Enseñanza media y superior en el Viejo Pamplona (1842-1989)

Después de hablar, hace seis meses, sobre las escuelas de primaria del Viejo Pamplona, me faltaba referirme a los grados medios y superior de la enseñanza general y hablar de otro tipo de enseñanzas especializadas para completar este capítulo de la Educación. En aquella entrada señalaba algunos colegios privados que impartían segunda enseñanza pero no hablé del centro de referencia de enseñanza media de carácter público que había en la ciudad, me refiero al Instituto Provincial de Segunda Enseñanza, situado en la calle Navarrería y cuya postal de Eusebio Rubio, de 1905, encabeza esta entrada. Erigido en 1842, inicialmente como centro privado y posteriormente como público, dependía de la Universidad de Zaragoza, y ostentaba el nombre de Instituto General y Técnico. El edificio del Instituto fue construido por encargo de la Diputación, en 1865, bajo la dirección del arquitecto Maximino Hijón y su coste fue de unas 625.000 pesetas. Tenía una gran entrada de cuyo fondo se elevaba una elegante cristalera encristalada que llegaba hasta el piso principal. En la planta baja tenía dos patios interiores y tres laterales pequeños y un jardín muy cuidado. El patio principal, convertido en jardín, estaba rodeado por dos galerías o claustros, uno bajo y otro alto, elegantemente decorados y sostenidos por columnas de hierro. El bajo daba paso a varias cátedras y a los gabinetes de Física, Química e Historia Natural. El alto, encristalado servía de paso al Salón de Grados, Secretaría, Biblioteca y habitaciones del director.

El segundo patio del edificio formaba el principal de esta escuela y tenía comunicación con el primero y entrada independiente por la plazuela de San José. En un principio esta parte de edificio estuvo destinada a colegio de internos del Instituto, quedando después para la Escuela Normal de Maestros. En la foto de la izquierda, publicada por José Joaquín Arazuri en su libro “Pamplona, calles y barrios” aparece el edificio de la Escuela Normal en 1935. En la postal  de la derecha, de algunos años antes aparece la parte del edificio que se seguiría dedicando a Instituto Provincial. El patio contaba con dobles arcadas, sobre las cuales había dos galerías que daban paso, con escaleras independientes a las distintas clases de maestros y maestras, habitaciones del director y directora, porteros y otras dependencias. La Biblioteca estaba surtida de obras antiguas y raras, procedentes de los  antiguos conventos de Pamplona. En 1924 la Biblioteca del Instituto contenía más de 30.000 volúmenes. A comienzos de los años 20  el Instituto contaba con 300 alumnos matriculados, duplicando esta cifra a finales de la década. En 1939, tras la guerra civil, la separación de sexos conllevó la división del Instituto Provincial de Segunda Enseñanza en dos centros: el masculino “Ximenez de Rada” y el femenino “Príncipe de Viana” que se trasladaron, a partir de  1944, a su actual ubicación en la plaza de la Cruz, bajo el rótulo de “Institutos de Navarra”. 

En este mismo edificio, como he dicho, en el colegio de internos del Instituto, estaría también, desde 1885, la Escuela Normal de Maestros y Maestras cuya directora, en los primeros años de siglo, fue  doña Mariana Sanz. La Escuela había comenzado a funcionar el 1 de mayo de 1840 en el antiguo convento de San Francisco. En 1843 se había creado la Escuela de Prácticas Aneja a la Normal que tenía su sede, igualmente,  en las Escuelas del Convento de San Francisco y que, después, estaría en las nuevas Escuelas de San Francisco. En la Normal dieron clase personalidades de la cultura de aquellos años como Leoncio Urabayen, Joaquín Maya, Ramón Bajo Ulibarri, Alberto Huarte, etc. En el curso 1922-23 había matriculados en la Normal 236 alumnas en la de Maestras, (300 en 1928), y 46 alumnos en la de Maestros, triplicando esta cifra a finales de la década. En los años 30 los estudios de Magisterio duraban tres años y en el período de prácticas se percibía un sueldo. En los años 40,  con el traslado de los institutos de enseñanza media a la plaza de la Cruz, en el edificio de la plaza de San José quedaron las dos escuelas, la de   maestros, “Huarte de San Juan” y la de maestras “Blanca de Navarra” que en 1967 se integrarían en una única Escuela Normal y, posteriormente, desde 1972, en la Universidad como Escuela Universitaria de Profesorado de Educación General Básica. En el curso 1987-88 cursaron sus estudios en la Escuela de Magisterio 870 alumnos.

El primer intento serio de montar una escuela de artes data de 1828, fecha en la que el Ayuntamiento de Pamplona pone en marcha una Escuela de Dibujo en el nº 80 de la calle Mayor que más tarde se traslada  al antiguo convento de San Francisco y la Diputación promueve, por su parte, la creación del Instituto General y Técnico de Pamplona donde se imparte también dibujo natural y lineal, pero no es hasta el año 1873 cuando, por acuerdo de la Diputación y Ayuntamiento, se refunden los estudios existentes en la Escuela de Dibujo y en el Instituto y se inaugura la Escuela de Artes y Oficios. Su primera sede estuvo en el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza si bien en 1890 se trasladó al edificio de la Alhóndiga, situada inicialmente, desde 1850,  en el Paseo de Sarasate y que luego vendería, el solar,  al Banco de España para trasladarse a un gran caserón en la confluencia de las actuales calles Estella, Yanguas y Miranda y Alhóndiga. este viejo caserón se derribaría en 1965. En la foto de 1963, de J.J. Arazuri, podemos ver el edificio de la Alhóndiga poco tiempo antes de su desaparición. En 1908  dirigía la Escuela  Florencio Ansoleaga y contaba con 350 alumnos. En 1917 la Diputación dejó de tutelar la Escuela y pasó a ser enteramente municipal, creciendo el alumnado y obligando a ampliar el edificio existente. En la década de los 60 se trasladó la Escuela nuevamente a San Francisco, al derribarse el edificio de la calle Estella, si bien algunas clases se impartían también en la escuelas de Compañía.  En 1967 pasó a llamarse Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos. En 1969 se empezó a construir el nuevo edificio que se inauguraría en 1972, en el nº 27 de la calle Amaya, ampliando a lo largo de los años sus disciplinas artísticas. Este centro quedaría como un centro de enseñanza reglada de formación profesional. Hoy en día depende del Gobierno de Navarra. En 2003 los llamados cursos monográficos, (enseñanzas no regladas pertenecientes a la antigua escuela municipal), se trasladaron a la Escuelas de José Vila, redenominando dicha escuela, en 2008, como Escuela de Artes y Oficios “Catalina de Oscariz”. Entre los profesores de la Escuela de Artes y Oficios  estuvieron, a lo largo de su larga historia, nombres como  Miguel Sanz y Benito, Eduardo Carceller y García, Millán Mendía Azpilicueta, Miguel Pérez Torres, Leocadio Muro Urriza, Enrique Zubiri Manezaundi, Gerardo Sacristán, José María Ascunce, Fernando Redón y Juan José Aquerreta.

La Academia de Música fue fundada en 1858  por Mariano García Zalba, exalumno de la Capilla de la Catedral. A principios del siglo XX contaba con 550 alumnos. En ella enseñaron, entre otros, José Luna, Avelina Izco, Emiliana Zubeldia, Gurmensindo Bravo, Felipe Aramendia, etc. Dirigieron la Academia tras su fundador y hasta los años 50, su hijo Mauricio, Joaquín Maya, Santos Laspiur  y Miguel Echeveste. La Academia desapareció al fundarse el Conservatorio de Música Pablo Sarasate. El Conservatorio fue, en cierto sentido, heredero de la Escuela. Y es que en 1956 la Diputación había creado oficialmente el Conservatorio Navarro de Música Pablo Sarasate. El decreto de la creación fue una ampliación del decreto de 1951 que había convalidado la validez, con grado de conservatorio, de la Academia Municipal de Musica de Pamplona.   De hecho, el Conservatorio comenzó su primera etapa en la sede de la Escuela de Música que dirigía entonces Miguel Echeveste. Dirigió el Conservatorio entre 1957 y 1973 Fernando Remacha y tras él Pascual Aldave, Santiago Garay, Miguel Roa, Miguel Angel Navascues, Armida Luengo, Aurelio Sagaseta, Jose Ignacio Martínez Zabaleta, Máximo Oloriz, Fernando Sesma, Salud Bueno y Julio Escauriaza (hasta 2011).  En 1963 se inauguró su nueva sede de la calle Aoiz. 

Junto a la Escuela de Magisterio, en el edificio de la plaza de San José, se ubicaría en el curso 1944-45 la Escuela de Comercio que podía impartir todas las enseñanzas de Profesorado Mercantil. Desde 1972 se transformó, igualmente,  en Escuela Universitaria de Estudios Empresariales, con carácter de diplomatura, pudiendo accederse directamente a la Facultad de Económicas y a la de Empresariales. En el curso 1987-88 había 1.297 alumnos matriculados en la Escuela de Empesariales. A comienzos del siglo XX había algún otro centro de enseñanza especializada:  por ejemplo, la Escuela de Peritos Agrícolas de Navarra con origen en la granja escuela de Práctica de Agricultura de Villava, creada a iniciativa de la Diputación Foral de Navarra en 1914, si bien la Escuela nació como tal en septiembre de 1924 en las dependencias de la citada granja escuela. Junto a este párrafo podemos ver sendas fotos del edificio del Palacio del Congreso Nacional de Viticultura, obra del arquitecto José Yarnoz, inaugurado en julio de 1912 que serían la sede de la citada Escuela. En 1966 pasó a llamarse Escuela de Ingeniería Técnica Agrícola, transformándose en escuela universitaria en 1978, adscrita a la Universidad Politécnica de Madrid. En el curso 1987-88 contaba con 478 alumnos. La Escuela de Graduados Sociales se creó, por su parte, en el año 1959, en los locales de la antigua casa sindical, teniendo como origen los cursos que impartía el Servicio de Formación Sindical para formación laboral de trabajadores. En 1962 se trasladó a la calle Iturralde y Suit. En 1980 adquirió rango universitario, cursando sus estudios, a comienzos de los años 80, 560 alumnos.

También  habría que citar dentro de este apartado de la enseñanza media y superior la impartida en los seminarios: así el Seminario Conciliar, fundado en 1777, ubicado en la calle Dormitalería, tenía a finales del siglo XIX con 600 alumnos inscritos, 110 de ellos internos, el Seminario Episcopal de la calle Tejería, fundado como una sección del Conciliar,  con el nombre de Colegio de San Francisco Xavier,  contaba  60 alumnos (1881) (en la foto adjunta del Archivo Arazuri, publicada en “Pamplona, calles y barrios” podemos ver una foto de dicho seminario en 1936) y el Colegio de San Juan Bautista (1734), de la calle Santo Domingo, esquina cuesta del Palacio, contaba con 12 plazas internas. 

Un precedente histórico universitario en nuestra ciudad sería la Universidad de Santiago, dirigida por los Dominicos entre 1630 y 1771 que fue suprimida por el rey Carlos III. Otro intento de creación de un centro universitario, en este caso de medicina, fue  la creación en Pamplona del Real Colegio de Medicina, Cirugía y Farmacia del Reino de Navarra inaugurado en octubre de 1829, en el antiguo Hospital, hoy Museo de Navarra y que apenas tuvo 10 años de vida. Posteriormente hubo varios intentos desde la Diputación Foral todos ellos fracasados entre los que llama la atención la iniciativa de 1886 en la que la Diputación foral propuso a las de Guipúzcoa, Vizcaya y Alava formar un distrito universitario que tuvo buena acogida por varios ayuntamientos navarros pero que no tuvo finalmente aceptación por las provincias vecinas. Tuvo que pasar siglo y medio hasta que  Pamplona contase con otra Universidad, aunque como aquella o la de Irache,  de carácter privado y bajo el auspicio del Opus Dei.
En efecto, en  abril de 1952 nacía el Estudio General de Navarra, germen de la actual Universidad de Navarra, con la creación de una Escuela de Derecho. El curso con 48 alumnos y 8 profesores se inició en la Cámara de Comptos, como podemos ver en la foto adjunta de la izquierda. Dos años más tarde (1954) se crearon las escuelas de Medicina y Enfermería que tendrían su sede inicial en un pequeño edificio del Hospital de Navarra donde realizarían las prácticas; en 1955, nacía la Facultad de Filosofía y Letras, en la última planta del Museo de Navarra, en unas aulas cedidas por la Diputación foral. En 1958 se creaba el Instituto de Periodismo, convertido en Facultad de Ciencias de la Información en 1971. En 1960 el Estudio General se convirtió en Universidad y ese mismo año comenzó  a construirse, en el naciente campus, el primero de sus edificios universitarios, el Edificio Central (que vemos en una postal a color de Ediciones Vaquero de 1966, a la derecha de este párrafo),  a los que seguirían, en los años siguientes, otros que albergarían las diferentes escuelas y facultades universitarias.  En una foto de la izquierda de este párrafo, datada en 1960, vemos una foto bastante curiosa, el desfile de profesores con toga y birrete, por la cuesta del Museo.  En 1964 se creaban las Facultades de Ciencias (Biología), Farmacia y Arquitectura y en 1987 la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales.  En 1987-88 la Universidad de Navarra contaba con 14.670 alumnos entre todos sus centros (tanto de Pamplona como de fuera).

