Imagenes del ayer: Estampas sanfermineras de unos turistas americanos en los años 60

Recupero una vieja sección fotográfica, la de Imagenes del Ayer. En esta ocasión rescato casi una treintena de fotografías de unos turistas americanos a su paso por   el viejo  Pamplona y los Sanfermines de mediados de los años 60. Sus fotos nos dan mucha más información de lo que puede parecer en un principio. Las primeras fotografías están tomadas desde el Hotel de los Tres Reyes, establecimiento en el que probablemente se alojase nuestros desconocidos turistas. En ellas y en una secuencia de cuatro fotografías, con una visión consecutiva casi panorámica, podemos ver en el primero, desde la Rochapea al norte, en una luminosa y despejada amanecida, con el monte San Cristobal al fondo y la iglesia de San Lorenzo en primer término  y un poco más allá la plaza de Recoletas; en la segunda,  la parte central del Casco con el convento de las Salesas y el Palacio del Marqués de Vesolla en primer término y junto a ella la vieja casa donde vivió el escritor Pio Baroja, de niño,  y un poco más allá el gran edificio de las Escuelas de San Francisco, y a su derecha los arboles ubicados en las traseras del antiguo colegio de Teresianas; en la tercera el edificio del antiguo consulado italiano de la calle Taconera, la calle Ciudadela, y parte de Navas de Tolosa, Sarasate y el Ensanche para finalizar con la cuarta fotografía donde podemos contemplar la calle Navas de Tolosa en todo su esplendor y a la derecha algunas de las casas del primer ensanche. De esta primera tanda de fotos algunas cosas han cambiado: la plaza de Recoletas donde, entonces se podía aparcar, el Rincón de la Aduana con el monumento a la Inmaculada en el centro, las casas viejas derribadas al principio de la calle Nueva, entre ellas la ya citada casa donde vivió Baroja, el frontal del hotel de los Tres Reyes con la rotonda de Navas de Tolosa inexistente entonces y algunos edificios del primer Ensanche, como alguno situado en la calle General Chinchilla, concretamente el inmueble de Cervezas Cruz Azul y El Aguila que sería derribado para instalar allí en 1981, la Jefatura Superior de Policía.

                

En esta segunda tanda de fotografías tomadas desde el edificio en cuyos bajos se encuentra actualmente Óptica Joaquín Alforja y Gutierrez podemos ver diferentes instantáneas del encierro, antes y tras el paso de los toros, en la plaza del Ayuntamiento y enfilando la calle Mercaderes. En la primera, se percibe la poca luz ambiental existente, justo en esa hora en que la noche deja paso al amanecer, con el recorrido repleto de público, en la segunda vemos a los corredores, sin toros  a la vista, pocos segundos antes de que llegue la manada, en esta se percibe con claridad el mural turístico que decoraba la medianera de la entonces todavía existente vieja Casa Seminario; en la tercera se ve la manada corriendo ordenada con un recorrido bastante despejado y en la cuarta y última vemos la manada a su paso por Mercaderes justo enfrente de los antiguos Almacenes Unzu desaparecidos hace casi una década que ya para entonces, incluso algunos años antes, ocupaban cuatro edificios consecutivos de la calle, a partir  del local inicial con el que comenzaron a finales del siglo XIX.

              

En esta tercera tanda de fotografías, vemos diferentes momentos de la fiesta, los gigantes en la zona del Rincón de la Aduana y principio de la calle Nueva, un grupo de improvisados acordeonistas a su paso por la calle Zapatería cerca del Palacio del Conde de Guendulain, tres de los cuatro turistas que presumiblemente componían nuestro grupo de turistas (formado por dos matrimonios o parejas) en la plaza de Recoletas, junto a las casetas de los ajos, una tarde en las terrazas de la plaza del Castillo, un partido de pelota en el Labrit, un grupo de turistas americanos en Casa Marceliano y sendas fotos de  animados bailes nocturnos que no he conseguido ubicar. En la primera unos jóvenes parece que bailan alguna danza vasca al son del txistu y el tamboril y por lo menos, en el extremo izquierdo de la foto se ve alguna chica. En la segunda fotografía aparece un nutrido grupo de muchachos, bailando aparentemente con la música de alguna de aquellas canciones pop de la década, pero  las chicas brillan por su ausencia lo que llama poderosamente la atención,  si  comparamos estas instantáneas de mediados de los 60 con unos pocos años más tarde donde las mujeres comenzaron a participar del mismo modo y con la misma intensidad que los hombres de la fiesta.

            

              

En esta cuarta tanda de fotos contemplamos diferentes imagenes de la ciudad, en la primera foto, vemos la plaza Príncipe de Viana, con algunos pocos automóviles de aquella época, entonces no había problema de trafico, al final de Conde Oliveto podemos divisar los cuarteles militares cerrando lo que luego a partir de 1971 sería el inicio de la avenida del Ejército y también al final de Conde Oliveto pero a la izquierda se puede vislumbrar la estación del Plazaola-Irati, aproximadamente una década después de su cierre; en la segunda foto vemos  la plaza del General Mola, con el edificio del Gobierno Civil a la izquierda y la casa de las Hiedras, a la derecha, ese edificio que, como hemos visto en otra entrada del blog, se demolería con dinamita en el año 1974. La tercera foto corresponde a la ronda del Obispo Barbazan, con parte del conjunto catedralicio a la vista, el palacio arzobispal al fondo, tomada desde la zona del baluarte del Redin o un lugar muy cercano al menos y la cuarta foto al baluarte bajo de Guadalupe, al fondo los barrios de Rochapea y Chantrea. En este lugar hubo en los años 70 un pequeño zoo, similar al de la Taconera, con algunos ciervos y jabalíes. En la quinta fotografía se puede ver a uno de los turistas fotografiado junto a la reina de color, un guardia urbana tras ellos, enfrente del Rincón de la Aduana, en la sexta se ve a tres de ellos paseando por la plaza del Castillo en dirección a Estafeta, en la septima observamos a un guardia regulando el tráfico en la confluencia de la Avenida de Franco con la calle Olite, justo donde está ubicada la iglesia de San Francisco Javier. Y en la octava, la  fotografía que cierra la entrada ofrece una panorámica de Navas de Tolosa, muy cerca del Monumento a Navarro Villoslada que estaba situado entonces en el jardincillo situado frente al Hotel Tres Reyes, por la calle vemos circulando una pequeña muestra de los coches de aquella época: un jeep Land Rover, un Seat 850, un Seat 1500, un Seat 600, etc.

           

        

Una respuesta a “Imagenes del ayer: Estampas sanfermineras de unos turistas americanos en los años 60”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *