Mostrando entradas con la etiqueta Etiqueta: Imagenes del ayer y hoy. Mostrar todas las entradas

La Pamplona actual: Jardin de Eugui-Puente de Miluce (2015)

Recupero una serie que inicié hace dos años, de la que no había publicado más que cuatro entregas y que se centra en algunos paseos o itinerarios urbanos que cualquiera puede realizar cualquier día del año, preferiblemente y, para disfrutar del paseo y el contraste en la paleta de colores, con buen tiempo. En esta ocasión, vuelvo a un tramo del parque fluvial, el que se inicia cerca del puente de Cuatro Vientos y que recorre la antigua finca de recreo de Carlos Eugui y la finalizo unos metros más allá del puente de Miluce. Inicio mi paseo dejando  atrás el cruce de  Cuatro Vientos y descendiendo por unas largas escaleras hasta el antiguo jardín de Eugui ( una amplia finca de recreo que tiene en torno a 10.000 m2, hoy totalmente recuperados para uso y disfrute de la ciudadanía). Esta zona sufrió importantes modificaciones desde finales del pasado siglo cuando se ensanchó algo la avenida de san Jorge, al igual que el primer tramo de Marcelo Celayeta, con la incorporación de un imponente muro de contención sobre la orilla del río.

Antiguamente las escaleras de acceso al jardín de Eugui se encontraban más cerca del frontón y eran bastante más sinuosas que las actuales, hoy en una nueva ubicación y con la habilitación de las correspondientes rampas de acceso. Recuerdo haber jugado, no pocas veces, a la pelota, en este frontón, en los años 1977 o 78. En aquel tiempo esta zona estaba abandonada y tenía ese aspecto  asilvestrado que tiene, los parajes por los que deja de pasar durante mucho tiempo la gente. Hoy en día podemos disfrutar de un paseo adoquinado, sin riesgo de resbalar y caer al río como en aquel entonces. Y es que el  cauce del río se estrecha en este tramo, es más profundo y el agua adquiere mayor velocidad. El jardín se ha rehabilitado y a los caminos adoquinados se suma la recuperación del estanque existente y la consolidación del frontón que va cumpliendo nuevas décadas, para solaz de las nuevas generaciones. Junto a él muy cerca, permanece sin demasiados cambios, desde aquellos lejanos, años una vieja escuela reconvertida que alberga hoy creo una instalación educativa de la empresa  Tasubinsa.

Continuamos circulando junto al río, en un paisaje tranquilo y silencioso, bajo una tupida arboleda. Seguimos avanzando y encontramos la nueva y accesible  pasarela peatonal de los tubos. Esta pasarela-tubo fue construida en los años 40 y estaba atravesada por un conducto de gran capacidad, que canalizaba aguas de abastecimiento.  Más adelante hallamos, para mi gusto, un paisaje de gran belleza:  la presa y molino de la Biurdana. La presa tiene una longitud de 42 metros de anchura y 2´5 de altura. Su construcción se remonta a la época medieval. Durante muchos años sirvió al molino harinero cercano y hoy creo que genera energía hidroeléctrica. En el momento de tomar estas fotografías, el lecho del río aparecía lleno de aves acuáticas. Al otro lado del río, desde hace casi una década, podemos disfrutar del nuevo parque de Trinitarios, donde antes había algunas huertas y se encontraban los invernaderos de Villamiranda. Más al fondo podemos divisar  el barrio de San Juan.

El siguiente hito que encontramos en el paseo  es la nueva pasarela peatonal de San Jorge, muy cerca del antiguo patinódromo, construida hace unos meses (este paseo se hizo unos seis u ocho meses después de colocada esta  pasarela). Al otro lado encontramos el parque de la Biurdana, uno de los primeros parques exteriores que se construyeron en la ciudad,  en los primeros años 80 (1984),  donde antes había tan solo campos de cultivo. Tiene una amplia diversidad forestal: arces, fresnos, castaño de indias, almez, etc. La nueva pasarela viene a suplir la que se construyó hace ya mucho tiempo (data de los años 80) y que no cumplía con las debidas condiciones de accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas. Junto a ambas pasarelas peatonales se erige el puente de San Jorge, construido en torno al año 1973 y que permitió comunicar los emergentes barrios de San Juan y San Jorge, a través de  la llamada entonces Variante Oeste, actual Avenida de Navarra. Posteriormente la variante oeste sería otra mucho más periférica.

Pasado el puente de San Jorge y siguiendo el curso del río nos encontramos con una nueva pasarela peatonal (construida en el año 2009) y enfrente,  en la margen izquierda, el cementerio de San José. Más allá encontramos el puente más occidental y alejado del casco urbano, el puente de Miluce, de origen medieval, aunque algunos dicen que podría remontarse  a la época romana. Fue objeto de una profunda reconstrucción en el siglo XIX. El origen de su denominación que con más insistencia ha llegado a nuestros días   se refiere al ahorcamiento, en abril de 1351,  de unos caballeros por el rey Carlos II el Malo, por haberle hecho frente, y que fueron colgados en los ojos del puente, dando, de este modo,  sus lenguas largas de ahorcados (mihi luze en euskera) nombre al puente. Otras explicaciones aluden, sin embargo, al topónimo vasco “amil luze” ( precipicio largo). En 2006 se sustituyó el asfalto de la calzada del puente  por adoquín, restringiéndose su uso al meramente  peatonal.

Imagenes del ayer y hoy: A las orillas del Arga (1900-1950)

Continuo con la serie fotográfica “Imagenes del ayer y hoy”, recorriendo, en esta ocasión, las orillas del Arga, a través de diferentes fotopostales antiguas y alguna foto moderna de mi archivo y dando algunas notas históricas de los diferentes elementos que descubriremos en su recorrido. Es la entrada del blog más documentada gráficamente: cerca de 50 fotopostales, -todo un record-, pero creo que el tema lo merece. Comienzo sin más dilación. Cinco meandros dibuja el Arga a su paso por Pamplona: en la Magdalena, Aranzadi, Rochapea, Trinitarios  y Landaben con diferentes usos y actividades, a lo largo de la historia: huertas, viveros, industrias y talleres. A lo largo de su recorrido descubriremos canales, molinos, batanes, lavaderos, presas, fábricas, harineras, centrales eléctricas, etc. Comenzaremos nuestro paseo por las orillas del Arga, y lo haremos en la zona de Beloso. Si dejamos atrás el puente de Beloso, en las inmediaciones de Burlada, y nos adentramos, por su orilla derecha, encontraremos una amplia zona de regadío, las famosas Huertas de la Magdalena y  enfrente el impresionante talud sobre el Arga.

Las primeras foto postales de la entrada que nos muestran el río, en ese primer tramo, son fotopostales de las primeras décadas del siglo, en las que no hay todavía ni rastro de las instalaciones deportivas del Club Natación, -se fundó en los años 30-, y en las que destaca la silueta del molino de Caparroso, con su inconfundible chimenea de ladrillo. En el horizonte de estas estampas se distinguen, a  la derecha de las fotos, los edificios del convento de las Josefinas y algunas otras construcciones dispersas. En buena parte de esas primeras fotos podemos contemplar también el talud de Beloso y más adelante y con más detalle el talud cercano al parque de la Media Luna. En las últimas tres postales, de los años 50,  ya están presentes las instalaciones del Club Natación, en ambas orillas del río,  así como las conocidas pasarelas de piedra que se comentan en el texto de la entrada.

En tiempos, en este primer tramo, estuvieron las tejerías de Beloso y Caparroso, al inicio de la ripa de la Media Luna, la primera y aguas más abajo la segunda,  y en ese tramo, cerca del futuro club Natación, desaguaba igualmente la llamada Fuente Vieja, al menos hasta mediados del siglo XIX. A continuación venía una de las  tradicionales zona de baños para los pamploneses, la llamada playa de Caparroso. En esta zona, en los años 30,  se ubicaría el mencionado Club Natación, tal y como expliqué, con detalle, en la entrada dedicada a las sociedades recreativas de Pamplona. Hasta 1917, en la zona cercana al Molino de Caparroso, comenzaba su curso el llamado Río de los Leños, un canal de derivación al que llegaban los troncos que se bajaban por los ríos Ulzama y Arga, desde la zona de la Montaña y que conoció sus mejores tiempos en los siglos XVI y XVII. Este canal se prolongaba hasta unos metros más abajo del puente de la Magdalena.

