Mostrando entradas con la etiqueta Etiqueta: Imagenes del ayer y hoy. Mostrar todas las entradas

Imagenes del ayer: Paseo de Sarasate (1910-1976)

Esta es la quinta vez que hablo del Paseo de Sarasate en este blog, que popularmente conocimos durante mucho tiempo como Paseo de Valencia. He hablado de sus comercios en dos entradas del blog, del paso del Irati por su boulevard, de los cambios urbanísticos producidos a lo largo de su historia y en esta entrada pretendo mostrar nuevas imagenes de este emblemático lugar, donde veremos el Paseo desde diferentes lugares y perspectivas. Y lo haré con  una pequeña selección de postales antiguas, de las cerca de ochenta que he tenido la ocasión de ver estos últimos días. Seguiré un orden cronológico, empezando por las más antiguas y alternando las diferentes perspectivas del Paseo. En la fotopostal de la izquierda, de Papelería Moderna, podemos ver el Monumento a los Fueros y a su derecha el viejo edificio del Banco de España, antes de que se construyese el nuevo edificio en 1927, por lo que la foto sea posiblemente del período comprendido entre 1910 y 1915. En la fotopostal de la derecha, de Eusebio Rubio, se advierte,  a la derecha de la instantánea el gran edificio del Vinculo Municipal y el  Caserón de la Casa de Misericordia, por lo que la foto tiene que ser forzosamente anterior a 1918, ya que es en este año cuando se comenzó  a derribar el viejo edificio de los hornos municipales de pan.

En la  foto de la derecha, tomada desde el Palacio de Diputación, vemos, en un primer plano, a la derecha, la farola ornamental que hoy está en el centro de la plaza del Vinculo y que estuvo ubicada en este lugar del Paseo durante 30 años, entre 1928 y 1958, año en que se trasladó a la plaza de la Argentina donde permanecería durante siete años, hasta 1965. Si nos fijamos en el lado izquierdo de la fotografía vemos que ya está construido el nuevo edificio del Banco de España (se acabó en 1927), pero aún no el edificio central de la Caja Municipal (se comenzó  a construir en 1931), por lo que el margen para su datación puede estar bastante ajustado, probablemente sea de 1929 o 1930. La  postal de la izquierda, de Vda de Rubio,  nos muestra el paso del ferrocarril eléctrico del Irati por el lado del Paseo más cercano al Casco. Recordemos que éste desapareció del Paseo de Sarasate en 1930 y como quiera que la mayoría de las postales existentes sobre el Irati son de finales de la segunda década y comienzos de la tercera  la fotopostal  bien podría estar datada entre 1917 y 1925. La segunda postal de la izquierda no he podido datarla con seguridad. Aparentemente se observan aún las catenarias y railes junto a la acera más próxima al Casco, en el tramo cercano a la iglesia de San Nicolás, pero también circulan coches y camionetas, pocos, pero circulan, por lo que la fotografía debiera ser de finales de los años 20 (1928-30). De esa misma época, de finales de los años 20 probablemente sea la segunda fotopostal de la derecha donde observamos, esta vez si, con toda su magnificiencia decimonónica la farola ornamental a la que nos hemos referido anteriormente.

En las tres postales que anteceden a este párrafo podemos contemplar el Paseo de Sarasate desde el extremo más cercano a la Audiencia Provincial. En la primera de ellas, vemos el Paseo de Sarasate culminado, en este punto, por una fuente surtidor acotada por una pequeña valla. Es una de las dos  fuentes  que se habían inaugurado en 1894 y 1895, la otra  estaba situada  frente al Palacio de Diputación, se había colocado un año antes y sería sustituida por el Monumento a los Fueros en 1903. La foto postal, de A. de León,  es de los años 20. La segunda postal lleva el rastro de un matasellos, observamos  la fecha, 1932, y en ella comprobamos  que han cambiado tanto las luminarias, que parecen más bajitas, así como la fuente. La tercera postal, de Ediciones Arribas,  es mucho más reciente, del año 1960, sin la fuente-surtidor de antaño, con esas farolas  que hemos conocido durante largo tiempo, hasta finales del pasado siglo y que pudiera decirse constituían una seña de identidad más de nuestro mobiliario urbano, junto a unos bancos blancos de formas alabeadas.

      

En las cuatro fotos anteriores observamos el Monumento a los Fueros y su entorno más cercano en diferentes épocas de nuestra historia urbana. En la primera vemos un grupo de estatuas reales arremolinadas cerca del Monumento, por delante de los baños públicos, con una de ellas mirando hacia el Palacio de la Audiencia y delante de ella un pequeño jardincillo. En la siguiente foto ha desaparecido el jardincillo pero continua en este lugar ese grupo de estatuas que, como recordamos, en otra entrada del blog, procedían del Palacio Real de Madrid y que serían trasladadas al otro lado del Paseo en el año 1956. Estas dos primeras fotos necesariamente tienen que ser anteriores al año 1951, pues aún se conserva el óculo original en la fachada principal del Palacio que ha sido recuperado hace unos pocos meses por el actual Gobierno de Navarra. En 1951  el escultor Fructuoso Orduna incorporó un grupo escultórico que representaba el escudo oficial de Navarra durante el franquismo con la Cruz Laureada de San Fernando entre dos personajes masculinos con apariencia clásica, ocultando el óculo original.  En 1972, las mencionadas estatuas reales fueron objeto de una curiosa transacción: se permutaron  las estatuas de Fernando VI y de Barbara de Braganza por las de Felipe III de Navarra y García Ramírez. En 1956 cuando se reubicaron las estatuas, se colocaron las nuevas luminarias y bancos a los que me he referido en el párrafo anterior, además del tradicional embaldosado que conocemos. Completan la serie de fotos, una hermosa postal en blanco y negro de los primeros años 60, atentos a los coches aparcados,  y una postal en color, de Ediciones Dominguez Escudo de Oro, de los primeros años 70.

 

Y para finalizar, tres fotografías,  dos de ellas en blanco y negro pertenecientes a los primeros años 50, la primera tomada desde el Palacio de Diputación, atención a la primitiva villavesa  circulando por la calzada más cercana al Casco Antiguo y a los escasos coches que atraviesan las dos calzadas del Paseo y la segunda tomada desde la acerca del edificio del Banco de España, con Casa Baleztena en el centro de la foto, entre la plaza del castillo y la calle Comedias. Parece pasar inadvertida, pero ahí está todavía la farola ornamental, casi a la entrada de Comedias, confundiéndose con el edificio de la citada Casa Baleztena. La última fotopostal, en color, de los años 70, de Ediciones Dominguez, nos muestran el Rincón de San Nicolás con el kiosko de chucherías que conocimos hasta no hace demasiados años en el lugar,  la fachada sur de la Iglesia de San Nicolás con su casa parroquial y al fondo de la foto el desproporcionado y fuera de lugar edificio que sustituyo a la hermosa Casa Navasal. Se hace patente la presencia de muchos más vehículos en el Paseo, coches que nos sumergen por completo en aquella época (un Seat 124, varios Renault 4, un Renault 6, entre otros modelos)

Fotos: Autores y obras referenciadas en el texto de la entrada. Cuando no se cita se desconoce el autor.

