y después de repasar los diferentes billetes y monedas veamos que podíamos hacer con ellos analizando, en primer lugar, los salarios de aquellos años. Tras la guerra civil el país atravesó un largo y penoso proceso de empobrecimiento. No fue hasta los primeros años 60 en que se produjo el relanzamiento de la economía, tras un periodo de dura postguerra, cartillas de racionamiento, ostracismo en la política internacional y autarquía en lo económico. La renta per capita, entendida como capacidad adquisitiva, no recuperó, al menos en las ciudades, el nivel del año  1934 hasta 1960. En la década que va de 1936 a 1946 hubo una reducción  de los salarios reales de al menos el 25%, mientras la inflación en el período 1936-1942 llegaba al 274%. Por supuesto que los salarios crecieron en ese periodo (un 150%) pero fue mucho mayor el crecimiento de los precios. Para ponderar el peso de los salarios habría  que compararlo con el de los precios en ese período. 

En 1934, antes de la guerra, el sueldo medio estaba entre las 300 y las  500 pesetas al mes y los alimentos más necesarios costaban entonces: 1 kilo de pan, 0,65 pesetas; 1 kg de carbón, 0.25 pesetas; 1 kg de azúcar, 1,65 pesetas; 1 kg de patatas, 0,25 pesetas; 1 kg de arroz, 1 peseta; 1 litro de leche, 0,70 pesetas; 1 litro de aceite, 1,60 pesetas. En cuanto a la ropa: una camisa, 7,50 pesetas; un traje bueno, 150 pesetas aunque también se podía encontrar por menos, por unas 80 o 100 pts; un par de zapatos, 22 pesetas; un corte de pelo, 0,25 pesetas; un periódico, 0,10 pesetas, un reloj de pulsera 125 pts, un menú en un buen restaurante o una entrada al Teatro unas 2 pts, una bicicleta, unas 200 pts y un coche 4.500 pts.


En 1958, teníamos una inflación del 40% y un sueldo mensual era de unas 1000 pesetas al mes. Cinco años más tarde, en 1963 el salario mínimo era de 1.800 pesetas al mes. La inflación fue bajando y en 1965 era ya del 14% y el salario mínimo mensual de 2.500 pts mensuales. En 1969 el salario mensual era de 3.060 pts, en 1974 de 6.750 pts y en 1975-76 de  10.200 pts, aunque el salario medio era sensiblemente superior,   unas 20.000 pts, en 1978, el salario mínimo era de 18.000 pts y un sueldo medio llegaba casi a las 30.000, pts mientras que en 2008 el salario mínimo rondaba las 82.460 pts (unos 496 €) y el sueldo medio estaba en torno a los  1.500 euros al mes. Veamos, a continuación,  la evolución de los precios a lo largo de estos últimos 50 años, agrupando los capítulos de gasto en diferentes apartados. Comenzaremos  por 1958 y veremos algunas variaciones posteriores, con indicación del año o años:




Entretenimiento:
  • Una revista ilustrada como “La Actualidad Española”, costaba en 1958, 5 pts si bien en  1963-65 el precio de las revistas oscilaba entre las 8 pts de “Sábado Gráfico” y las 10 de “Triunfo”.
  • Un periódico costaba en 1958, 1,50 pts, en 1965,  2 pts, en 1971, 4  pts y  en 1974, 8 pts. (“El Caso” costaba algo menos, 6), en 1976, “El País” costaba 10 pts, en el año 2001: 150 pts y en 2008: 1 euro (166,36 pesetas).
  • Un tebeo  costaba 2,50 pts en 1958, en 1975, 5 pts y en 2008, 4 euros (664 pts).
  • Un libro de tapas duras y sobrecubierta costaba en 1975 en torno a las 500 pts, mientras que en  el  año 2000 ese mismo libro costaba 2.500 pesetas.
  • Una entrada de cine costaba en 1958, 2,50 pesetas, en 1971, entre 12 y 17, aunque en las grandes capitales podía llegar a 22 pts las salas de estreno y bajar a 11 las más baratas, en 1975-76, el precio de la entrada oscilaba entre las 60 y 100 pts, según capitales y en el año 2000 entre 700 y 900 pts, mientras que en el 2008 se situaba entre los 7 y los 9 euros (1.200-1.500 pts).


Viajar:
  • Un billete de tren a Madrid, costaba unas 400 pesetas en 1958, y unos 60 euros (10.000 pts) en 2008.