El Molino de Caparroso, -se le conoce así desde el siglo XV-, conocido anteriormente como Molino de San Miguel (S.XI) o Molino de García Marra (S.XII), es el molino más antiguo de la ciudad. Entre los años 1848 a 1895, en el edificio del Molino, se había ubicado la fundición de Salvador Pinaquy, origen de Casa Sancena. En 1899 la presa, que también data del siglo XI, y la energía derivada del salto de agua era explotada por Electra Pamplona, si bien pasó a Electra Aoiz unos años más tarde,  (desde 1930, Sociedad El Irati) que incorporó una central eléctrica, con su turbina de vapor y su alta chimenea de fabrica de ladrillo. Junto al Molino podía hallarse, entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX, el lavadero del Conde de la Rosa. El siguiente hito que encontramos en el río son las antiguas pasarelas que inmortalizase Montxo Armendariz en su película “Secretos del Corazón” y que fueron sustituidas por la actual en el año 2000. Las pasarelas se montaron a primeros del siglo XX y consistían en unos bloques de hormigón de 40 x 100 cm anclados en el lecho del río, sobre la que se apoyaba una calzada de madera desmontable; estas tablas desaparecían frecuentemente con las crecidas por lo que la imagen que tenemos es la de los bloques de piedra y la gente saltando.

Posteriormente nos encontramos con el puente de la Magdalena, erigido entre los siglos XI y XII, el más antiguo de la ciudad, tras el de san Pedro, del que hablaré más tarde. El nombre del puente le viene de una leprosería o lazareto que, con ese nombre, se ubicó en la margen derecha, desde finales del siglo XII, donde hoy está el convento e iglesia de las Josefinas. El puente conoció tres reformas a lo largo del siglo XX, en 1901 se había sustituido el pretil de piedra por un anden dotado de una barandilla de hierro. En 1955 se realizaron algunas obras de reforma especialmente en los accesos y en 1963, la más importante, se recobró  su antigua fisonomía y que es la que actualmente conocemos. Con la apertura tres años antes del nuevo puente de la Chantrea (5-7-1960), el viejo puente románico vería descansar sus cansadas piedrajs centenarias del paso de vehículos quedándose como puente peatonal. De este puente ofrezco, líneas atrás,  un par de fotopostales, la primera de Eusebio Rubio de comienzos del siglo XX  y la segunda de los años 50 de Luis García Garrabella.

Tras el nuevo puente de la Chantrea descubrimos el Molino y presa de Ciganda, también llamado del Vergel y de la Magdalena, de origen medieval. La presa alimentaba un antiguo molino harinero y posteriormente  una harinera y una central eléctrica. En el siglo XVII pertenecía a un tal Joaquín Aguirre. Desde 1932 pertenece a la fundación Ciganda Ferrer. A primeros de siglo, al igual que el de Caparroso, la central eléctrica era explotada por Electra Aoiz, posteriormente Sociedad El Irati. Aguas abajo de la presa y el molino de Ciganda se pueden distinguir algunos restos de una antigua presa y unos muros, especialmente visibles en la orilla izquierda. Aquí, en esta zona, estaba la zona de baño del río de los Quintos y más adelante la zona de baño del río de los Alemanes, de la que hablé en otra entrada del blog. Ofrezco de esta zona cinco bonitas estampas, una  del Molino de Ciganda y el resto  del Río de los Quintos y los Alemanes (de Eusebio Rubio), de los años 20, 30 y 50, alguna de ellas, con la imagen de la Catedral al fondo.

El río Arga describe posteriormente  un meandro bastante cerrado que riega unas 24 hectáreas de cultivos, de los que hay noticias desde, al menos, el siglo XIII y que conocemos como Aranzadi (también se le conoció a la zona como el Vergel). A escasos metros de la ciudad la vuelta de Aranzadi era un autentico remanso de paz, un bonito paseo entre huertas, casas de labranza y fincas de recreo. Eran conocidas la casa y huertas de Lorea, Machiñena, casa Cholo, fincas de Irujo, Zabalza, Larrondo, etc. Existe un hórreo, el único que hay en toda la Comarca. El Arga se encamina más tarde hacia la presa medieval de San Pedro. Desde la presa y, al menos desde el siglo XIII, abastecía un largo canal, de unos 350  metros que llegaba un poco antes del puente de Curtidores, canal hoy semioculto al haber sido canalizado en algunos tramos en hormigón. El canal alimentaba  el antiguo molino de San Pedro de la Ribas así como otras industrias, aguas abajo. El viejo molino, medio en ruinas ya en 1987,  desapareció con la urbanización de esta zona, una pena,  y en sus últimos años sirvió como almacén de materiales de construcción. El antiguo pontarrón, que se conoció desde 1882 como puente de Errotazar, fue trasladado a un lugar intermedio del nuevo parque de la Runa y que podemos ver en una de las entregas de “Imagenes de Hoy” que hice ya hace un par de años. El puente de San Pedro es probablemente el más antiguo de la ciudad, se habla de que puede ser de la época romana, con una ampliación posterior, del siglo XII. Yo he conocido este puente con un tráfico intenso, en los tiempos en que estudiaba el bachillerato en Irubide, posteriormente, con la construcción del puente del Vergel, a principios de los años 90,  quedó únicamente como puente peatonal. A la mitad del recorrido el canal de Errotazar se encontraba con el antiguo molino de Alzugaray que ha sido a lo largo del tiempo molino de la pólvora, molino de papel del Hospital, harinera, central eléctrica y alimentaba a la fabrica de porcelana “La Talavera”. Hoy apenas quedan restos de aquellas construcciones, lo que pone de manifiesto, a tenor de lo comentado en ésta y otras entradas la poca sensibilidad por la conservación del patrimonio que han tenido en muchos casos algunos de los gobernantes que nos han regido en tiempos pasados. Cuatro fotografías ofrezco del puente de San Pedro, tomadas desde diferentes ángulos y pertenecientes a diferentes épocas, mirando hacia Pamplona, hacia el Monte San Cristobal, de los años 20, de finales de los años 50, con lo críos bañándose en el río,  incluso una foto del puente, de los años 60, con el Arga crecido, tomado desde la orilla derecha, donde se puede divisar la famosa casa Lore Etxea.

Cerca de esta zona, pero en la otra orilla, en la vertical del viejo Palacio de los Virreyes, la muralla cae hasta el Arga. Un poco más adelante, al pie del talud del baluarte de Parma, se hallaba el Molino Viejo de la Rochapea, hoy un caserón de propiedad particular. Posteriormente, pero en la otra orilla,  cerca del puente de Curtidores, estaba la zona de los tendederos o  lavadero de la Rochapea. Las lavanderas aprovechaban las aguas del canal de San Pedro o Errotazar. El puente de Curtidores, que encontramos a continuación, data de la época medieval, probablemente del siglo XIII aunque su aspecto actual le viene del siglo XVII y de las reformas de 1986 que le añadieron sendos vuelos de hormigón y otros elementos: la barandilla, las farolas, el adoquinado de la acerca y el asfalto de la calzada. El puente se llamaba así por los curtidos que se colgaban a secar en la zona. Desde el puente y en la margen izquierda se levantaba el barrio de Curtidores o Tenerías. Yo recuerdo tres o cuatro casas, al   borde del río, en una bellísima estampa, con la Casa de Barquilleros en lugar preeminente, de la que hoy solo queda un edificio semiderruído. A comienzos del siglo XX había dos fábricas de curtidos a ambos lados del puente. Enfrente tiene su sede el Club de Remo de Navarra, el club tiene su origen en el primitivo Club Naútico de Navarra que surgió por iniciativa de un grupo de profesores y alumnos de la Universidad de Navarra que querían emular a los  equipos de remo británicos. A finales de los años 70 recogió el testigo la Federación Navarra de Remo. Nada menos que diez fotografías ilustran las cercanías de este puente, tres antes de llegar al puente, la primera mostrando el talud bajo el palacio de Capitanía y el Baluarte de Parma, las dos siguientes tomadas desde la orilla izquierda del río, con diferentes ángulos de aproximación al puente (en la segunda de estas se observa el paso por Curtidores de un largo carruaje con tracción animal. A continuación dos fotografías, tomadas desde el mismo puente, nos muestran el mencionado barrio de Curtidores o Tenerías, la pequeña Venecia de Pamplona, donde puede distinguirse la casa de Barquilleros, que aun existe, eso sí, semiderruida, desde hace tiempo, por un incendio. Las siguientes cinco postales  tomadas desde diferentes posiciones  de la Cuesta de la estación o Subida al Portal Nuevo, nos ofrecen una panorámica general del puente y de la evolución de esa zona de la Rochapea, la que se agrupaba en torno a la antigua plaza del Arriasko.