Imagenes del Ayer. Videos. Pamplona (1965-1975)

Segunda entrega de la selección de pequeños vídeos realizada por “Memorias del Viejo Pamplona” que nos enseñará, ya no con fotografías sino con imagenes en movimiento, la evolución de nuestra ciudad a lo largo de los últimos 100 años. En este segundo vídeo cuyas imagenes, al igual que el anterior, proceden de los archivos históricos del NODO de Televisión Española, y que fueron recogidas hace 22 años en el recopilatorio “Navarra. Imagenes del siglo: 1940-1991”, vemos algunas imagenes de Pamplona entre los años 1965 a 1975. La mayoría de las tomas son, como veremos,  de los primeros años 70. En ellas se narra la enorme transformación de nuestra ciudad y de nuestra comunidad; una época en la que, en apenas 15 años, se duplicó la población de Pamplona; un crecimiento poblacional  fruto de la mecanización del campo y de la industrialización creciente de nuestra ciudad que necesitaba de abundante mano de obra y que provocó un intenso flujo migratorio, tanto de gentes que procedían de nuestras zonas rurales como de gentes procedentes de otras comunidades españolas. En esos años se construyeron nuevos y populosos barrios, grandes plazas y avenidas y se liberó la ciudad de las instalaciones militares al trasladarse éstas a Aizoain.

La selección se inicia con unas tomas aéreas de la ciudad, que parten de la ciudad histórica, construida y consolidada, del Casco Antiguo y los Ensanches, para sobrevolar la Ciudadela y adentrarse en los nuevos barrios de San Juan e Iturrama, el primero de ellos en fase muy avanzada de desarrollo. Posteriormente contemplamos ya un Edificio Singular terminado (se acabó en 1973), la avenida de Pio XII, el solar de los cuarteles militares junto a Yanguas y Miranda, la construcción de la plaza de los Fueros (1974), el derribo de casas en el Ensanche, (la que aparece en imagen creo que es la Casa de las Hiedras, derribada en 1974, la avenida de Zaragoza, el aeropuerto de Noain (1973), la primera fase de la Autopista de Navarra, la  construcción de la nueva sede central de Caja Municipal,  junto a la avenida del Ejército así como el levantamiento de  nuevos edificios de viviendas  en Pio XII, entre otras muchas imagenes. 
Fuente: Navarra. Imagenes del siglo (1940-1960). 2ª edición. 1995. RTVE y Gobierno de Navarra.

Imagenes del ayer. Pamplona a vista de pájaro en los años 70 (1970-1979)

Cambiamos el blanco y negro de las entregas anteriores por el color en esta nueva entrega de “Pamplona a vista de pájaro” que nos muestra la Pamplona de los años 70, la mayoría de ellas son fotos aéreas de “Paisajes Españoles”. Les recomiendo vivamente que analicen estas fotografías, como he hecho yo, en una buena pantalla de ordenador o si lo hacen en otro dispositivo con el máximo grado de ampliación posible, y tal vez con una lupa para captar la infinidad de detalles que quizás a simple vista puedan pasar desapercibidos. Analizar con minuciosidad estas fotografías supone para los que hemos vivido en esa lejana época un verdadero viaje en el tiempo. Empezaré precisamente por las dos únicas fotos en blanco y negro del reportaje. A la izquierda, encabezando la entrada,  una foto aérea probablemente de finales de los 60 o principios de los 70, donde vemos el nacimiento del barrio de Iturrama. En la parte superior de la foto se observa la puerta de Socorro de la Ciudadela y las casas de Iturrama Nuevo, zona que ha permanecido, sin urbanizar durante muchas décadas hasta su reciente reordenación y construcción de viviendas, en estos momentos.  Todavía no se habían construido las casas donde se encuentra la Jefatura de Tráfico.  Si, en cambio los bloques de casas más cercanos a Fuente del Hierro en su cruce con la antigua carretera de Circunvalación, hoy Vuelta del Castillo. Se observa también el amplio local de planta baja anexo que ocupa hoy el Bingo Ciudad de Pamplona y los otros locales comerciales contiguos. Cruzando en diagonal, entonces era apenas un camino, la caja de la antigua vía del Plazaola, la que sería luego avenida de Sancho El Fuerte y en la parte inferior  lo que posteriormente sería la Avenida Pio XII, entonces carretera a Estella. En la foto de la derecha, de 1970 vemos la entonces carretera a Estella, cruzando en diagonal la fotografía, a la izquierda de la foto el convento de las Carmelitas Misioneras, junto al grupo de torres de la Cooperativa de viviendas Urbasa, debajo, junto a ellas, la futura avenida Sancho El Fuerte. En el cruce de ambas, donde hay una construcción antigua se erigiría la Torre Basoko.
Con mayor nivel de detalle y en color vemos, en las fotos que me anteceden las dos de 1974, esta zona de la ciudad tan diferente a como la conocemos actualmente, lo que se llamaba entonces el Tercer Ensanche, los nacientes barrios de   San Juan e Iturrama. En la primera de ellas, vemos nuevamente el convento de las Carmelitas Misioneras que se derribaría en 1977 para construir en su solar las viviendas de la Agrupación Roncesvalles, tras él, lo que posteriormente sería la Avenida de Barañain y más al fondo la Avenida de Bayona. En la segunda foto tomada en sentido contrario a la anterior, del norte hacia el sur, volvemos a ver la avenida Sancho El Fuerte, urbanizada en su segundo tramo, yo recuerdo una carrera de patines en su inauguración o en fechas muy próximas a su apertura que creo fue en 1973. Aun quedaban amplias zonas del barrio de San Juan e Iturrama sin construir. Para entonces, podemos comprobar que ya se habían erigido  las mencionadas casas de Tráfico, o los primeros edificios en el comienzo de la Avenida Pio XII.