Comida:

  • Un litro de leche costaba en 1958: 4 pts, en 1975: 20,95 pts, en 2000: 98 pts y en 2008: 0,96 € (159,73 pts)
  • Un litro de aceite costaba en 1958: 16 pesetas, en 1975: 72 pts, en 2000: 375 pesetas, y en 2008: 3,29 € (547,40 pts)
  • Un kilo de patatas costaba en 1958, 2,20 pts,  en 1975, 7 pts, en 2000: 115 pts,  y en 2008: 0,80 € (133,10 pts)
  • La barra de pan costaba en 1958, 2,50 pts., en diciembre de 1971: 3,5 pts, en 1975:   9 pts,   en 2000: 50 pts y  en 2008: 0,88 €,146,41 pts
  • Un kilo de azúcar costaba en 1958: 11 pts,  en 1967, 10 pts, en 1975, 36,95 pts, en 2000, 145 pts y en 2008, 0,93 € (154,73 pts)
  • Un kilo de arroz costaba en 1958, 11 pts y en 2008, 1,10 € (183,02 pts)
  • En 1968, el lomo embuchado estaba a 300 pts el kilo, un precio absolutamente prohibitivo pero la merluza congelada estaba, sin embargo,  a 11 pesetas. En febrero de 1976, un estudio de la revista ‘Ciudadano’ calculaba que el presupuesto mínimo de una familia con dos hijos era de 634 pesetas al día (en 2008 era de casi 7.000), de las que 295 pts se dedicaban a alimentación, lo que suponía cerca de 108.000 pts al año. En el año 2008 superaba las 600.000 pts al año. El gasto medio anual en vivienda en este período ha pasado de 26.000 pts al año a casi 800.000 pts


Ropa:

  • Una camisa costaba en 1958, 150 pts, en 2008, 40 euros (6.655,44pts)
  • Unos vaqueros de hombre costaba en 1975, 3.500 pts, en 2000, 7.500 pts
  • Un par de zapatos costaba en 1958, 140 pts, en 2008, 60 euros (10.000 pts)
  • Un traje costaba en 1958 1.500 pts, en 2008, 250 euros (41.596 pts)





Otros servicios:
  • Un corte de pelo costaba en 1958, 8 pts, en 2008: entre 15 y 20 euros (2.500-3.500 pts)
  • Quince días de vacaciones en Marbella costaban en 1965 4.500 pts. Por poco más de 100.000 pts uno se daba la vuelta al mundo en 1975, en 2008 necesitaba un millón.
  • Una comida en un restaurante de postín costaba en 1975, 2.000 pts, en el año 2000, entre 12 y 14.000 pts
  • En 1958, la lotería daba un premio gordo de 3 millones de pesetas, en 1975 de 120 millones de pesetas, en 2008 de 3 millones de euros (casi 500 millones de pesetas)
  • La bajada de bandera de un taxi en 1975 era de 20 pesetas mientras que en el año  2001 estaba entre 150 y 180 pesetas


Electrodomésticos:

  • Una lavadora (de turbina) costaba, en 1958, entre 4 y 6.000 pts
  • Una nevera Philips de 2 puertas  costaba en 1965, 40.000 pts y la de una puerta entre 10 y 18.000 pts. A medida que crecía la demanda fueron bajando los precios: en 1976, un frigorífico costaba en torno a las 12.000 pesetas y una lavadora automática económica unas 15.000 pesetas
  • Un lavavajillas que en 1975 costaba unas 45.000 pts cuesta en el año 2000 unas 65.000 pts
  • Un televisor Marconi de 20 pulgadas  en 1963 costaba unas 20.000 pts,  (a mil pesetas la pulgada), en 1973, unas 25.000 pts, en 1975, un televisor de 12-14 pulgadas, 10.750 pts, en 2000, entre 25 y 27.000 pesetas
  • En 1973 una cámara de fotos costaba unas 3.500 pts y un tocadiscos, 6.388 pts.