El siguiente puente que encontramos en nuestro recorrido por el río es el del Plazaola. Construido en 1914 dentro de las obras de la línea ferrea Pamplona-San Sebastián, se reconstruyó en 1931, después de que el inicial de madera fuese destruido por una riada. A continuación vemos el puente de Oblatas, construido en 1993, que toma como modelo el conocido puente de la Barqueta de Sevilla. Muy cerca de este puente llama la atención el tramo de muro con arcos ciegos de medio punto existentes en la orilla izquierda, a la altura del convento de Oblatas. En la margen derecha y hasta la creación del parque fluvial había en esta zona un montón de huertas así como los viveros de Flores y Semillas Huici. Tras el reportaje fotográfico del puente de Curtidores muestro una pequeña selección de fotopostales tomadas desde el mirador de Vistabella y el Paseo de Ronda, con el río Arga  y la Rochapea a sus pies. Las postales son de diferentes épocas: de los años 20, 30, y 40 y muestran una Rochapea muy diferente a la que conoceríamos a partir de los años 50. Aunque debiera haber estado junto al grupo de fotos del puente de Curtidores, por razones de maquetación, -era una foto vertical-,  y por eso está ahí, muestro una poco conocida foto de 1919, tomada desde la ribera del Arga, bajo el Portal Nuevo. A continuación encontrábamos la presa y el molino central eléctrica de Santa Engracia que datan del siglo XIII. El nombre alude al antiguo convento de las Clarisas que tuvieron su sede en las inmediaciones hasta el siglo XVIII, fecha en que se trasladaron a Olite. El molino era conocido como Molino de Mazón. Fue utilizado por el Ayuntamiento para proveer de harina a los hornos del Vinculo. A finales del siglo XIX se reconvirtió en central eléctrica municipal. La Electra Municipal se subastó en 1937. Tras la guerra se convirtió en Industrias del Caucho (1942), cuyos edificios se derribaron en el año 2009. El puente de Santa Engracia data de los siglos XI-XII. Diez fotopostales ilustran este viejo puente, tomado desde diferentes perspectivas así como de la presa de Santa Engracia. Las postales están datadas entre 1905 y 1935. En dos de ellas, una de Eusebio Rubio y otra de Papelería Moderna no vemos todavía la inconfundible torre de la Iglesia del Salvador, que se inauguró en abril de 1916, tras de  dos años de obras y que ha sido mudo testigo de la evolución urbanística de la Rochapea a lo largo del último siglo.

Muy cerca de este puente, en el año 1789, se construyó el nuevo puente de Santa Engracia, que cambiaría posteriormente su nombre por el de puente de Cuatro Vientos. Se amplió a principios del siglo XX para soportar todo el tráfico que salía o entraba de la ciudad por este punto. Pasado el puente, al otro lado, ya en terrenos de San Jorge o del Barrio de la Estación, en la orilla derecha del río hallamos el jardín de Carlos Eugui, una bonita finca con sus fuentes, paseos y hasta un frontón había y hay en la zona. En la margen izquierda, en la zona de Trinitarios, había huertas, cultivos y viveros, los de Villamiranda. Hasta 1908 allí estuvo la llamada Casa de los Pinos. Siguiendo la orilla derecha del rio encontramos la Pasarela de los Tubos, construida en torno a los años 30  con el fin de pasar por encima del río una gran tubería de agua potable. Había dos pasillos a ambos lados por donde también podían pasar los peatones. Se rehabilitó como pasarela peatonal en las obras del parque fluvial (1998-2009).

Seguimos con nuestro paseo por la margen derecha del río y encontramos la presa y el  molino-central eléctrica de la Biurdana, levantados en el siglo XIV, del que les ofrezco una fotografía reciente de hace apenas 2 o 3 años tomada por mí. El molino estuvo funcionando hasta principios del siglo XX. Después hallamos el vado de Berichitos varias pasarelas y el puente de San Jorge, tras él hallamos el puente de Miluce, de comienzos del siglo XIII, con una intervención en el siglo XIX. No quedan restos del molino-batán de Miluce si bien se conservan restos de muros fluviales en la margen derecha. Su origen etimológico es confuso, aunque la opinión más extendida lo relacionan con los términos “mihi luze” (lengua larga) en alusión a las ejecuciones, por ahorcamiento,  que tuvieron lugar aquí, en tiempos del rey Carlos II El Malo.  En la margen izquierda, desde el puente de Miluce al limite con Barañain, hallamos la presa-azud y antiguo molino-batan-harinera de Ilundain, también llamado Molino Nuevo, con una zona cercana que podríamos considerar como  playa de aluvión. Fue llamado Molino Nuevo desde 1828 a 1890. En 1899 lo compró José Ilundain Esteban y pasó a  alimentar la fabrica de pastas de harina  de la Harinera de Ilundain. En 1966 la harinera abrió las secciones de panadería, pastelería y fábrica de pastas para sopas y galletas. El negocio cerró en 1996. Hoy en día se  conserva buena parte de las edificaciones, tal y como podemos ver en la foto adjunta del archivo de la Familia Ilundain.

Fotos por orden de aparición: Nº1. Pamplona, vista general. Nº2. Rio Arga. 1946. L. Roisin Nº3. Talud de la Media Luna y el rio Arga a sus pies. (años 20-30). Ediciones Arribas, Nº 4. Zona del Molino de Caparroso, la Magdalena al fondo. Años 20-30. Fondo Marín. Kutxateca Nº 5. Barrio de la Magdalena. Molino de Caparroso en primer plano. 1909. Ed. Viuda de Rubio Nº 6. Piscinas del Club Natación. Años 50. Ed. García Carrabella  Nº7. Rio Arga en las próximidades del Club Natación. Años 40. Postales Vaquero, Nº8. Pasarelas sobre el Arga. Años 50. Ed. Garcia Garrabella. Nº9. Puente de la Magdalena. 1909. Eusebio Rubio. Nº10. Puente de la Magdalena. Año 1956. Ed. Garcia Garrabella. Nº11. Molino de Ciganda. Catedral y Baluarte del Redin. 1901-1903. Hijos de Montorio, Cliché de Julio Altadill; Nº 12. Rio Arga y la Catedral al fondo. 1905.  Eusebio Rubio. Nº13. Molino de Ciganda. Foto sin filiar ni datar Nº 14. Rio Arga y la catedral al fondo. 1905. Eusebio Rubio. Nº 15. Rio Arga en el tramo de los Alemanes. 1939. L. Roisin Nº16. Puente de San Pedro. 1912. Papelería Moderna. Nº17. Puente de San Pedro. 1905. Eusebio Rubio. Nº18. Niños bañándose junto al puente de San Pedro. Años 50. Ediciones Arribas. Nº19. Puente de San Pedro, con el rio crecido. Años 30-40. Ed. L. Roisin. Nº20. Postal fotográfica sin filiar de aproximadamente 1915, con el Palacio de Capitanía en lo alto. Nº21. Rio Arga, cerca del puente de Curtidores. Años 30. L. Roisin. Nº 22. Puente de Curtidores. Foto Joaquín Castells. Sin datar.  Nº 23. Rio Arga desde el puente de Curtidores, barrio de curtidores en primer plano, murallas al fondo. 1905. Eusebio Rubio Nº 24. Rio Arga desde el puente de Curtidores, barrio de curtidores en primer plano. 1909. Vda. de Rubio. Nº25. Puente de la Rochapea tomada desde la subida al Portal Nuevo. 1909. Viuda de Rubio. Nº26. Alrededores del Puente de la Rochapea o Curtidores. Viuda de Rubio. Nº27. Puente de Curtidores. 1956. Ed. García Garrabella. Nº28. Puente de la Rochapea. 1909. Eusebio Rubio. Nº29. Puente de la Rochapea. 1912. Papelería Moderna, Nº30. Bajada de la Cuesta de la Estación y rio Arga. Años 30 .L. Roisin. Nº31. Bajada de la Cuesta de la Estación y rio Arga. Años 30 .L. Roisin.  Nº 32. Panorámica de la Rochapea y el rio. 1917. Viuda de Rubio. Nº33. Panorámica de la Rochapea y el rio. Años 30. L. Roisin.  Nº 34. Vista general de la Rochapea y barrio de la Estación. Años 20, 30. Nº35. Desde la orilla del Arga, bajo el Portal Nuevo. 1919. Sin filiar.  Nº36. Puente de Santa Engracia visto desde el puente de Cuatro Vientos. 1909. Eusebio Rubio.  Nº37. Presa de Santa Engracia. Años 30-40. L. Roisin. Nº38. Presa de Santa Engracia. Años 40-50. Sin filiar, probablemente Ed. García Garabella, Nº 39. Puente de Santa Engracia. Pamplona. Vista parcial. 1890. hijos de Montorio. Nº 40.  Paisaje del Rio Arga. 1909. Eusebio Rubio;  Nº 41. Pamplona. Afueras (1900-1910). Papelería Moderna;Nº 42. Cercanías del Puente de San Engracia. 1917. Ed. Cosgaya;   Nº 43: Inmediaciones del puente de Santa Engracia. Años 20-30.  L. Roisin; Nº 44: Inmediaciones del puente de Santa Engracia. 1902. Ed. Hijos de Montorio, Nº 45. Camino de la Estación y nuevo puente de Santa Engracia o Cuatro Vientos. Ediciones Nemesio Aramburu. Julius Nagelschmidt. Nº46. Foto Molino de la Biurdana (foto actual). Archivo propio Nº 47. Foto Harinera Ilundáin (sin datar). Archivo Familia Ilundáin

Imagenes del ayer y hoy: A las puertas de Pamplona (1870-1915)

Les traigo, esta vez, una curiosa colección de fotografías, algunas de ellas bastante desconocidas, que tienen en común, la mayoría de ellas, el mostrarnos la ciudad de Pamplona, “fuerapuertas”, osea desde más allá de las murallas, en el período comprendido entre 1870 y 1915. Destacan las fotografías de la agencia Circa del año 1903, (hay algunas anteriores a esa fecha como las dos primeras), el resto son postales de Eusebio Rubio, Vda. de Rubio o Papelería Moderna de la primera década y media de siglo. Seguiré un orden cronológico: la primera foto, la de la izquierda es de 1870, y está tomada desde la subida de la Cuesta de la Estación. En ella podemos contemplar, con todo lujo de detalles, una bonita estampa que se ha repetido cientos de veces en postales y fotografías posteriores. De un análisis más detallado de la estampa sacamos las siguientes conclusiones: las casas que había junto al margen derecho del río constituían todo un barrio, el barrio de Curtidores, era nuestra particular Venecia. De aquellas construcciones apenas queda hoy en día una casa en ruinas que hace algún tiempo sufrió un pavoroso incendio. Se observa con nitidez la familiar cuesta de Santo Domingo, al final de la cual podemos ver el portal de la Rochapea que fue derribado en 1915. Llama la atención como parece que en el talud de la Muralla de Ronda se han plantado recientemente algunos árboles, cuando lo habitual era dejar los taludes libres de vegetación, por razones defensivas, como podemos comprobar cerca del baluarte de Parma y de la muralla cercana al Portal de Francia y al Redín, así como en otras muchas fotografías de la época. Seguimos con la vista la línea de la muralla y las casas de Descalzos hasta su conclusión en el enorme caserón del viejo hospital provincial, el Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia. Enfrente, al otro lado de la cuesta, que se introduce en el Casco por el antiguo Portal,  se erige la familiar silueta del Palacio de Capitanía, hasta no hacía demasiado tiempo Palacio de los Virreyes de Navarra y hoy Archivo General de Navarra. Al revisar estas viejas instantáneas no puedo por menos que compadecerme como ciudadano de Pamplona al ver como, durante largas décadas edificios emblemáticos, que tanto supusieron en la historia de nuestro viejo reyno, fueron inexplicablemente abandonados por quienes tenían el deber de conservarlos y rehabilitarlos.

La segunda foto, la de la derecha del párrafo anterior, es de 1875 y nos muestra una panorámica de Pamplona desde la zona de la Cuesta de Beloso. A la izquierda de la foto puede descubrirse el viejo coso taurino, la vieja plaza de toros se había terminado de construir en 1852, a su derecha vemos el núcleo de casas del Casco Antiguo, entre las que descollan las torres de San Cernin, un núcleo de casas que entonces era prácticamente toda la ciudad,  encorsetada por esas  murallas; en esta instantánea, por la muralla del frente sur, la muralla de Tejería,  que la rodeaba  y cercaba  también la imponente silueta del conjunto catedralicio que sobresalía claramente sobre el entorno. Llama la atención como cerca del Baluarte de San Bartolome, en la Media Luna, había un gran desnivel, que poco tiene que ver con su configuración actual. Como sabemos, por otras entradas, esta zona fue rellenada y urbanizada a partir de la tercera década del siglo XX. Abajo discurre el cauce del río Arga y a la altura de la vertical de la catedral, junto al río, el viejo Molino de Caparroso.

En las fotos que preceden a este párrafo vemos la Pamplona de 1903 desde la Rochapea, concretamente desde distintos ángulos del citado barrio. La foto de la izquierda puede estar tomada desde las inmediaciones del camino de Errotazar, (se observa un murete de piedra justo en el borde izquierdo de la foto). Contemplamos buena parte del “skyline” del Casco Antiguo, las casas de descalzos y, en tono más oscuro, el caserón del Convento de los Carmelitas Descalzos, más allá, no se acaba de distinguir, estaba el antiguo portal de Santa Engracia o Portal Nuevo y a continuación la zona del parque de la Taconera conocida como Vistabella, antes del relleno del baluarte de Gonzaga. En primer término vemos, además, vastas extensiones cultivadas en la Rochapea y al final, al filo del horizonte, algunas construcciones en el Camino Viejo de Santa Engracia. En la foto de la derecha, tomada desde lo que podría ser el inicio del actual Paseo Anelier de la Rochapea, podemos contemplar la silueta de la Pamplona amurallada desde el baluarte del Redín hasta el convento de los Carmelitas, con algunas construcciones dispersas tanto en la zona de Errotazar como en la zona final de Camino Viejo de Santa Engracia. En las fotografías que acompañan este párrafo, preciosas, en mi opinión, vemos a la derecha el cauce del río Arga, a la altura de la muralla, bajo el Palacio de Capitanía. Desde esta difícil localización, lo digo porque esta zona del río no es muy accesible, hoy en día, que digamos, podemos ver enfrente el caserón del Hospital Provincial que a partir de los años 30 se convertiría en el Museo de Navarra. Bajo la muralla del Baluarte de Parma parece intuirse incluso una especie de desagüe de aguas que van a parar al río. La foto de la izquierda inmortaliza  la zona de la Muralla cercana al Portal de Francia y Baluarte del Redín en esa temprana fecha del pasado siglo. A lo lejos, en lontananza, se vislumbran las casitas dispersas del camino viejo de Santa Engracia antes de que se convirtiese, en 1937, en  la calle Joaquín Beunza.

Acabo esta bellísima colección de fotos de Circa del año 1903, con una última fotografía, (la de la izquierda), donde se puede observar la zona donde hoy se encuentra  el comienzo de la Ronda del Obispo Barbazan y el Mesón del Caballo Blanco. En la foto, en su lugar y en ese momento había una especie de cobertizo y otras construcciones. Si no fuera por la inconfundible silueta de la Catedral que nos ayuda a situar la escena, diría que en algunos aspectos me parece un tanto desconocida. Desde luego queda muy lejos de la idílica y romántica  imagen que adquirió la zona con las reformas de los años 50 y principios de los 60. La foto de la derecha corresponde al año 1914 o principios de 1915, justo un poco antes de que comiencen a derribarse las Murallas y creo que corresponde al antiguo Baluarte de la Reina. A la izquierda de la foto se divisa la trasera del Teatro Principal y a continuación ese gran caserón blanco, que hemos visto en otras fotos del blog y  que desaparecería en las primeras décadas de nuestro siglo. Quedaba al final de la calle Estafeta.

Las siguientes fotos son de postales y corresponden a algunos de los portales de la ciudad, a principios de siglo. En primer lugar me detendré en el Portal de San Nicolás de la que ofrezco un par de postales, la primera, la de la izquierda,  nos muestra el Portal antes de la reforma de 1906-1907 (la foto posiblemente sea de 1902-1905) reforma en la que se desmontó la fachada del Portal y se guardó hasta 1929, fecha en que se reconstruyó en los Jardines de la Taconera. Según dice J.J Arazuri las barandillas del puente que vemos en esta foto son las mismas que están actualmente en la calle de Labrit. Al fondo, a la derecha, se ven las ruedas de los cordeleros que hacían en este lugar su trabajo. En la postal de la derecha vemos la zona, con el Portal de San Nicolás ya desmontado, aunque se mantuvo el puente si bien dotándole de mayor amplitud. Una anécdota. Como podrán observar, la postal se positivó incorrectamente y he tenido que darle la vuelta (pueden ver que las letras están invertidas) para que la imagen se corresponda con la realidad. En el año 1921 desapareció todo vestigio de aquel Portal, del puente y de las murallas en la zona.

Por último en las dos últimas fotos que cierran la entrada podemos ver, a la izquierda el Portal de La Taconera  tras la reforma de  1905. Ese año se desmontó el portal, se ensanchó el puente sobre el foso y se instaron las torretas metálicas de adorno que vemos en la fotopostal de Eusebio Rubio. Y a la derecha podemos ver el baluarte de San Bartolome en el año 1911. Detrás de él, el Casco Antiguo, con las torres de las iglesias descollando sobre el resto de casas de vecindad: San Cernin, San Agustín y la Catedral de Pamplona, entre medias creo reconocer el enorme caserón de Seminario Episcopal.

Fotos por orden de aparición: Nº 1. Puente y barrio de Curtidores (1870), Nº 2: Panorámica de Pamplona desde Beloso (1875), Nº 3 y Nº 4: Pamplona vista desde La Rochapea (1903), Nº 5: Rio Arga y Baluarte de Parma (1903), Nº 6: Portal de Francia (1903) y Nº 7: Traseras de la Catedral, Ronda Obispo Barbazan y Redín (1903), todas ellas de Circa. Nº 8: Baluarte de la Reina (1914), Nº 9: Portal de San Nicolás. Fotopostal de Eusebio Rubio (1902-1905), Nº 10: Portal de San Nicolás. Fotopostal Vda. de Eusebio Rubio (1910-1915) , Nº 11. Portal de Taconera. Fotopostal de Eusebio Rubio (1907-1915), Nº 12. Baluarte de San Bartolome y Vista parcial de Pamplona (1911). Fotopostal de Papelería Moderna.