En las fotos anteriores vemos, a la derecha una panorámica aérea de 1976 de buena parte del Ensanche, el Casco Antiguo, una parte de San Jorge y la Rochapea, un tanto diseminada en su estructura urbana tan diferente a la actual, que ha sufrido una enorme expansión urbanística en los últimos 30 años convirtiéndose en el primer barrio, por población, de Pamplona. Entonces los edificios de este barrio se concentraban en torno a unos pocos ejes:  Marcelo Celayeta, Joaquín Beunza, Errotazar, San Pedro. Más allá, entre la Rocha y el Monte San Cristobal no existía ciudad construida, sino amplios campos de cultivo. Hoy en día al norte de la Rochapea y de San Jorge se extienden los nuevos barrios de Buztintxuri y Nuevo Artica. A la izquierda podemos contemplar una desconocida panorámica de parte  de San Jorge y la Rochapea, la foto es nada menos que de 1972. De abajo hacia arriba, los depósitos de la CAMPSA, a su izquierda la fábrica de INABONOS, a su derecha las vías del tren y la Estación del Norte. Desde aquí hacia arriba todo ha cambiado, por completo desde entonces a hoy: de izquierda a derecha en la avenida de Guipúzcoa,  el viejo edificio de ladrillo rojo del Asilo de las Hermanitas de los Pobres y todas aquellas viejas casas al lado de una avenida llena de tráfico, al norte, las fábricas de Perfil de Frio y Talleres Iruña, muy al fondo la fábrica de las Sedas (Matesa) y junto a Cuatro Vientos la Azucarera de Carlos Eugui y la antigua fábrica de Múgica y Arellano.
En la foto adjunta de la izquierda,  de finales de los 70 o primeros 80, cortesía del rochapeano Oscar Beorlegui, se observa una bonita panorámica de lo que algunos llamábamos Rochapea Vieja, es decir la Rochapea que creció sobre uno de los ejes más antiguos del barrio y que vertebraron la antigua Rochapea, la calle Joaquín Beunza. Nada que ver con la actual, que en más de la mitad de su recorrido circula paralelamente a su antiguo recorrido. En esta foto se observan, en la parte inferior de la instantánea, junto al puente de Santa Engracia, parte de la Fábrica Industrias del Caucho y a su derecha el edificio de Villa Miranda, y siguiendo la calle desde el viejo puente, a la derecha, la Casa Ipiña, los antiguos talleres de Frenos Urra, los invernaderos de Huici, y las nuevas construcciones erigidas desde finales de los 50,  enfrente de ellos, y empezando de nuevo desde el viejo puente, en la parte izquierda de la calle, unas viejas casas de primeros de siglo,  la fábrica ICER, un poco más adelante la Casa Aldaz, el colegio de las Mercedarias para terminar con todos los bloques de casas construidas a lo largo de los años 60 y 70. En la foto no se ve pero allí, al fondo,  estuvieron hasta finales de siglo los viejo corralillos del Gas, la fabrica de Sancena, Casa Plácido y tantos y tantos nombres con historia. ¡Qué diferente al panorama actual!. Todavía no se había construido ni el puente de las Oblatas, ni la rotonda cercana al puente, ni la llena de tráfico calle Ochagavía, ni la calle Río Arga, al menos tal y como hoy la conocemos. Por último, en la última foto de la entrada, de 1972, podemos contemplar las dos fases de Orvina, la que se construyó junto al Centro Psiquiatrico San Francisco Javier o como vulgarmente lo conocemos el Manicomio,  y la que se construyó enfrente de la calle Miravalles, al este del núcleo histórico de la Chantrea. Aún quedaban lejos las expansiones urbanísticas de Ezkaba, Ansoain, etc.

Imagenes del Ayer. Videos. Pamplona (1948-1958)

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pues imagínense una imagen en movimiento. Inicio con esta entrada una selección de vídeos que nos sumergirán en la Pamplona de décadas pasadas y que completarán los textos y fotografías de este blog que pretende ayudar  a reconstruir  esa pequeña intrahistoria de mi ciudad, ese cúmulo de recuerdos, vivencias e informaciones que no suelen aparecer, a menudo,  en los libros de historia. En este primer vídeo, cuyas imagenes proceden de los archivos históricos del NODO de Televisión Española, recogidos en el recopilatorio “Navarra. Imagenes del siglo: 1940-1991”, vemos algunos retazos de la Pamplona de finales de los años 40 y parte de los años 50. 

A lo largo de este vídeo y siguiendo un orden cronológico vemos una panorámica de la Rochapea, vista desde las murallas y aun sin desarrollarse, el puente de Curtidores, una fugaz imagen del molino de Caparroso, los fosos de la Ciudadela en un estado bastante deteriorado, diversas imagenes del Ensanche (la avenida Roncesvalles con el edificio de la Vasco Navarra a la izquierda, la plaza Príncipe de Viana, llamada también, en tiempos, Plaza Circular), la plaza del Castillo, el Paseo de Sarasate con aquellos coches de la postguerra, la construcción del barrio de la Chantrea y de las casas de San Pedro, la finalización de la segunda fase del Ensanche (vemos alguna imagen de una avenida Carlos III irreconocible, aun sin finalizar, así como de algunas calles aledañas) y el antiguo ambulatorio General Solchaga, (actual ambulatorio San Martín), recién terminado de construir (allí, en el solar donde se construyó, estaban anteriormente las cocheras del Irati).


Fuente: Navarra. Imagenes del siglo (1940-1960). 2ª edición. 1995. RTVE y Gobierno de Navarra.

Imagenes del ayer. Pamplona a vista de pájaro en los años 40 y 50 (1948-1958)

Esta entrada de la serie Pamplona a vista de pájaro no dispone de una solo foto principal aérea y panorámica sino de una colección de fotos, la mayoría de las cuales retratan el Ensanche en el año 1958. Para su mejor estudio empezaré por esas primeras fotografías de ese año que agruparé en esta primera parte de la entrada. En la primera foto que encabeza la entrada vemos un primer plano aéreo de la plaza Príncipe de Viana, que nos puede servir como referente visual. En el extremo superior izquierdo de la foto vemos los inconfundibles pabellones militares que colmatan esa parte del centro urbano. En la parte superior de la foto se atisba el Paseo de Sarasate, con la Casa Navasal todavía en pie y debajo del Paseo se puede ver el viejo edificio de la Casa de Baños. A su izquierda se divisa también el caserón municipal donde se alojaban las antiguas escuelas de Música y de Artes y Oficios. En la siguiente foto, que comparte parte del contenido con la anterior, podemos contemplar además la parte del Ensanche existente a la derecha de la Avenida de San Ignacio. Aun no se ha construido en la calle Cortes de Navarra el edificio residencia de los Padres Redentoristas, titulares de la cercana basílica. En el borde derecho de la foto se divisan los viejos chalets existentes en la confluencia entre la Avenida de Roncesvalles y Carlos III, donde 20 años más tarde se construiría el edificio central de la Caja de Ahorros de Navarra y que vemos con mucho más nivel de detalle en la foto inferior. En esta última instántanea de esta primera entrega fotográfica se observa, en la parte inferior, la torre y demás instalaciones del nuevo Parque de Bomberos de Pamplona, trasladadas, este mismo año, desde su vieja sede de la calle Eslava así como a su derecha el tejado del relativamente recién construido, -se había erigido seis años antes-, Frontón Labrit. El edificio del Servicio Doméstico en la calle Amaya aún no había realizado sus obras de  ampliación en altura.
Fuera del foco de esas primeras tomas aéreas se había quedado el edificio de la antigua estación del Plazaola-Irati, el Plazaola dejó de funcionar en  1954 y el Irati, un año más tarde en diciembre de 1955. Las vías se levantarían tres años más tarde, en 1958. Es por ello y pese a la escasa calidad de las fotos,  que no me he podido resistir a ofrecer estas dos instantaneas de la estación y de las vías de llegada, tomadas en esta misma época, la primera recoge también, en primer plano, buena parte de los pabellones militares existentes en el centro de Pamplona y la segunda está tomada en la vertical de la avenida de Zaragoza. Toda esa zona de la estación y las vías de llegada darían paso en los años 60 a la manzana existente entre las actuales calles Tudela y Yanguas y Miranda. La estación aguantaría algunos años más, hasta 1973 en que es derribada como ya relaté en otra entrada del blog, hoy ocupa su lugar la sede de Instituto Nacional de la Seguridad Social así como diversos servicios de Osasunbidea. 

Junto a este párrafo vemos, a la derecha, una foto aérea del barrio de la Chantrea, aun no se habían erigido las torres de Orvina (se construirían en los primeros años 60) y se observa la perfecta retícula de sus calles, con sus típicas viviendas de dos plantas, sus patios interiores y sus huertas, en primer plano el arco que formaban las viviendas de la calle Miravalles, a la derecha la avenida de Villava y el monte San Cristobal y al fondo los barrios de San Pedro, Rochapea y San Jorge. En el lado izquierdo del párrafo observamos sendas fotos de la zona de Conde de Rodezno, la primera foto es de 1955, y todavía no se habían terminado de construir los últimos edificios de la plaza, así como los existentes en la vecina calle González Tablas, plaza del Alcazar (hoy de Blanca de Navarra) y final de la calle Aralar.  

Para finalizar, lo haré con una poco conocida fotografía del Ensanche de año 1948. En el extremo inferior derecho de la fotografía se observa el inicio de la construcción del Monumento a los Caídos que se inauguraría por Franco en 1952. La construcción de la segunda parte del Ensanche está muy avanzada pero, como se puede comprobar en la fotografía,  aun tendrían que construirse un buen número de bloques en las partes más periféricas del Ensanche, a ambos lados de Carlos III, además de culminar su cierre con la plaza Conde de Rodezno, (hoy plaza de la Libertad) y del Monumento a los Caídos.


Fotos: la mayoría de las fotos pertenecen a una rara colección de tomas áreas de Ediciones Vaquero, alguna de ellas fueron recogidas además en una exposición que tenía por título “Fotografías áreas de Pamplona: 1959-1971”.

Imagenes del ayer. Pamplona a vista de pájaro (1924)

Segunda entrada de esta subsección de Imagenes del Ayer que he dado en llamar “Pamplona a vista de pájaro”. Esta magnífica foto, también del Ministerio del Aire, que recoge prácticamente todo el Casco Antiguo y parte del Nuevo Ensanche de Pamplona la he datado creo que, con bastante precisión, a finales de 1924. Empezaré por las pistas que me han permitido datar la fotografía en ese año. Si nos fijamos en el lado derecho de la foto observamos varios hechos: ya está terminada la plaza de toros nueva, -se acabó en 1922-, y ha desaparecido la antigua; En su lugar se puede ver el solar de la futura manzana del teatro Gayarre y el dibujo de la naciente avenida de Carlos III. No se ha construido el edificio de Telefónica,  el solar está todavía vacío,   por lo tanto  la fotografía tiene que ser de antes de 1925, año en que comenzaron las obras de construcción de la central de teléfonos. Pero es que, además, ya se ha acabado de construir el nuevo edificio de Correos, cuyas obras finalizaron en 1923, así como las de la Casa Doria también acabadas a lo largo de ese año y que vemos en una foto del párrafo siguiente, de unos años más tarde. Se percibe un crecimiento acelerado en las nuevas construcciones del Ensanche sobre todo en el primer tramo de Carlos III, por lo que, afinando aun más, la fotografía bien podría ser de finales de 1924 o incluso de inicios del 25.

En el Ensanche se mantienen, como en la fotografía de la entrada anterior, -la de 1921-, la Comandancia de Ingenieros (estaba a la altura del actual Multicentro Avenida), los cuarteles de Caballería del Regimiento Almansa, el edificio de Intendencia y los cuarteles de  Infantería; Se ha construido el Coliseo Olimpia y la nueva Iglesia de San Ignacio, aunque las obras de la iglesia se prolongarán algunos años más ya que se cercenará parte de la estructura de la vieja basílica  para permitir la apertura, en toda su amplitud, de la naciente avenida de San Ignacio. Vemos junto  a este párrafo una foto de la construcción de la iglesia y otra con las obras ya terminadas. Se ha comenzado a construir  la nueva sede de la Vasco Navarra, el edificio del Servicio Domestico y la fábrica de Calzados López en la calle Amaya. Sin salir del Ensanche, cabe señalar que, este año, el edificio de la Casa de Misericordia del Paseo de Sarasate sufrió un grave incendio que puso fin a su larga existencia en el lugar, de más de 200 años desde que fuese fundada en 1706. A finales de 1931 se trasladarían los residentes al nuevo edificio de la Vuelta del Castillo. El siguiente edificio, el de la Casa de Socorro aun prestaría servicio algunos años más, hasta 1930, fecha en que se trasladó el servicio a la calle Alhóndiga. En 1922 ya se había demolido el antiguo edificio del Banco de España, el edificio de la antigua Alhóndiga Municipal también llamado “descargue” y en ese momento se estaba construyendo el nuevo edificio del Banco, -las obras de las cuales vemos, en el siguiente párrafo, una foto, parecen en la foto principal que encabeza la entrada bastante avanzadas-; Se inauguraría en el año 1927.  Pasarán entre 7 y 12 años hasta que la piqueta acabe con los viejos edificios de la antigua calle Estella,  y vaya dando paso a los actuales. Pese a todo me llama la atención, el edificio bajo anexo al Coliseo Olimpia, la diferente disposición de la antigua calle Estella en relación con  la actual, el enorme solar donde luego se construiría el nuevo edificio de la Caja de Ahorros de Navarra y  muchos detalles más que un avezado observador local, lupa en ristre,  seguramente descubriría.

En la trasera de la nueva plaza de Toros observamos el baluarte de San Bartolomé que sería rehabilitado en 1940 y delante de él unas construcciones que, si mal no recuerdo,  eran unas nuevas dependencias municipales, terminadas este mismo año, 1924: el parque de desinfección, la perrera municipal y el garaje de los coches mortuorios que vemos, de cerca, en una foto junto a este párrafo. Recordemos que hasta ese año la perrera municipal estaba en la plaza de Santa Ana. Si la comparamos con una foto actual,  de aquellas rampas peatonales de subida y de bajada que había junto a la plaza de toros en la foto principal, solo nos queda hoy en día una. No se si será un efecto óptico pero a diferencia de la actual bajada a la Chantrea, en la foto principal se percibe más una subida que una bajada en esa zona. Lo que está claro es que la apertura de esta conexión con la Chantrea supuso la amputación de una parte de la muralla cercana al  baluarte del Labrit, conectada como había estado la zona, unos  pocos años atrás, con el Baluarte de San Bartolomé (recordemos que las murallas del frente sur se habían derruido entre 1915 y 1921).

Cerca, en el Casco Antiguo, se puede divisar el gran caserón del Convento de la Merced, derribado algunos años más tarde donde luego se construiría el Palacio  Arzobispal y el Retiro Sacerdotal del Buen Pastor. En la calle San Agustín se divisa el largo tejado del frontón Euskal Jai y relativamente próxima,  a su izquierda, la nueva plaza de Compañía. Al pie del Palacio de Capitanía o de los Virreyes se divisan unas modestas casitas y una gran extensión de pequeñas huertas, donde hoy se encuentra el aparcamiento en superficie de las huertas de Santo Domingo, cercano al corralillo de los toros. Llama también la atención el gran caserón del Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, que vemos en la foto adjunta, donde hoy está el Museo de Navarra. Junto al tejado de zinc del Mercado de Santo Domingo, se divisa otro tejado de zinc, el del viejo frontón de la Mañueta. En el Burgo de San Cernín se observan algunos patios de vecindad con algún arbolado, en la trasera del Palacio del Condestable, en el Patio de Teresianas y más pequeños en la manzana Eslava-Jarauta-Mayor y alguno en la Población de San Nicolás, en la trasera del palacio de Guendulain. Arbolado frondoso  había también junto al antiguo Hospital Militar, la cuesta del Palacio, el palacio de Capitanía  y la iglesia de los Corazonistas. La calle del Redin poco tenía que ver con la que conocemos hoy en día. Cerca se observan los patios de los conventos de las monjas Carmelitas Descalzas y de las Siervas de María y en la plaza de san Francisco destaca el gran edificio de las escuelas mientras  la Mari Blanca preside todavía el lugar.

 

Fotos por orden de aparición: Vista aérea de Pamplona (1924). Ministerio del Aire. Construcción de la Iglesia de San Ignacio (1924-25): J. J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Avenida de Carlos III (1929). Fondo Arazuri. AMP. Avenida de San Ignacio (finales de los años 20), Ediciones Guilera. Parque de desinfección, perrera municipal y garaje de coches municipales (Años 30). J. J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Construcción del edificio del Banco de España (1925), del Archivo Fotográfico de Construcciones San Martín. Cuesta de San Domingo (Años 20), sin filiar. Plaza del Ayuntamiento (años 30). Foto realizada por un alemán.

Imagenes del ayer: Pamplona, a vista de pájaro (1921)

Dentro de la sección “Imagenes del ayer” ofreceré en las próximas entradas diferentes vistas aéreas, de diferentes épocas,  que nos permitirán ver la evolución de nuestra ciudad a lo largo del tiempo. La mayoría de las fotos han sido ya publicadas en el blog pero en esta ocasión, describiré con detalle la información gráfica que podemos contemplar. Para percibir con más detalle las fotos recomiendo su visionado en una pantalla grande, de ordenador o de tablet. En esta ocasión analizaré lo que podemos ver en esta foto de 1921, de Ministerio del Aire que me facilitó Javier Azqueta, para seguir en la siguiente entrada con otra foto aérea de 1924, una época, la de los primeros años 20 en la que la ciudad sufriría  importantes modificaciones urbanísticas. En esta foto principal, que ya vimos en la entrada dedicada a la plaza de toros (El año en que Pamplona tuvo dos plazas de toros), datada en el primer semestre de 1921, podemos ver de arriba abajo y de izquierda a derecha de la foto los siguientes aspectos destacables: En el ángulo superior izquierdo, se observan los cuarteles General Moriones y Diego de León, donde hoy estaría el Baluarte y su plaza, más abajo siguiendo la actual calle Estella, el Cuartel de Intendencia y desde el inicio de la actual calle Tudela hasta la avenida San Ignacio el cuartel de Caballería y la Comandancia de Ingenieros, al final de este tramo se encontraba la antigua basílica de San Ignacio, aun no se había construido la nueva que conocemos, ni tampoco se habían construido, por supuesto, por todo lo dicho los  actuales edificios de la calle Estella. En la plaza del Vinculo teníamos, mirando hacia Sarasate, a la izquierda, el caserón de la nueva Alhóndiga Municipal, sede de la Escuela de Artes y Oficios y de la Academia de Música, enfrente el edificio de la Casa de Baños y a la derecha un edificio de viviendas que sería derribado para construir el que existe actualmente en la plaza (donde estaba el antiguo Koppo). Todavía estaba sin construir el nuevo edificio de Correos (se inauguraría en 1925), pero ya se había derribado el edificio del Vinculo, pues parece vislumbrarse un hueco entre la Casa de Baños y el viejo Caserón de la Casa de Misericordia. Siguiendo por esta acera del Paseo de Sarasate, tras el Caserón de la antigua casa de Misericordia,  estaba la primera Casa de Socorro de la ciudad, en la antigua casa de los Pastores, antes de su traslado a la calle Alhóndiga en 1930, el colegio de los Escolapios y la primera sede del Banco de España,  antes de construir su nuevo edificio en 1927 (donde antes estuviera la primera Alhóndiga municipal hasta 1891)

Desde lo que luego sería la avenida San Ignacio hacia abajo podemos destacar los siguientes elementos. Todavía no se había construido nada o casi nada en el Ensanche, se estaban poniendo los cimientos del edificio que se construiría junto al Olimpia, el chalet de Martinicorena, en la calle Arrieta,  sería la primera nueva construcción del nuevo ensanche, en 1922; la Casa Doria, en la confluencia de Carlos III con Cortes de Navarra sería otra de las primeras construcciones, en 1923. No existía la avenida de Carlos III, ni el actual Teatro Gayarre. En su lugar, ocupando parte de la futura nueva avenida y del futuro nuevo teatro estaba la primera plaza de toros de Pamplona. El Teatro Gayarre, inicialmente llamado Teatro Principal, cerraba la plaza del Castillo, por donde hoy se abre a Carlos III. Aun se pueden observar con cierta nitidez en esta fotografía principal los restos de la muralla sur de la ciudad. Las murallas del frente sur se habían derribado entre 1915 y 1921. Este frente de muralla iba desde la Ciudadela, por la calle García Ximenez, atravesaba toda la avenida de Roncesvalles hasta llegar a la zona de Juan de Labrit. Podemos descubrir  en la foto restos del baluarte de la Reina, (antes llamado de Tejería), en la parte inferior de la foto así como restos del desmonte de terreno al derribar la muralla de la zona de Tejería. Hoy en día se puede ver en ese lugar un murete de piedra, al pie de la barandilla que hay en la Cuesta de Labrit, resto de aquella primitiva muralla.  Cerca del Baluarte de la Reina estaba el Portal de Tejería, a la altura del actual paso de peatones de Estafeta al Callejón de la plaza. Fue derruido en 1915, (lo vemos aun intacto en una de las fotos de la derecha de este párrafo) y los escudos de armas se pueden contemplar en el arco de la puerta de entrada a la Ciudadela. El otro baluarte de esta zona era el de San Nicolás. Su portal de entrada, reformado en 1906-7, estaba a la altura del edificio del antiguo cine Carlos III, desapareciendo tanto el portal como las murallas colindantes en 1921. Su frontis se trasladaría  en 1929 a los jardines de la Taconera. Si nos fijamos en la foto principal de la entrada, poco tienen que ver la actual fachada oeste de Diputación, donde estaba el edificio del antiguo Archivo, con la que se observa en la foto y lo mismo pasa  con las casas que estaban en la zona que hoy estaría entre Duque de Ahumada y Espoz y Mina, así como casi todo el frontal de las casas situadas cerca de la muralla de Tejería, con el gran edificio del Seminario Episcopal, descollando en el angulo inferior derecho de la foto. El edificio situado al final de la Estafeta, en su confluencia con Juan de Labrit tampoco es el mismo que podemos observar hoy en día aunque nos sirve como elemento de referencia en varias de las fotografías, tanto de la grande como de las pequeñas. Para ilustrar algunos de los cambios aquí comentados he acompañado este último párrafo con tres fotografías extraídas de los libros de J.J Arazuri. Pamplona, calles y barrios. De izquierda a derecha, derribo de las murallas en lo que hoy sería cruce de calle Tudela y Garcia Ximenez (terminado en 1921), del portal de Tejería poco antes de su desaparición (1915) y del inicio del derribo de las murallas de Tejería (julio 1918).

Fotos referenciadas en el texto de la entrada.

Imagenes del ayer: Las murallas. De la Media Luna a la Taconera (1911-1971)


Para los que nacimos y vivimos fuerapuertas de las murallas, allá abajo, en el barrio extramural de La Rochapea, las murallas tenían un encanto especial cuando eramos niños, soñábamos imaginarias aventuras al asalto de una fortaleza que podía esconder inimaginables secretos. Y es que  la ciudad amurallada aparecía rodeada, ante nuestros ojos infantiles,  de un increíble y maravilloso halo de misterio.  A ellas tengo asociados hermosos recuerdos, algunos de los cuales he dejado reflejados en las páginas de este blog; como aquellos, de mi infancia, narrados en la entrada dedicada al Baluarte del Redin y el Mesón del Caballo Blanco. Otros asociados a mi adolescencia y juventud, en entornos llenos de romanticismo como los parques de la Taconera y la Medialuna. Más tarde serían la curiosidad y el interés por la historia de mi ciudad los motivos por los que me ha seguido atrayendo   este tesoro de nuestra ciudad mantenido, con mayor o menor fortuna,  desde hace varias centurias como testigo mudo de nuestra historia. Si hay algo que creo,  que afortunadamente, ha concitado el apoyo de todos los grupos políticos municipales a lo largo de los últimos decenios ha sido la recuperación y restauración de nuestro recinto amurallado. Gracias a esa labor los pamploneses podemos disfrutar actualmente, y en su integridad, de un magnífico paseo desde la Taconera a la Medialuna, o desde la Medialuna a la Taconera, como se quiera, paseo que no siempre, como les contaré, estuvo abierto.

En mi niñez había zonas abiertas al público desde hacía muchísimo tiempo como los parques de la Taconera, -con su mirador, jardines, andenes y fosos- y la Medialuna, -con su mirador, fuentes y jardines así como el fortín de San Bartolome dominando, -con su recinto cerrado y oculto a los ojos curiosos-, el terreno, tal y como cuento en la entrada del blog dedicada a estos parques. Otras zonas acababan de ser restauradas unos pocos años antes de que yo naciera, como la ronda del Obispo Barbazán y la zona del Redín. La Ronda del Obispo Barbazán estuvo cerrada entre el Redín y la fachada lateral del Palacio Episcopal hasta 1959, abriéndose el paseo en 1961. Fue en esos años cuando se colocó, -en el rincón que hay junto al edificio capitular-, un altar de piedra con una imagen mariana. Sin embargo otras zonas permanecerían ocultas hasta fechas relativamente recientes como los tramos más cercanos al Palacio de Capitanía o el Paseo de Ronda, en la zona situada entre el Museo de Navarra y la plaza de la Virgen de la O. A lo largo de esta entrada, de contenido fundamentalmente fotográfico, podemos ver a través de  postales de Eusebio Rubio (luego Vda. de Rubio), L. Roisin, García Garrabella, A. de León, Arribas, Dominguez, Vaquero y Escudo de Oro y de fotos de Galle, Cía y Zubieta y Retegui, diferentes estampas de nuestro recinto amurallado, centradas sobre todo en el frente este y norte (Media Luna, Tejería, Redin y Portal de Francia), ya que del Portal Nuevo y Taconera ya ofrecí un extenso reportaje fotográfico en sus respectivas entradas. Al final de artículo, se repasan todas las fotos, la fecha aproximada en la que se tomaron y su autoría.

Ya hablé con cierta extensión del parque de la Media Luna en su entrada. En ésta recordaré tan solo las principales fechas de su reciente historia. Entre 1923 y 1933 se realizaron las obras de adecentamiento de la Media Luna, sobre una zona tradicionalmente de paseo, situado entre cultivos de secano. En 1935 se construyó el muro de contención que serviría de base para el largo paseo que comunicaría  la ripa de Beloso y la zona del fortín de San Bartolome. El  fortín se rehabilitó en 1943, año en que también se ejecutaron el grueso de las obras del parque, bajo idea y dirección de Víctor Eusa. Alguna construcción de este parque sería posterior como la del conocido bar (1949) o el monumento a Sarasate (1959). En 1962 se instalarían en los fosos contiguos al Baluarte de San Bartolome  un tobogán y unos columpios, que yo recuerdo perfectamente de  mi infancia, momento, el de la instalación,  que recoge la foto de Galle.



En 1952 se había construido junto al Jito Alai, el Frontón Labrit, que vemos en la foto del párrafo anterior, de Zubieta y Retegui, (1950) perteneciente al año de comienzo de las obras.  Algunos  años antes, en 1946,  se había demolido muy cerca de allí una joya monumental cuyo derribo hoy sería impensable que sucediese, el Convento de la Merced del siglo XVI. En El Redin se mantenía un ruinoso cuerpo de guardia como los que existieron  junto a otros portales del recinto amurallado:  el de Santa Engracia, el de de Santo Domingo (que es el único que se conserva) o el de San Nicolás. Entre 1960 y 1961 se construyó el Mesón del Caballo Blanco, con los restos del Palacio de Aguerre o Casa del Orfeón de la calle Ansoleaga, donde poco tiempo después se erigiría el Hotel Maisonnave. De él se aprovecharon la bóveda gótica, las ventanas de arco lobulado y algunos otros elementos. En el exterior se instalarían  bancos y mesas de piedra y farolas de forja artesanal como las que vemos en las postales turísticas de aquellos años. Se elevarían muretes y parapetos, se pavimentaría el Paseo y en general todo el entorno próximo al Mesón, se instalaron tres piezas de artillería,  incluso se llevaron algunos ciervos y algunos otros animales a los fosos, como se había hecho anteriormente en la Taconera, y que yo he llegado a conocer. Allí se dejarían ver los últimos cordeleros de la ciudad, concretamente a Juan Angel Elizari que realizaría sus tareas hasta 1968. Junto a este párrafo podemos ver, en la primera foto de la izquierda, el desarrollo de las obras de mejora en el Redin (J. Cia, 1959) y en diferentes postales de los años 60 y 70, pertenecientes a Ediciones Vaquero y Dominguez como quedó la zona tras las obras.

En 1915, el Portal del Francia, o Portal del Abrevador, que data del año 1753, dejaría de cerrarse por la noche y su puente levadizo cesó su diaria actividad. En 1939, tras la guerra,  cambiaría su nombre pasando a llamarse Portal de Zumalacarregui. En 1951 se realizaron obras de restauración del citado Portal y de su entorno, como podemos ver en la foto de la derecha de J.Cia. Como he comentado líneas atrás, la zona de la muralla cercana al Palacio de Capitanía seguiría cerrada durante varias décadas, hasta hace muy pocos años. Ya he hablado de este Palacio en la entrada dedicada a la presencia militar en la Pamplona, hace unas pocas semanas, por lo que no voy a incidir nuevamente en ello. Será después de su total restauración para convertirlo en el Archivo de Navarra, algunos años después, cuando se abra  el Paseo en esta zona de la muralla, recuperando el pasadizo y el nevero que había en el lugar desde hace siglos. 

También en torno a 1914-15 se derribó el Portal de la Rochapea, cuyo escudo estuvo, durante décadas,  junto al machón de piedra cercano al corralillo de los toros hasta que se trasladó, probablemente a principios de los 60, a la columna izquierda del Portal Nuevo. A la derecha, podemos ver el portal antes de su derribo, en una fotopostal de Eusebio Rubio (1910). Durante mucho tiempo, entre el espacio existente entre el viejo Palacio de Capitanía y la cuesta de Santo Domingo, hubo algunas huertas y casitas bastante modestas. Luego,  desde el tramo bajo de la Ronda de Descalzos, cerca de un cuerpo de guardia y hasta las inmediaciones del Portal Nuevo, la zona estuvo vallada, bueno más que vallada tapiada durante mucho tiempo, o al menos de manera recurrente e intermitente. 

Como ya comenté en la entrada dedicada al parque de la Taconera, en 1906 se derribó el viejo portal de Santa Engracia, siendo sustituida su modesta apertura del siglo XVII, por una anodina pasarela con barandilla de hierro sobre unas columnas de fundiciónm  a la que seguiría, en 1950, el actual Portal Nuevo, de Víctor Eusa, con su gran arco y sus torres almenadas. En la postal adjunta de Edición Escudo de Oro podemos contemplar a unos dantzaris del Muthiko Alaiak bailar junto a las torres almenadas del Portal. Entre 1925 y 1930 se rellenaron los fosos del antiguo baluarte de Gonzaga, tomando ese lado de la Muralla su aspecto actual. Cerca del Mirador había un bar que yo no llegué a conocer, pero que se derribó en 1960 para levantar poco después, en 1963, la cafetería Vista Bella, lugar en el que se realizarían, a lo largo de su dilatada historia de casi 40 años, no pocos banquetes y bodas. Cerca, en el año 1934, se había instalado la arquería gótica que podemos contemplar todavía hoy junto a los fosos, arquería que procedía del Monasterio Viejo de Marcilla y que contaba inicialmente con la estatua sedente de Teobaldo I de Champaña, obra de Victoriano Juaristi. Como quiera que la estatua fue objeto de diversos ataques vandálicos en aquel tiempo, se decidió retirarla y ya no se repuso luego. En 1949 hubo un proyecto para convertir los fosos en un lago, sin que afortunadamente el proyecto prosperase. Algunos más años tarde, en 1954, se acometería la ampliación del Portal de la Taconera, cerca de la actual calle Navas de Tolosa. Del parque de la Taconera me quedan muchos recuerdos pero recuerdo sobre todo la caseta de bicicletas y el minizoo, con aquel mono tan gracioso al que llamaban Charly. Tras la Taconera venía la vuelta del Castillo en la que, por aquellos años, en 1960, aun podía verse algún rebaño de ovejas pastando. Así pues, el Paseo, que va desde la Media Luna a la Taconera, constituye seguramente unos de los más hermosos paseos de la ciudad, que recomiendo vivamente a cualquier pamplonés que quiera a su ciudad o a cualquiera que nos visite.

Fotos por orden de aparición, de izquierda a derecha y de arriba abajo: Baluarte de San Bartolomé (1911). Foto Moya. Retal Revista. Portal de Francia (Años 20-30). L.Roisin. Baluarte de San Bartolomé (1919). Ediciones Arribas, Murallas de Redin (Años 30). Ediciones García Garrabella. Detalles del Portal de Francia (años 20-30). L. Roisin. Inicio de las obras del Frontón Labrit. (1950) Zubieta y Retegui. Pamplona, calles y barrios de J.J. Arazuri. Instalación del parque infantil en los fosos de la Medialuna. (1962). Galle. Archivo Municipal de Pamplona (AMP). Obras en la zona del Redín (1959). Galle. AMP. Ronda del Obispo Barbazán. (1969). Ediciones Vaquero. Zona del Redin (años 60). Ediciones Dominguez. Inmediaciones del Portal de Francia. (Años 20-30). Ediciones Arribas. Restauración del Portal de Francia (1951). J. Cía. AMP. Cañones del Redin (Años 60-70). Ediciones Dominguez. Portal de la Rochapea (1910). Postal de Eusebio Rubio. Portal Nuevo (Años 60). Ediciones Escudo de Oro. Portal de Francia (1971). Escudo de Oro. Ronda del Obispo Barbazán. Finales de los años 50. Ediciones García Garrabella. Parque de la Media Luna. Finales de los años 50. Ediciones García Garrabella. Portal de Francia. Años 30. L. Roisin. Inmediaciones del Portal de Francia (años 20). A. de León.

Imagenes del ayer. Selección: La plaza del Castillo, de día y de noche (1928-1931)

Buscando nuevas fotografías con que poder obsequiarles, he encontrado este par de originales de los archivos digitales históricos (Fondo Ruiz Vernacci) que tienen una excelente calidad, especialmente la diurna, y que nos ofrecen una poco conocida panorámica de la Plaza del Castillo, tomada desde el Hotel La Perla, donde podemos ver el Teatro Gayarre, (anteriormente conocido como Teatro Principal), cerrando lo que desde 1932 sería el comienzo de la Avenida de Carlos III, flanqueado por el Credito Navarro a la izquierda y el Palacio de Diputación a la derecha, el kiosko de la música, de madera, en mitad de la plaza, rodeada por un parterre, mucho antes de que fuera sustituido por el actual kiosko de cemento (que data de 1943), y sin rastros de los bancos, mosaicos o plataneros que constituirían la imagen tradicional de la plaza durante más de medio siglo.
Como curiosidad, si se fijan en las farolas, se darán cuenta de que al menos se ha recuperado el estilo de las luminarias, pues dichas farolas tipo báculo son las que actualmente lucen en la plaza. Para datar la fecha de realización de las fotos, me he basado en dos hechos que nos pueden acotar algo la cronología. Vemos que ya está construido el nuevo edificio del Banco de España en el Paseo de Sarasate (se terminó en agosto de 1927) y aun no se ha derribado el edificio del Teatro para trasladarlo a su actual ubicación en la avenida de Carlos III (se derribó en 1932), por lo tanto la fotografía tiene que ser forzosamente de ese período.  

En esos años, Pamplona vivía el desarrollo de la primera fase de su nuevo ensanche, -que se había iniciado al comienzo de la década-; la dictadura de Primo de Rivera caminaba hacia su recta final y se aproximaba la II República que terminaría trágica y abruptamente con la guerra civil, si bien en nuestra ciudad, en nuestra comunidad, no hubo frente de guerra. Estos años, finales de los 20 y comienzos de los 30,  fueron años convulsos en nuestra ciudad, en los que ya se comenzaba a gestar, tanto en los periódicos como en las calles, el abierto enfrentamiento entre el bloque conservador, con mucho poder y raigambre en nuestra tierra, sobre todo el componente carlista, el nacionalismo y el emergente bloque de izquierdas (fundamentalmente republicano-socialistas), como veremos en los capítulos que dedicaré a la política en nuestra ciudad durante el primer tercio del siglo XX. La plaza del Castillo, verdadera sala de estar de los pamploneses sería mudo testigo de dichos enfrentamientos y de los principales acontecimientos históricos y sociales que viviría nuestra ciudad y nuestra comunidad a lo largo del siglo XX. 

Imagenes del ayer. Selección: El Casco Antiguo (1954-1960)

Recupero una sección fotográfica con unos originales de altura. Nada menos que una cuidada selección de fotos de la fotógrafa de origen austriaco Inge Morath y del artista de la imagen fotográfica, Ramon Massats que nos acercan a las fiestas y las calles del Casco Antiguo en un período que podríamos acotar entre  1954 y 1960. Las primeras son de Inge Morath,  de los sanfermines del año 1954; las segundas, -el corte lo marca la preciosa fotografía en color de Morath-, son del fotógrafo Ramón Massats, datadas en los  sanfermines de 1957 a 1960. Las fotografías hablan por sí solas. Retratan una época, una Pamplona que los que tenemos cincuenta y pico años no conocimos, una ciudad dispuesta a sacudirse aquel carácter provinciano  que le había caracterizado durante buena parte de la primera mitad del siglo, una ciudad que empezaría estos años a ver crecer sus barrios y su población, que se industrializaría a marchas forzadas, con el Plan de Promoción Industrial, a fines de los 50 y principios de los 60 y que entraba, poco a poco, en los inicios de la modernidad y de una relativa mejora económica y un muy incipiente consumismo.
 

Aun quedaban en 1954 muchísimos retazos de aquella vieja ciudad en la que te cruzabas cada dos por tres con una monja o un militar, como en la primera foto de esta entrada y como ya hemos visto en este blog, con el paisano trasladando un ternero al hombro, en la esquina de Ortega, al principio de la calle Mayor, pero donde también te encontrabas con otro paisanaje lleno de autenticidad y sabor,  pues por ejemplo no era inusual ver a algún “aldeano” acarreando  su carrico, con su fresco producto cárnico, parado en mitad de la calle, como vemos en la segunda fotografía, concretamente en las escalerillas que bajan de la plaza del Castillo a San Nicolás, enfrente de la sastrería y camisería Palomeque (sí donde hoy está el Dom Lluis),  o  vendedores ambulantes como el que vemos en la tercera fotografía, -creo que es la calle San Saturnino-, con la Casa Hualde al fondo, que suscita la atención de un nutrido grupo de estudiantes de algún colegio religioso. En la última fotografía podemos disfrutar de una animada calle Mañueta, gente subiendo y bajando imaginamos que al Mercado de Santo Domingo con los comercios Droguería Ardanaz y El Triunfo, de la calle Mercaderes, al fondo.


Las dos primeras fotografías de esta segunda fila de fotos son, también,  de Inge Morath, la primera retrata el ambiente callejero nocturno sanferminero en el cruce de San Nicolás con Pozoblanco y Comedias. Volvemos a ver la sastrería Palomeque, de Martin Palomeque. De hecho la familia que abrió el Dom Lluis, fueron comerciantes antes que hosteleros y llegaron a tener también otra tienda textil en la calle Comedias, Marpa (abreviatura de Martin Palomeque). La segunda fotografía nos sitúa, en una luminosa mañana sanferminera, en la trasera del ayuntamiento, junto al Mercado, mirando hacia la antigua Bajada de Carnicerías, donde podemos ver como ya se han derribado algunos edificios, con el fin de construir poco tiempo después la nueva plaza de los Burgos. De nuevo el carrico, esta vez cargado de gallinas prestas a ser vendidas en la “Plaza”, como decía mi madre, plaza o mercado viejo, cuyo interior y ambiente, -así era el Mercado hasta 1986, sus columnas de hierro, aquellas luces colgando-, podemos ver en la foto de Ramón Massats. Acabamos esta pequeña selección fotográfica con dos fotos de ambiente sanferminero de este mismo autor catalán, la primera de la calle Chapitela, con la farmacia Boza y la ferretería Campion al fondo, la segunda de la chiquillería corriendo ante los cabezudos en plena calle Mayor, se divisa a la izquierda el letrero de la tintorería Coyné que descubrimos al hablar de los comercios de la calle Mayor. En los próximos meses abriré nuevas secciones en el blog e introduciré algunas mejoras. Espero que les guste.


Fotos: las cinco primeras fotografías son de Inge Morath y pertenecen a su libro  “Guerra a la tristeza” de 1955, nunca editado en nuestro país. En 1997, Lola Garrido editó con aquellas mismas fotografías de Inge, el libro “San Fermin. Años 50”, hoy agotado. El Ayuntamiento compró en esos años, entre 1997 y 1999, los 88 originales fotográficos de la fotógrafa estadounidense de aquellos sanfermines de 1954, un tesoro gráfico de incalculable valor que ha sido objeto de alguna exposición hace algunos años en el Palacio del Condestable. Las tres últimas fotos son de Ramon Massats y pertenecen a su libro Sanfermines. Pamplona 1957-1960.