En 1973 se producía la primera oferta universitaria de carácter público al crearse el centro regional de Navarra de la UNED, con las secciones de Derecho y Filosofía y Letras, si bien el centro asociado había sido creado en 1971 gracias al impulso de la Diputación que había formalizado, incluso un convenio con la Universidad de Navarra para desarrollar el citado centro y creado un Patronato para su gestión. En 1988-89  la UNED contaba con 2.649 alumnos matriculados en Derecho, Geografía e Historia, Filología, Psicología, Ciencias de la Educación, Filosofía, Económicas y Empresariales, Ingeniería Industrial, Sociología, Ciencias Políticas, etc. 

En 1987, el Parlamento Foral aprobaba la creación de la Universidad Pública de Navarra que inició sus actividades docentes en el curso 1989-90, con cuatro titulaciones superiores y dos medias: Ingenieros Industriales, Ingenieros Agrónomos, Licenciados en Económicas y Empresariales y diplomados en Ingeniería Técnica Industrial y Graduado Social, dando cauce a una vieja aspiración histórica de la comunidad. La Universidad contaría inicialmente con los siguientes centros: la  Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, que impartirá los títulos de diplomado en Profesorado de EGB, Trabajo Social y Ciencias Políticas, y las licenciaturas de Traducción e Interpretación, Sociología y Ciencias Políticas; la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (con las diplomaturas de Estudios Empresariales, Graduado Social, Informática de Gestión y licenciatura en Ciencias Empresariales); la Escuela Universitaria de Estudios Sanitarios, con las diplomaturas de Enfermería, Fisioterapia, Logopedia, Podología y Dietética; la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y de Telecomunicaciones, que impartirá primeros y segundos ciclos de ocho especialidades diferentes; la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos, con tres especialidades en los dos ciclos, y el Centro de Estudios de Planificación Territorial. El campus se construiría, finalmente en Arrosadía tras algún intento fallido de llevarla al centro histórico de la ciudad.


Fotos por orden de aparición: Instituto de Segunda Enseñanza (1905). Fotopostal de Eusebio Rubio; Escuela Normal de Maestros (1935). J. J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Instituto de Segunda Enseñanza (1910). Fotopostal de Eusebio Rubio. Escuela de Artes y Oficios (1963). J. J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Jóvenes en la plaza del Castillo (1955). Pachi Calleja. Escuela de Peritos Agricolas de Villava (1924). Archivo General de la Universidad de Navarra. Seminario Episcopal (1936). J. J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Desfile inaugural del curso académico universitario (1960). Archivo General de la Universidad de Navarra.  Escuela de Derecho en la Cámara de Comptos. (1952). Archivo General de la Universidad de Navarra. Edificio Central de la Universidad de Navarra. (1966). Postal de Ediciones Vaquero. Archivo UNED (sin datar). Archivo Universidad Pública de Navarra (sin datar).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*