Imagenes del ayer: Paseo de Sarasate (1910-1976)

Esta es la quinta vez que hablo del Paseo de Sarasate en este blog, que popularmente conocimos durante mucho tiempo como Paseo de Valencia. He hablado de sus comercios en dos entradas del blog, del paso del Irati por su boulevard, de los cambios urbanísticos producidos a lo largo de su historia y en esta entrada pretendo mostrar nuevas imagenes de este emblemático lugar, donde veremos el Paseo desde diferentes lugares y perspectivas. Y lo haré con  una pequeña selección de postales antiguas, de las cerca de ochenta que he tenido la ocasión de ver estos últimos días. Seguiré un orden cronológico, empezando por las más antiguas y alternando las diferentes perspectivas del Paseo. En la fotopostal de la izquierda, de Papelería Moderna, podemos ver el Monumento a los Fueros y a su derecha el viejo edificio del Banco de España, antes de que se construyese el nuevo edificio en 1927, por lo que la foto sea posiblemente del período comprendido entre 1910 y 1915. En la fotopostal de la derecha, de Eusebio Rubio, se advierte,  a la derecha de la instantánea el gran edificio del Vinculo Municipal y el  Caserón de la Casa de Misericordia, por lo que la foto tiene que ser forzosamente anterior a 1918, ya que es en este año cuando se comenzó  a derribar el viejo edificio de los hornos municipales de pan.

En la  foto de la derecha, tomada desde el Palacio de Diputación, vemos, en un primer plano, a la derecha, la farola ornamental que hoy está en el centro de la plaza del Vinculo y que estuvo ubicada en este lugar del Paseo durante 30 años, entre 1928 y 1958, año en que se trasladó a la plaza de la Argentina donde permanecería durante siete años, hasta 1965. Si nos fijamos en el lado izquierdo de la fotografía vemos que ya está construido el nuevo edificio del Banco de España (se acabó en 1927), pero aún no el edificio central de la Caja Municipal (se comenzó  a construir en 1931), por lo que el margen para su datación puede estar bastante ajustado, probablemente sea de 1929 o 1930. La  postal de la izquierda, de Vda de Rubio,  nos muestra el paso del ferrocarril eléctrico del Irati por el lado del Paseo más cercano al Casco. Recordemos que éste desapareció del Paseo de Sarasate en 1930 y como quiera que la mayoría de las postales existentes sobre el Irati son de finales de la segunda década y comienzos de la tercera  la fotopostal  bien podría estar datada entre 1917 y 1925. La segunda postal de la izquierda no he podido datarla con seguridad. Aparentemente se observan aún las catenarias y railes junto a la acera más próxima al Casco, en el tramo cercano a la iglesia de San Nicolás, pero también circulan coches y camionetas, pocos, pero circulan, por lo que la fotografía debiera ser de finales de los años 20 (1928-30). De esa misma época, de finales de los años 20 probablemente sea la segunda fotopostal de la derecha donde observamos, esta vez si, con toda su magnificiencia decimonónica la farola ornamental a la que nos hemos referido anteriormente.

En las tres postales que anteceden a este párrafo podemos contemplar el Paseo de Sarasate desde el extremo más cercano a la Audiencia Provincial. En la primera de ellas, vemos el Paseo de Sarasate culminado, en este punto, por una fuente surtidor acotada por una pequeña valla. Es una de las dos  fuentes  que se habían inaugurado en 1894 y 1895, la otra  estaba situada  frente al Palacio de Diputación, se había colocado un año antes y sería sustituida por el Monumento a los Fueros en 1903. La foto postal, de A. de León,  es de los años 20. La segunda postal lleva el rastro de un matasellos, observamos  la fecha, 1932, y en ella comprobamos  que han cambiado tanto las luminarias, que parecen más bajitas, así como la fuente. La tercera postal, de Ediciones Arribas,  es mucho más reciente, del año 1960, sin la fuente-surtidor de antaño, con esas farolas  que hemos conocido durante largo tiempo, hasta finales del pasado siglo y que pudiera decirse constituían una seña de identidad más de nuestro mobiliario urbano, junto a unos bancos blancos de formas alabeadas.

      

En las cuatro fotos anteriores observamos el Monumento a los Fueros y su entorno más cercano en diferentes épocas de nuestra historia urbana. En la primera vemos un grupo de estatuas reales arremolinadas cerca del Monumento, por delante de los baños públicos, con una de ellas mirando hacia el Palacio de la Audiencia y delante de ella un pequeño jardincillo. En la siguiente foto ha desaparecido el jardincillo pero continua en este lugar ese grupo de estatuas que, como recordamos, en otra entrada del blog, procedían del Palacio Real de Madrid y que serían trasladadas al otro lado del Paseo en el año 1956. Estas dos primeras fotos necesariamente tienen que ser anteriores al año 1951, pues aún se conserva el óculo original en la fachada principal del Palacio que ha sido recuperado hace unos pocos meses por el actual Gobierno de Navarra. En 1951  el escultor Fructuoso Orduna incorporó un grupo escultórico que representaba el escudo oficial de Navarra durante el franquismo con la Cruz Laureada de San Fernando entre dos personajes masculinos con apariencia clásica, ocultando el óculo original.  En 1972, las mencionadas estatuas reales fueron objeto de una curiosa transacción: se permutaron  las estatuas de Fernando VI y de Barbara de Braganza por las de Felipe III de Navarra y García Ramírez. En 1956 cuando se reubicaron las estatuas, se colocaron las nuevas luminarias y bancos a los que me he referido en el párrafo anterior, además del tradicional embaldosado que conocemos. Completan la serie de fotos, una hermosa postal en blanco y negro de los primeros años 60, atentos a los coches aparcados,  y una postal en color, de Ediciones Dominguez Escudo de Oro, de los primeros años 70.

 

Y para finalizar, tres fotografías,  dos de ellas en blanco y negro pertenecientes a los primeros años 50, la primera tomada desde el Palacio de Diputación, atención a la primitiva villavesa  circulando por la calzada más cercana al Casco Antiguo y a los escasos coches que atraviesan las dos calzadas del Paseo y la segunda tomada desde la acerca del edificio del Banco de España, con Casa Baleztena en el centro de la foto, entre la plaza del castillo y la calle Comedias. Parece pasar inadvertida, pero ahí está todavía la farola ornamental, casi a la entrada de Comedias, confundiéndose con el edificio de la citada Casa Baleztena. La última fotopostal, en color, de los años 70, de Ediciones Dominguez, nos muestran el Rincón de San Nicolás con el kiosko de chucherías que conocimos hasta no hace demasiados años en el lugar,  la fachada sur de la Iglesia de San Nicolás con su casa parroquial y al fondo de la foto el desproporcionado y fuera de lugar edificio que sustituyo a la hermosa Casa Navasal. Se hace patente la presencia de muchos más vehículos en el Paseo, coches que nos sumergen por completo en aquella época (un Seat 124, varios Renault 4, un Renault 6, entre otros modelos)

Fotos: Autores y obras referenciadas en el texto de la entrada. Cuando no se cita se desconoce el autor.

Imagenes del Ayer. Videos. Pamplona (1965-1975)

Segunda entrega de la selección de pequeños vídeos realizada por “Memorias del Viejo Pamplona” que nos enseñará, ya no con fotografías sino con imagenes en movimiento, la evolución de nuestra ciudad a lo largo de los últimos 100 años. En este segundo vídeo cuyas imagenes, al igual que el anterior, proceden de los archivos históricos del NODO de Televisión Española, y que fueron recogidas hace 22 años en el recopilatorio “Navarra. Imagenes del siglo: 1940-1991”, vemos algunas imagenes de Pamplona entre los años 1965 a 1975. La mayoría de las tomas son, como veremos,  de los primeros años 70. En ellas se narra la enorme transformación de nuestra ciudad y de nuestra comunidad; una época en la que, en apenas 15 años, se duplicó la población de Pamplona; un crecimiento poblacional  fruto de la mecanización del campo y de la industrialización creciente de nuestra ciudad que necesitaba de abundante mano de obra y que provocó un intenso flujo migratorio, tanto de gentes que procedían de nuestras zonas rurales como de gentes procedentes de otras comunidades españolas. En esos años se construyeron nuevos y populosos barrios, grandes plazas y avenidas y se liberó la ciudad de las instalaciones militares al trasladarse éstas a Aizoain.

La selección se inicia con unas tomas aéreas de la ciudad, que parten de la ciudad histórica, construida y consolidada, del Casco Antiguo y los Ensanches, para sobrevolar la Ciudadela y adentrarse en los nuevos barrios de San Juan e Iturrama, el primero de ellos en fase muy avanzada de desarrollo. Posteriormente contemplamos ya un Edificio Singular terminado (se acabó en 1973), la avenida de Pio XII, el solar de los cuarteles militares junto a Yanguas y Miranda, la construcción de la plaza de los Fueros (1974), el derribo de casas en el Ensanche, (la que aparece en imagen creo que es la Casa de las Hiedras, derribada en 1974, la avenida de Zaragoza, el aeropuerto de Noain (1973), la primera fase de la Autopista de Navarra, la  construcción de la nueva sede central de Caja Municipal,  junto a la avenida del Ejército así como el levantamiento de  nuevos edificios de viviendas  en Pio XII, entre otras muchas imagenes. 
Fuente: Navarra. Imagenes del siglo (1940-1960). 2ª edición. 1995. RTVE y Gobierno de Navarra.

Imagenes del ayer. Pamplona a vista de pájaro en los años 70 (1970-1979)

Cambiamos el blanco y negro de las entregas anteriores por el color en esta nueva entrega de “Pamplona a vista de pájaro” que nos muestra la Pamplona de los años 70, la mayoría de ellas son fotos aéreas de “Paisajes Españoles”. Les recomiendo vivamente que analicen estas fotografías, como he hecho yo, en una buena pantalla de ordenador o si lo hacen en otro dispositivo con el máximo grado de ampliación posible, y tal vez con una lupa para captar la infinidad de detalles que quizás a simple vista puedan pasar desapercibidos. Analizar con minuciosidad estas fotografías supone para los que hemos vivido en esa lejana época un verdadero viaje en el tiempo. Empezaré precisamente por las dos únicas fotos en blanco y negro del reportaje. A la izquierda, encabezando la entrada,  una foto aérea probablemente de finales de los 60 o principios de los 70, donde vemos el nacimiento del barrio de Iturrama. En la parte superior de la foto se observa la puerta de Socorro de la Ciudadela y las casas de Iturrama Nuevo, zona que ha permanecido, sin urbanizar durante muchas décadas hasta su reciente reordenación y construcción de viviendas, en estos momentos.  Todavía no se habían construido las casas donde se encuentra la Jefatura de Tráfico.  Si, en cambio los bloques de casas más cercanos a Fuente del Hierro en su cruce con la antigua carretera de Circunvalación, hoy Vuelta del Castillo. Se observa también el amplio local de planta baja anexo que ocupa hoy el Bingo Ciudad de Pamplona y los otros locales comerciales contiguos. Cruzando en diagonal, entonces era apenas un camino, la caja de la antigua vía del Plazaola, la que sería luego avenida de Sancho El Fuerte y en la parte inferior  lo que posteriormente sería la Avenida Pio XII, entonces carretera a Estella. En la foto de la derecha, de 1970 vemos la entonces carretera a Estella, cruzando en diagonal la fotografía, a la izquierda de la foto el convento de las Carmelitas Misioneras, junto al grupo de torres de la Cooperativa de viviendas Urbasa, debajo, junto a ellas, la futura avenida Sancho El Fuerte. En el cruce de ambas, donde hay una construcción antigua se erigiría la Torre Basoko.
Con mayor nivel de detalle y en color vemos, en las fotos que me anteceden las dos de 1974, esta zona de la ciudad tan diferente a como la conocemos actualmente, lo que se llamaba entonces el Tercer Ensanche, los nacientes barrios de   San Juan e Iturrama. En la primera de ellas, vemos nuevamente el convento de las Carmelitas Misioneras que se derribaría en 1977 para construir en su solar las viviendas de la Agrupación Roncesvalles, tras él, lo que posteriormente sería la Avenida de Barañain y más al fondo la Avenida de Bayona. En la segunda foto tomada en sentido contrario a la anterior, del norte hacia el sur, volvemos a ver la avenida Sancho El Fuerte, urbanizada en su segundo tramo, yo recuerdo una carrera de patines en su inauguración o en fechas muy próximas a su apertura que creo fue en 1973. Aun quedaban amplias zonas del barrio de San Juan e Iturrama sin construir. Para entonces, podemos comprobar que ya se habían erigido  las mencionadas casas de Tráfico, o los primeros edificios en el comienzo de la Avenida Pio XII.

En las fotos anteriores vemos, a la derecha una panorámica aérea de 1976 de buena parte del Ensanche, el Casco Antiguo, una parte de San Jorge y la Rochapea, un tanto diseminada en su estructura urbana tan diferente a la actual, que ha sufrido una enorme expansión urbanística en los últimos 30 años convirtiéndose en el primer barrio, por población, de Pamplona. Entonces los edificios de este barrio se concentraban en torno a unos pocos ejes:  Marcelo Celayeta, Joaquín Beunza, Errotazar, San Pedro. Más allá, entre la Rocha y el Monte San Cristobal no existía ciudad construida, sino amplios campos de cultivo. Hoy en día al norte de la Rochapea y de San Jorge se extienden los nuevos barrios de Buztintxuri y Nuevo Artica. A la izquierda podemos contemplar una desconocida panorámica de parte  de San Jorge y la Rochapea, la foto es nada menos que de 1972. De abajo hacia arriba, los depósitos de la CAMPSA, a su izquierda la fábrica de INABONOS, a su derecha las vías del tren y la Estación del Norte. Desde aquí hacia arriba todo ha cambiado, por completo desde entonces a hoy: de izquierda a derecha en la avenida de Guipúzcoa,  el viejo edificio de ladrillo rojo del Asilo de las Hermanitas de los Pobres y todas aquellas viejas casas al lado de una avenida llena de tráfico, al norte, las fábricas de Perfil de Frio y Talleres Iruña, muy al fondo la fábrica de las Sedas (Matesa) y junto a Cuatro Vientos la Azucarera de Carlos Eugui y la antigua fábrica de Múgica y Arellano.
En la foto adjunta de la izquierda,  de finales de los 70 o primeros 80, cortesía del rochapeano Oscar Beorlegui, se observa una bonita panorámica de lo que algunos llamábamos Rochapea Vieja, es decir la Rochapea que creció sobre uno de los ejes más antiguos del barrio y que vertebraron la antigua Rochapea, la calle Joaquín Beunza. Nada que ver con la actual, que en más de la mitad de su recorrido circula paralelamente a su antiguo recorrido. En esta foto se observan, en la parte inferior de la instantánea, junto al puente de Santa Engracia, parte de la Fábrica Industrias del Caucho y a su derecha el edificio de Villa Miranda, y siguiendo la calle desde el viejo puente, a la derecha, la Casa Ipiña, los antiguos talleres de Frenos Urra, los invernaderos de Huici, y las nuevas construcciones erigidas desde finales de los 50,  enfrente de ellos, y empezando de nuevo desde el viejo puente, en la parte izquierda de la calle, unas viejas casas de primeros de siglo,  la fábrica ICER, un poco más adelante la Casa Aldaz, el colegio de las Mercedarias para terminar con todos los bloques de casas construidas a lo largo de los años 60 y 70. En la foto no se ve pero allí, al fondo,  estuvieron hasta finales de siglo los viejo corralillos del Gas, la fabrica de Sancena, Casa Plácido y tantos y tantos nombres con historia. ¡Qué diferente al panorama actual!. Todavía no se había construido ni el puente de las Oblatas, ni la rotonda cercana al puente, ni la llena de tráfico calle Ochagavía, ni la calle Río Arga, al menos tal y como hoy la conocemos. Por último, en la última foto de la entrada, de 1972, podemos contemplar las dos fases de Orvina, la que se construyó junto al Centro Psiquiatrico San Francisco Javier o como vulgarmente lo conocemos el Manicomio,  y la que se construyó enfrente de la calle Miravalles, al este del núcleo histórico de la Chantrea. Aún quedaban lejos las expansiones urbanísticas de Ezkaba, Ansoain, etc.

Imagenes del Ayer. Videos. Pamplona (1948-1958)

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pues imagínense una imagen en movimiento. Inicio con esta entrada una selección de vídeos que nos sumergirán en la Pamplona de décadas pasadas y que completarán los textos y fotografías de este blog que pretende ayudar  a reconstruir  esa pequeña intrahistoria de mi ciudad, ese cúmulo de recuerdos, vivencias e informaciones que no suelen aparecer, a menudo,  en los libros de historia. En este primer vídeo, cuyas imagenes proceden de los archivos históricos del NODO de Televisión Española, recogidos en el recopilatorio “Navarra. Imagenes del siglo: 1940-1991”, vemos algunos retazos de la Pamplona de finales de los años 40 y parte de los años 50. 

A lo largo de este vídeo y siguiendo un orden cronológico vemos una panorámica de la Rochapea, vista desde las murallas y aun sin desarrollarse, el puente de Curtidores, una fugaz imagen del molino de Caparroso, los fosos de la Ciudadela en un estado bastante deteriorado, diversas imagenes del Ensanche (la avenida Roncesvalles con el edificio de la Vasco Navarra a la izquierda, la plaza Príncipe de Viana, llamada también, en tiempos, Plaza Circular), la plaza del Castillo, el Paseo de Sarasate con aquellos coches de la postguerra, la construcción del barrio de la Chantrea y de las casas de San Pedro, la finalización de la segunda fase del Ensanche (vemos alguna imagen de una avenida Carlos III irreconocible, aun sin finalizar, así como de algunas calles aledañas) y el antiguo ambulatorio General Solchaga, (actual ambulatorio San Martín), recién terminado de construir (allí, en el solar donde se construyó, estaban anteriormente las cocheras del Irati).