Vehículos:

  • Una moto vespa costaba en 1958 entre 17 y 19.000 pesetas mientras que una moto similar  estaría en 2008 por encima de los 3.000 euros, (unas 500.000 pts)
  • Un coche, por ejemplo, un Seat 600, costaba en 1958 unas 65.000 pts (unos 15.000 euros al cambio actual). Luego, los coches bajaron de precio. En 1971 el precio de los coches oscilaba entre las 65 y las 120.000 pts: un Seat 600 costaba 65.000 pts, un Seat 850 75.900 pts y un Seat 124D, unas 115.000 pts, en 1972, un Renault 5 costaba unas 131.810 pts. En 1975 el precio de los coches había subido, situándose entre las 200 y las 300.000 pts: el automóvil más vendido ese año fue el Seat 127. Costaba más de 300.000 pts. el coche más barato del mercado en los años 70 era el Citroen 2 caballos que costaba 216.000 pts seguido del “Cuatro Latas, el Renault 4” que costaba 234.296 pts. Hoy un coche de gama media está entre el millón y medio y los dos millones de pesetas.

Vivienda:
  • No es  una percepción subjetiva sino un hecho constatable el enorme incremento del precio de la vivienda. En los últimos 27 años, esto es, de 1985 a 2012 el precio de la vivienda creció en España  una media de un 578,5%, osea se multiplicó por siete, tres veces el índice de inflación acumulado en ese período. Esa subida sería mayor si solo contamos hasta el año 2007, año de inicio de la crisis, pues el incremento fue casi de un 800% en ese período, más de cinco veces el índice de inflación acumulado en ese periodo. En 1998 era bastante común encontrarse un piso de 60 o 70 metros por apenas 10 millones de pesetas. Años más tarde ese piso valía el doble e incluso el triple. El periodo de mayor especulación inmobiliaria fue el comprendido entre los años 2002 a 2006. En Pamplona, en los últimos 25 años ha crecido el precio de la vivienda más de un 700%. 
  • Si nos vamos hacia atrás en el tiempo, un piso de 70-80 metros cuadrados en la Rochapea, podía costar en 1968 poco más de 200.000 pts, en 1978, ese piso costaba en torno a un millón, aunque también podían encontrarse en esa época pisos por algo menos 600 o 700.000 pesetas, en 1988, el piso costaba 4 millones, en 1998, 12 y en 2008, conozco algún caso de un piso en esa misma zona que se llegó a pagar 36. Hoy, seis años más tarde nadie te da más de 20 y eso si tienes suerte. En la calle Iturrama, en 1973-74 podía comprarse uno un piso de más de 100 metros cuadrados por apenas 3 millones de pesetas, 30 años más tarde ese mismo piso lo podías vender por 60. Fueron los años felices del pelotazo inmobiliario.

Pero hagamos un balance ¿Cuánto ha subido la vida en los últimos cuarenta años, exactamente desde que murió Franco?. Los precios se han multiplicado en este período por 15 de media en productos como el pan, el cine o los coches, mientras que la renta per capita disponible lo ha hecho solo por cinco. Es verdad que el salario mínimo es 30 veces mayor pero la percepción generalizada es que, tras la subida del euro, se han incrementado muchísimo los precios de las cosas mientras no han subido en igual medida nuestros salarios. 
Sobre este asunto del incremento del coste de la vida puede haber diferentes opiniones y sesudos debates. ¿Era más facil ahorrar antes que ahora?. Pues si tenías la fortuna de tener un buen sueldo tal vez si. Se vivía de forma, por lo general, mucho más austera (¿filosofía de vida o necesidad?), como he dicho en alguna entrada. ¿Está la vida más cara ahora que antes?. Pues depende.

Es evidente que por lo que se refiere a la vivienda, antes se podía pagar el piso en un plazo más o menos razonable de años de tu vida. Hoy en día necesitas vida y media para pagar la hipoteca. Es verdad que algunos bienes de consumo, fundamentalmente pequeños electrodomésticos, son relativamente accesibles si los comparamos con el pasado, pero esto se debe fundamentalmente al exponecial crecimiento de la demanda de los productos que facilita la bajada de precios de estos. La incorporación de nuevas partidas de gasto, sobre todo en el ámbito del entretenimiento (telefonía movil, internet, otros servicios de pago, etc,) que antes no existían, no contribuyen a llegar fácilmente a final de mes. No obstante, creo que el nivel de vida medio de la población ha mejorado (siempre y cuando no hayas tenido la desgracia de caer victima de la actual crisis). Repasando las partidas de gasto que aparecen en esta entrada, hay algunos gastos que se han abararatado comparativamente hablando y otras que son, por contra, mucho más gravosas. El debate, siempre polémico y multifacético está abierto. Que cada uno saque sus particulares conclusiones.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *