Plazas y calles de ayer y hoy: La plaza de San Francisco (1905-2005)

 

La plaza de San Francisco es una de las plazas de la que más recuerdos y cariño tengo del Casco Antiguo. Sin ser plaza mayor, -ese título solo lo tiene la plaza del Castillo- es, sin embargo, una de las plazas más grandes del Casco. Se construyó a partir del ensanchamiento de una estrecha belena y del derribo de las construcciones que había junto a ésta. En el siglo XVI se habían levantado en el lugar la iglesia del Convento de los Franciscanos, la Cárcel y el Consejo Real. Entre estas construcciones, el Convento, por un lado y la Cárcel y Consejo Real, por otro, había una belena, prolongación de la actual belena de San Miguel, llamada Belena de San Francisco, que se prolongaba por el resto de belenas (hoy calle Eslava) hasta el Postigo de las Carnicerías (donde está situada la Fuente de Descalzos). Las dos fotografías que acompañan este párrafo ilustran los dos grandes edificios que se erigen en los verdaderos protagonistas de esta plaza: las Escuelas de San Francisco, en  1911, con la plaza ya creada y  el edificio de “La Agrícola”,  en  1913,  instalando el letrero del “Grand Hotel”.

 

En 1849 se había derribado la iglesia del convento de los Franciscanos y se ensanchó la belena hasta los muros del convento, exactamente hasta donde hoy esta la fachada de la Escuelas. En la foto de la izquierda vemos el edificio del antiguo convento, a finales del siglo XIX, visto desde la calle Nueva. Ya en aquella época buena parte del viejo convento se había reconvertido en escuelas, por un lado, y en Almudí o almacén de granos, por otro. En 1883 se daba nombre de Hilarión Eslava a la vieja prolongación de las belenas antes citadas. El antiguo convento se cedió a la ciudad, que erigiría, en 1902, las escuelas de San Francisco que fueron terminadas el 9 de mayo de 1905. A finales de 1909 se derribaron los edificios de las antiguas Cárceles Reales y el Consejo Real, entonces Audiencia Territorial. La fotografía de la derecha pertenece a ese año, 1909,  y si se hace zoom sobre la foto se podrá ver , con más claridad, que en el momento de tomar la foto ya se ha iniciado el derribo de estos edificios, empezando dicho derribo por la zona más cercana a la plaza del Consejo. Ese año el Ayuntamiento decidió llamar a la nueva plaza,  Plaza de Agustín Blasco, en honor de un antiguo alcalde, sin, por lo que se ve, ningún éxito popular. Durante un tiempo se le llamó popularmente y en la prensa como Plaza Nueva, también Plaza de las Escuelas, hasta que finalmente, en 1926, se presentó una propuesta para llamarla Plaza de San Francisco, siguiendo, como casi siempre, la costumbre del pueblo  que había empezado a llamar  a esta plaza por el nombre del santo de Asís. Oficialmente, desde 1916 y hasta 1930, la plaza se llamó plaza del Príncipe de Viana, año en que este título se trasladó a la Plaza Circular del Ensanche.
En cuanto a la ornamentación de la plaza, cabe señalar que en 1926 varios frailes franciscanos solicitaron al ayuntamiento sustituir la estatua alegórica de la Diosa Ceres, diosa de la beneficiencia o abundancia, por un monumento en honor a San Francisco de Asís. La estatua de la diosa de la beneficiencia era conocida popularmente como la Mariblanca; diseñada por Paret se había colocado en esta plaza en 1912. La estatua había coronado, anteriormente, la fuente central de la plaza del Castillo hasta 1910. Hasta 1920 estuvo sobre un jardincillo, año en que se suprimió éste y se lució con cemento la base del pedestal de la estatua, (tal y como vemos en una foto de Rafael Bozano de 1926, en el quinto párrafo de la entrada). En 1927 se trasladaba la estatua de la Mariblanca a la Taconera, inaugurándose el 25 de septiembre el monumento en honor a San Francisco, obra del escultor Argaya, con la presencia del general Primo de Rivera. En las fotos que acompañan el párrafo podemos ver una toma casi desde la misma posición, la de la izquierda, es de 1911, con la plaza recién creada, tras ser derribados la cárcel y la audiencia, los árboles acaban de ser plantados y no se había colocado aún la Mariblanca. La foto de la derecha es de 1914 con los arboles más crecidos, los jardincillos plantados y la estatua de la diosa colocada en mitad de la plaza.
Si hay un edificio que domina la plaza, al margen del de las Escuelas es el edificio de La Agrícola, uno de los edificios más bonitos de la ciudad. El edificio fue obra del arquitecto de San Sebastián, Francisco Urcola y se construyó entre los años 1911 y 1912. En la foto de la izquierda, de 1911, podemos ver el vallado que acota el solar justo antes del inicio de las obras.  En este edificio tuvo su sede la Sociedad de Banca y Seguros “La Agrícola” que quebró unos pocos años más tarde,  en 1925. El 26 de mayo de 1913  se inauguraba en este edificio el “Grand Hotel”. La foto de la derecha pertenece  a este año y como una de las primeras fotos de la entrada (las dos de Aquilino Garcia Dean) recoge el momento de la colocación del gran cartel en su tejado.  El hotel fue promovido  por la sociedad  Mendizabal, Gorriz y Cia pero a pesar de su impecable factura y magnífico servicio no tuvo éxito y en 1918 se traspasaba al dueño de La Perla que tampoco logró que prosperase, viéndose obligado a su cierre en 1934. Los bajos de este edificio han tenido a lo largo de la historia diferentes usos administrativos. En la parte que da a la calle Nueva, de 1914 a 1924, estuvo el Gobierno Civil. Durante la Guerra se ubicó en los bajos la Junta de Transporte. De 1942 a 1964 La Comisaria de Abastecimientos y Transportes. En 1966 la Dirección de Agricultura y Ganadería de la Diputación y desde octubre de 1972 a septiembre de 2010 la Biblioteca General de Navarra. En la primera foto de la izquierda, del siguiente párrafo, de Javier Gallo, vemos el bajo de La Agricola visto desde la calle Ansoleaga, más concretamente, desde el edificio de la Cámara de Comptos rodeado por una verja, tal y como estaba 50 años antes, cuando aun estaba abierto el Gran Hotel. Corría, en esta ocasión el año 1967.