Fuente: Navarra. Imagenes del siglo (1940-1960). 2ª edición. 1995. RTVE y Gobierno de Navarra.

Imagenes del ayer. Pamplona a vista de pájaro en los años 40 y 50 (1948-1958)

Esta entrada de la serie Pamplona a vista de pájaro no dispone de una solo foto principal aérea y panorámica sino de una colección de fotos, la mayoría de las cuales retratan el Ensanche en el año 1958. Para su mejor estudio empezaré por esas primeras fotografías de ese año que agruparé en esta primera parte de la entrada. En la primera foto que encabeza la entrada vemos un primer plano aéreo de la plaza Príncipe de Viana, que nos puede servir como referente visual. En el extremo superior izquierdo de la foto vemos los inconfundibles pabellones militares que colmatan esa parte del centro urbano. En la parte superior de la foto se atisba el Paseo de Sarasate, con la Casa Navasal todavía en pie y debajo del Paseo se puede ver el viejo edificio de la Casa de Baños. A su izquierda se divisa también el caserón municipal donde se alojaban las antiguas escuelas de Música y de Artes y Oficios. En la siguiente foto, que comparte parte del contenido con la anterior, podemos contemplar además la parte del Ensanche existente a la derecha de la Avenida de San Ignacio. Aun no se ha construido en la calle Cortes de Navarra el edificio residencia de los Padres Redentoristas, titulares de la cercana basílica. En el borde derecho de la foto se divisan los viejos chalets existentes en la confluencia entre la Avenida de Roncesvalles y Carlos III, donde 20 años más tarde se construiría el edificio central de la Caja de Ahorros de Navarra y que vemos con mucho más nivel de detalle en la foto inferior. En esta última instántanea de esta primera entrega fotográfica se observa, en la parte inferior, la torre y demás instalaciones del nuevo Parque de Bomberos de Pamplona, trasladadas, este mismo año, desde su vieja sede de la calle Eslava así como a su derecha el tejado del relativamente recién construido, -se había erigido seis años antes-, Frontón Labrit. El edificio del Servicio Doméstico en la calle Amaya aún no había realizado sus obras de  ampliación en altura.
Fuera del foco de esas primeras tomas aéreas se había quedado el edificio de la antigua estación del Plazaola-Irati, el Plazaola dejó de funcionar en  1954 y el Irati, un año más tarde en diciembre de 1955. Las vías se levantarían tres años más tarde, en 1958. Es por ello y pese a la escasa calidad de las fotos,  que no me he podido resistir a ofrecer estas dos instantaneas de la estación y de las vías de llegada, tomadas en esta misma época, la primera recoge también, en primer plano, buena parte de los pabellones militares existentes en el centro de Pamplona y la segunda está tomada en la vertical de la avenida de Zaragoza. Toda esa zona de la estación y las vías de llegada darían paso en los años 60 a la manzana existente entre las actuales calles Tudela y Yanguas y Miranda. La estación aguantaría algunos años más, hasta 1973 en que es derribada como ya relaté en otra entrada del blog, hoy ocupa su lugar la sede de Instituto Nacional de la Seguridad Social así como diversos servicios de Osasunbidea. 

Junto a este párrafo vemos, a la derecha, una foto aérea del barrio de la Chantrea, aun no se habían erigido las torres de Orvina (se construirían en los primeros años 60) y se observa la perfecta retícula de sus calles, con sus típicas viviendas de dos plantas, sus patios interiores y sus huertas, en primer plano el arco que formaban las viviendas de la calle Miravalles, a la derecha la avenida de Villava y el monte San Cristobal y al fondo los barrios de San Pedro, Rochapea y San Jorge. En el lado izquierdo del párrafo observamos sendas fotos de la zona de Conde de Rodezno, la primera foto es de 1955, y todavía no se habían terminado de construir los últimos edificios de la plaza, así como los existentes en la vecina calle González Tablas, plaza del Alcazar (hoy de Blanca de Navarra) y final de la calle Aralar.  

Para finalizar, lo haré con una poco conocida fotografía del Ensanche de año 1948. En el extremo inferior derecho de la fotografía se observa el inicio de la construcción del Monumento a los Caídos que se inauguraría por Franco en 1952. La construcción de la segunda parte del Ensanche está muy avanzada pero, como se puede comprobar en la fotografía,  aun tendrían que construirse un buen número de bloques en las partes más periféricas del Ensanche, a ambos lados de Carlos III, además de culminar su cierre con la plaza Conde de Rodezno, (hoy plaza de la Libertad) y del Monumento a los Caídos.


Fotos: la mayoría de las fotos pertenecen a una rara colección de tomas áreas de Ediciones Vaquero, alguna de ellas fueron recogidas además en una exposición que tenía por título “Fotografías áreas de Pamplona: 1959-1971”.

Imagenes del ayer. Pamplona a vista de pájaro (1924)

Segunda entrada de esta subsección de Imagenes del Ayer que he dado en llamar “Pamplona a vista de pájaro”. Esta magnífica foto, también del Ministerio del Aire, que recoge prácticamente todo el Casco Antiguo y parte del Nuevo Ensanche de Pamplona la he datado creo que, con bastante precisión, a finales de 1924. Empezaré por las pistas que me han permitido datar la fotografía en ese año. Si nos fijamos en el lado derecho de la foto observamos varios hechos: ya está terminada la plaza de toros nueva, -se acabó en 1922-, y ha desaparecido la antigua; En su lugar se puede ver el solar de la futura manzana del teatro Gayarre y el dibujo de la naciente avenida de Carlos III. No se ha construido el edificio de Telefónica,  el solar está todavía vacío,   por lo tanto  la fotografía tiene que ser de antes de 1925, año en que comenzaron las obras de construcción de la central de teléfonos. Pero es que, además, ya se ha acabado de construir el nuevo edificio de Correos, cuyas obras finalizaron en 1923, así como las de la Casa Doria también acabadas a lo largo de ese año y que vemos en una foto del párrafo siguiente, de unos años más tarde. Se percibe un crecimiento acelerado en las nuevas construcciones del Ensanche sobre todo en el primer tramo de Carlos III, por lo que, afinando aun más, la fotografía bien podría ser de finales de 1924 o incluso de inicios del 25.

En el Ensanche se mantienen, como en la fotografía de la entrada anterior, -la de 1921-, la Comandancia de Ingenieros (estaba a la altura del actual Multicentro Avenida), los cuarteles de Caballería del Regimiento Almansa, el edificio de Intendencia y los cuarteles de  Infantería; Se ha construido el Coliseo Olimpia y la nueva Iglesia de San Ignacio, aunque las obras de la iglesia se prolongarán algunos años más ya que se cercenará parte de la estructura de la vieja basílica  para permitir la apertura, en toda su amplitud, de la naciente avenida de San Ignacio. Vemos junto  a este párrafo una foto de la construcción de la iglesia y otra con las obras ya terminadas. Se ha comenzado a construir  la nueva sede de la Vasco Navarra, el edificio del Servicio Domestico y la fábrica de Calzados López en la calle Amaya. Sin salir del Ensanche, cabe señalar que, este año, el edificio de la Casa de Misericordia del Paseo de Sarasate sufrió un grave incendio que puso fin a su larga existencia en el lugar, de más de 200 años desde que fuese fundada en 1706. A finales de 1931 se trasladarían los residentes al nuevo edificio de la Vuelta del Castillo. El siguiente edificio, el de la Casa de Socorro aun prestaría servicio algunos años más, hasta 1930, fecha en que se trasladó el servicio a la calle Alhóndiga. En 1922 ya se había demolido el antiguo edificio del Banco de España, el edificio de la antigua Alhóndiga Municipal también llamado “descargue” y en ese momento se estaba construyendo el nuevo edificio del Banco, -las obras de las cuales vemos, en el siguiente párrafo, una foto, parecen en la foto principal que encabeza la entrada bastante avanzadas-; Se inauguraría en el año 1927.  Pasarán entre 7 y 12 años hasta que la piqueta acabe con los viejos edificios de la antigua calle Estella,  y vaya dando paso a los actuales. Pese a todo me llama la atención, el edificio bajo anexo al Coliseo Olimpia, la diferente disposición de la antigua calle Estella en relación con  la actual, el enorme solar donde luego se construiría el nuevo edificio de la Caja de Ahorros de Navarra y  muchos detalles más que un avezado observador local, lupa en ristre,  seguramente descubriría.