Pero la plaza, como tal,   y sus edificios pueden contarnos más historias. Durante décadas la plaza mantuvo la apariencia que vemos en la foto de Galle de finales de los años 60, que aparece en el siguiente párrafo. La estatua de San Francisco, presidiendo la plaza sobre un jardincillo protegido para evitar que los chavales pisasen el jardín, y alrededor una bancada circular en la que se sentaban, según épocas y horas del día,  las madres y los chavales que salían de la escuela, o los jóvenes estudiantes que salían de la biblioteca a hacer un pequeño descanso y charlar o fumarse un pitillo. Había circulación rodada que circunvalaba toda la plaza. En 1992 se construye un parking vecinal, con plazas para el Hotel Maisonnave que levantó cierta polémica. La estatua del Santo se cambió de lugar, colocándose frente a las Escuelas. De esta obra del parking aparecen, en los siguientes párrafos de  esta entrada varias fotografías, tanto de su construcción como de su  posterior reurbanización, pertenecientes a Jose Luis Zuñiga (febrero 1992, inicio de las obras) y Mikel Goñi (en color, de diciembre de 1992 con las obras avanzadas y de octubre de 1993 con la plaza urbanizada). En 1998, desestimada la opción de ubicar la Biblioteca General en el baluarte de Parma, (en las Huertas de Santo Domingo), se barajó el solar de las escuelas de San Francisco como lugar idóneo para la nueva Biblioteca General. De hecho el Gobierno de Navarra habilitó el antiguo Colegio de Teresianas de la calle Mayor para trasladar a los alumnos de San Francisco. El traslado contó con la oposición de los padres que argumentaban que los alumnos no cabían en el nuevo centro: la matricula se había casi triplicado desde 1997, en que había 100 alumnos a los casi 300, de ese momento. En diciembre de 2003, el Gobierno de Navarra desistió de su propósito, a pesar de la cuantiosa inversión realizada en Teresianas (por su compra y posterior rehabilitación) y decidió ubicar la nueva Biblioteca General fuera del Casco Antiguo. La última foto, de la plaza,  con el edificio de La Agricola y la Biblioteca General en sus bajos es de comienzos del año 2000.
En la plaza, tanto en su cara norte como en su cara sur,  hay edificios de viviendas de noble apariencia, junto con otros más normales. En un edificio central de su cara norte, creo recordar que tenía su vivienda, en Pamplona, el escritor Pablo Antoñana. En la cara sur, Caritas es propietaria de otro noble edificio y junto a él los hermanos Echauri, artistas y galeristas, mantienen una bonita casa museo. A finales de los años 60, en un solar propiedad del marques de la Real Defensa, que veíamos en la fotografía de Galbete de 1966, del párrafo anterior,  se erige un moderno edificio de viviendas en cuyos bajos creo recordar tuvo un pequeño parking el Hotel Maisonnave hasta la construcción del parking subterráneo. Entre este moderno edificio y la Cámara de Comptos se erigió la nueva plaza de los Comptos Reales, en uno de cuyos bajos hubo, durante bastante tiempo, unas dependencias de la Institución Príncipe de Viana. La Institución también ocupó, durante varias décadas, el edificio de Comptos. En el 1º piso de esta plaza, que pese a todo sigue siendo Ansoleaga, tenía su sede la Asociación de la Prensa de Pamplona, hoy Colegio de Periodistas de Navarra, en cuyas oficinas pasé algún tiempo, preparando la tesis de licenciatura,  allá por el año 1985-86. También en esta plaza, en la esquina con la calle Eslava, tuvo su sede,  durante doce años, (de 1999 a 2011), la oficina de Turismo del Gobierno de Navarra que la trasladó ese año a la Avenida de Roncesvalles, si bien para cerrarla este año pasado (2014) al abrir el Ayuntamiento la suya propia en la plaza del Ayuntamiento.
Recuerdos personales tengo muchos de esta plaza: los más antiguos, alguna inspección o revisión sanitaria allá por los primeros años 70 en el edificio de las Escuelas, cuando estudiaba en las escuelas del Ave María; Los primeros escarceos con las chicas de la capital, precisamente de la plaza de san Francisco, corría el año 1977; Largas tardes de estudio o investigación en la sala de lectura de la Biblioteca General. Seguramente si de horas se trata, habré pasado, sin dudarlo, muchas más en esta plaza o sus inmediaciones que en la plaza del Castillo. Respecto a la ocupación por actividades de esta plaza, recuerdo alguna esporádica actuación sanferminera, allá por los años 80, -me imagino que no se repitió porque se quejarían los vecinos-, algún mercadillo de vida fugaz, y una temporada complicada, afortunadamente superada hoy en día, con unos incómodos inquilinos que serían sustituidos posteriormente por una alegre y ruidosa chiquillería, jugando en los columpios de la plaza. Hoy la plaza resulta un lugar amplio, cómodo, agradable, soleado, de la que únicamente echaría en falta una dotación de mayor alcance que la limitada biblioteca de barrio que abre unas pocas horas al día en el antiguo local de la Biblioteca General; vamos,  una Biblioteca especializada en la Ciudad, como existe en otras ciudades, tendría en este lugar su ubicación perfecta.
De los establecimientos que recuerdo de la plaza, uno de los más celebres seguramente sería el Restaurante Basaburua. El restaurante se fundó en 1960, inicialmente en el 2º piso del nº 20 de la calle Ansoleaga, trasladándose al nº 16, a la planta baja en 1987. Hoy está regido por la tercera generación. Otros establecimientos serían la tienda de regalos Regains, que ocupa actualmente la herboristería Errobi, la tienda de Calzados Tilo, la Alimentación San Francisco, la relojería Ganuza en la esquina con Eslava,  hoy ocupada por una empresa de rehabilitación. Ya en la calle San Francisco, donde la antigua oficina de turismo, se ha instalado, hace poco, una moderna franquicia de pastelería, Panus y un poco más allá ya lleva algún tiempo una de las tiendas Texartu, antiguamente creo que era una tienda de discos y junto a ésta la Taberna Calixto. En la esquina noroccidental de la plaza, cerca de la calle Eslava, estuvo durante mucho tiempo un kiosko de prensa, que en los años 90 se renovaría y ampliaría, incluso con una de las entradas peatonales al parking y que hoy se ha convertido en un baño público.
Fotos: de izquierda y derecha y de arriba abajo: Fotos 1, 3, 4, 5, 6, 7 y 11: J.J. Arazuri (Pamplona, calles y barrios), Fotos 2 y 8: Aquilino Garcia Dean, Foto 9: Javier Gallo, Foto 10: Rafael Bozano, Foto 12: Vicente Galbete, Foto 13: Galle, Foto 14: José Luis Zuñiga, Fotos 15, 16 y 17: Mikel Goñi.

6 opiniones en “Plazas y calles de ayer y hoy: La plaza de San Francisco (1905-2005)”

    1. Hola Laura. Yo recuerdo la relojería Ganuza al menos desde 1996 (que por cierto hace no mucho, un par de años que se trasladaron a San Antón). No pongo en duda que antes de los Ganuza estuviesen los de la joyería Tierra pero no me acuerdo de ellos. Solo señalo aquellos establecimientos que me acuerdo de varias décadas a esta parte. ¡Ya me gustaría conocer todos los establecimientos que ha habido en el Casco Antiguo en el pasado siglo, pero no soy tan mayor como pudiera parecerle algun@ por las épocas y temáticas que trato en el blog!.

    2. Hola Charli yo te lo decia porque como hablabas de años tan antiguos…para q lo supieras,yo tampoco soy tan mayor pero la joyeria Tierra era de mi abuelo y mi padre despues se la quedaron Ganuza un saludo

  1. Hola, me encanta tu página! Una matización (una tontería) Mas o menos en SF del 96-97 si hubo orquestas en San Francisco. Lo recuerdo porque acababa de volver de viaje de estudios de Cuba y actuó 'El médico de la salsa' que en cuba era un dios.
    ¿vas a hacer sobre calle San Miguel? Recuerdo con cariño La Casa del Maestro, Nuevas Galerías….

    1. Pues me han bailado las fechas o los recuerdos en mi mente. Yo creía recordar alguna actuación de salsa, no se si estaba esponsorizada por Ron Cacique o alguna marca similar, pero pensaba que había sido antes…
      En cuanto a la calle San Miguel, la entrada ya está hecha (busca la entrada de las calles San Antón y San Miguel) y algún día de estos seguramente la recordaré o pondré el vínculo en la página del Facebook de Memorias….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*