En la trasera de la nueva plaza de Toros observamos el baluarte de San Bartolomé que sería rehabilitado en 1940 y delante de él unas construcciones que, si mal no recuerdo,  eran unas nuevas dependencias municipales, terminadas este mismo año, 1924: el parque de desinfección, la perrera municipal y el garaje de los coches mortuorios que vemos, de cerca, en una foto junto a este párrafo. Recordemos que hasta ese año la perrera municipal estaba en la plaza de Santa Ana. Si la comparamos con una foto actual,  de aquellas rampas peatonales de subida y de bajada que había junto a la plaza de toros en la foto principal, solo nos queda hoy en día una. No se si será un efecto óptico pero a diferencia de la actual bajada a la Chantrea, en la foto principal se percibe más una subida que una bajada en esa zona. Lo que está claro es que la apertura de esta conexión con la Chantrea supuso la amputación de una parte de la muralla cercana al  baluarte del Labrit, conectada como había estado la zona, unos  pocos años atrás, con el Baluarte de San Bartolomé (recordemos que las murallas del frente sur se habían derruido entre 1915 y 1921).

Cerca, en el Casco Antiguo, se puede divisar el gran caserón del Convento de la Merced, derribado algunos años más tarde donde luego se construiría el Palacio  Arzobispal y el Retiro Sacerdotal del Buen Pastor. En la calle San Agustín se divisa el largo tejado del frontón Euskal Jai y relativamente próxima,  a su izquierda, la nueva plaza de Compañía. Al pie del Palacio de Capitanía o de los Virreyes se divisan unas modestas casitas y una gran extensión de pequeñas huertas, donde hoy se encuentra el aparcamiento en superficie de las huertas de Santo Domingo, cercano al corralillo de los toros. Llama también la atención el gran caserón del Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, que vemos en la foto adjunta, donde hoy está el Museo de Navarra. Junto al tejado de zinc del Mercado de Santo Domingo, se divisa otro tejado de zinc, el del viejo frontón de la Mañueta. En el Burgo de San Cernín se observan algunos patios de vecindad con algún arbolado, en la trasera del Palacio del Condestable, en el Patio de Teresianas y más pequeños en la manzana Eslava-Jarauta-Mayor y alguno en la Población de San Nicolás, en la trasera del palacio de Guendulain. Arbolado frondoso  había también junto al antiguo Hospital Militar, la cuesta del Palacio, el palacio de Capitanía  y la iglesia de los Corazonistas. La calle del Redin poco tenía que ver con la que conocemos hoy en día. Cerca se observan los patios de los conventos de las monjas Carmelitas Descalzas y de las Siervas de María y en la plaza de san Francisco destaca el gran edificio de las escuelas mientras  la Mari Blanca preside todavía el lugar.

 

Fotos por orden de aparición: Vista aérea de Pamplona (1924). Ministerio del Aire. Construcción de la Iglesia de San Ignacio (1924-25): J. J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Avenida de Carlos III (1929). Fondo Arazuri. AMP. Avenida de San Ignacio (finales de los años 20), Ediciones Guilera. Parque de desinfección, perrera municipal y garaje de coches municipales (Años 30). J. J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Construcción del edificio del Banco de España (1925), del Archivo Fotográfico de Construcciones San Martín. Cuesta de San Domingo (Años 20), sin filiar. Plaza del Ayuntamiento (años 30). Foto realizada por un alemán.

Imagenes del ayer: Pamplona, a vista de pájaro (1921)

Dentro de la sección “Imagenes del ayer” ofreceré en las próximas entradas diferentes vistas aéreas, de diferentes épocas,  que nos permitirán ver la evolución de nuestra ciudad a lo largo del tiempo. La mayoría de las fotos han sido ya publicadas en el blog pero en esta ocasión, describiré con detalle la información gráfica que podemos contemplar. Para percibir con más detalle las fotos recomiendo su visionado en una pantalla grande, de ordenador o de tablet. En esta ocasión analizaré lo que podemos ver en esta foto de 1921, de Ministerio del Aire que me facilitó Javier Azqueta, para seguir en la siguiente entrada con otra foto aérea de 1924, una época, la de los primeros años 20 en la que la ciudad sufriría  importantes modificaciones urbanísticas. En esta foto principal, que ya vimos en la entrada dedicada a la plaza de toros (El año en que Pamplona tuvo dos plazas de toros), datada en el primer semestre de 1921, podemos ver de arriba abajo y de izquierda a derecha de la foto los siguientes aspectos destacables: En el ángulo superior izquierdo, se observan los cuarteles General Moriones y Diego de León, donde hoy estaría el Baluarte y su plaza, más abajo siguiendo la actual calle Estella, el Cuartel de Intendencia y desde el inicio de la actual calle Tudela hasta la avenida San Ignacio el cuartel de Caballería y la Comandancia de Ingenieros, al final de este tramo se encontraba la antigua basílica de San Ignacio, aun no se había construido la nueva que conocemos, ni tampoco se habían construido, por supuesto, por todo lo dicho los  actuales edificios de la calle Estella. En la plaza del Vinculo teníamos, mirando hacia Sarasate, a la izquierda, el caserón de la nueva Alhóndiga Municipal, sede de la Escuela de Artes y Oficios y de la Academia de Música, enfrente el edificio de la Casa de Baños y a la derecha un edificio de viviendas que sería derribado para construir el que existe actualmente en la plaza (donde estaba el antiguo Koppo). Todavía estaba sin construir el nuevo edificio de Correos (se inauguraría en 1925), pero ya se había derribado el edificio del Vinculo, pues parece vislumbrarse un hueco entre la Casa de Baños y el viejo Caserón de la Casa de Misericordia. Siguiendo por esta acera del Paseo de Sarasate, tras el Caserón de la antigua casa de Misericordia,  estaba la primera Casa de Socorro de la ciudad, en la antigua casa de los Pastores, antes de su traslado a la calle Alhóndiga en 1930, el colegio de los Escolapios y la primera sede del Banco de España,  antes de construir su nuevo edificio en 1927 (donde antes estuviera la primera Alhóndiga municipal hasta 1891)

Desde lo que luego sería la avenida San Ignacio hacia abajo podemos destacar los siguientes elementos. Todavía no se había construido nada o casi nada en el Ensanche, se estaban poniendo los cimientos del edificio que se construiría junto al Olimpia, el chalet de Martinicorena, en la calle Arrieta,  sería la primera nueva construcción del nuevo ensanche, en 1922; la Casa Doria, en la confluencia de Carlos III con Cortes de Navarra sería otra de las primeras construcciones, en 1923. No existía la avenida de Carlos III, ni el actual Teatro Gayarre. En su lugar, ocupando parte de la futura nueva avenida y del futuro nuevo teatro estaba la primera plaza de toros de Pamplona. El Teatro Gayarre, inicialmente llamado Teatro Principal, cerraba la plaza del Castillo, por donde hoy se abre a Carlos III. Aun se pueden observar con cierta nitidez en esta fotografía principal los restos de la muralla sur de la ciudad. Las murallas del frente sur se habían derribado entre 1915 y 1921. Este frente de muralla iba desde la Ciudadela, por la calle García Ximenez, atravesaba toda la avenida de Roncesvalles hasta llegar a la zona de Juan de Labrit. Podemos descubrir  en la foto restos del baluarte de la Reina, (antes llamado de Tejería), en la parte inferior de la foto así como restos del desmonte de terreno al derribar la muralla de la zona de Tejería. Hoy en día se puede ver en ese lugar un murete de piedra, al pie de la barandilla que hay en la Cuesta de Labrit, resto de aquella primitiva muralla.  Cerca del Baluarte de la Reina estaba el Portal de Tejería, a la altura del actual paso de peatones de Estafeta al Callejón de la plaza. Fue derruido en 1915, (lo vemos aun intacto en una de las fotos de la derecha de este párrafo) y los escudos de armas se pueden contemplar en el arco de la puerta de entrada a la Ciudadela. El otro baluarte de esta zona era el de San Nicolás. Su portal de entrada, reformado en 1906-7, estaba a la altura del edificio del antiguo cine Carlos III, desapareciendo tanto el portal como las murallas colindantes en 1921. Su frontis se trasladaría  en 1929 a los jardines de la Taconera. Si nos fijamos en la foto principal de la entrada, poco tienen que ver la actual fachada oeste de Diputación, donde estaba el edificio del antiguo Archivo, con la que se observa en la foto y lo mismo pasa  con las casas que estaban en la zona que hoy estaría entre Duque de Ahumada y Espoz y Mina, así como casi todo el frontal de las casas situadas cerca de la muralla de Tejería, con el gran edificio del Seminario Episcopal, descollando en el angulo inferior derecho de la foto. El edificio situado al final de la Estafeta, en su confluencia con Juan de Labrit tampoco es el mismo que podemos observar hoy en día aunque nos sirve como elemento de referencia en varias de las fotografías, tanto de la grande como de las pequeñas. Para ilustrar algunos de los cambios aquí comentados he acompañado este último párrafo con tres fotografías extraídas de los libros de J.J Arazuri. Pamplona, calles y barrios. De izquierda a derecha, derribo de las murallas en lo que hoy sería cruce de calle Tudela y Garcia Ximenez (terminado en 1921), del portal de Tejería poco antes de su desaparición (1915) y del inicio del derribo de las murallas de Tejería (julio 1918).

Fotos referenciadas en el texto de la entrada.