Pamplona, año a año: 1924

En el  año 1923 Pamplona tenía 33.281 habitantes. Habían nacido 883 nuevos pamploneses, fallecido 939 y se habían casado 335 parejas. Hacía poco tiempo que se habían comenzado a derribar las murallas del flanco sur, sin embargo la plaza del Castillo seguía cerrada hacia lo que hoy sería la avenida de Carlos III, con el Teatro Gayarre presidiendo nuestro cuarto de estar entre la sede del Crédito Navarro por un lado y la Diputación Foral por otro. El año 1924 había empezado con la liberación de varios redactores y el director del periódico nacionalista “La Voz de Navarra” por criticas a la guerra de Marruecos. Sería frecuente,  a lo largo de este año, la salida de destacamentos de soldados desde la guarnición de la capital al citado frente bélico. Hacía apenas cuatro meses, el 23 de septiembre de 1923, que el capitán general de Cataluña Miguel Primo de Rivera había dado un golpe de estado. El Directorio Militar había disuelto todas las diputaciones de España excepto las de Alava, Guipúzcoa, Navarra y Vizcaya. La Diputación negociará en los meses siguientes con el directorio militar el mantenimiento de las condiciones del régimen económico. El 24 de marzo se reúnen en Pamplona los representantes de las diputaciones vascas con la corporación de Navarra, dando los comisionados de esta última cuenta de sus gestiones con el Directorio.
Los pamploneses se divertían acudiendo a los Casinos y Sociedades de la época, (Eslava, Principal, Centro Aragonés, bailes o verbenas incluidos), con los partidos de Osasuna en el campo de San Juan (contra el Luchana, Avion, Tarrasa, Tolosa, Real Unión, etc) las numerosas veladas teatrales en el Gayarre, comedias, zarzuelas (Los gavilanes, El celoso extremeño…) o en el Olimpia (zarzuelas y operetas: Doña Francisquita, El Duquesito…) y alguna que otra película como “Alma de Dios”, “Currito de la Cruz”, “Violetas imperiales”, conciertos de la Sociedad  Filarmónica, (con figuras como Arthur Rubinstein que actuó el 7 de abril y el 19 de noviembre o el Coro de Cosacos de Juban el 18 de marzo) o del Orfeón Pamplonés y, con el buen tiempo, alguna prueba pedestre o ciclista. El 11 de enero se se celebraba la primera reunión para la constitución del tribunal tutelar de menores. Fallecía estos primeros días de enero del 24 el conocido industrial Martin Sancena, en febrero Inocente Arrillaga expresidente de la Cámara y decano de de los relojeros de Pamplona y en junio Esteban Arrasate para acabar el año con la muerte de Simón Tejedor, copropietario de la Fonda de la Estación del Norte. El 16 de enero aparecía en la presa de Santa Engracia el cadáver de Tomasa Moreno, de 44 años, que había desaparecido de su casa días atrás. Si comparamos la crónica de sucesos de nuestros días con la de entonces, la de aquellos años era desde luego mucho más nutrida: atropellos (de carros e incipientes vehículos a motor) accidentes (en las cocheras del Irati, en el depósito de maquinas de la estación del Norte),  ahogamientos (en el Arga), intoxicaciones mortales, crímenes (como los de Beruete), etc.
Al obispo anterior López de Mendoza, fallecido en 1923,  le sucedería  el nuevo obispo Monseñor Mateo Múgica. El día 24 de enero se producía un fuerte temporal  de agua provocando averías telefónicas y telegráficas. El Gobernador Civil tenía abundantes potestades, recomendaba a los comerciantes pusiesen los precios de todos los artículos, exigía se usasen pesos y medidas del sistema métrico, multaba a quien infringía las disposiciones de Abastos, etc. La Junta Local de Reformas Sociales acordaba que las tabernas estuviesen abiertas de 9 de la mañana a 9 de la noche. El 22 y 23  de febrero se observaron ligeros temblores en la capital y algunos pueblos navarros. Unos días más tarde entre un frío helador comienzan a caer los primeros copos de nieve del año. La pobreza atenazaba a amplias capas de al población y eran muchas las iniciativas benéfico-asistenciales: Los Amigos del Arte daban conciertos públicos en beneficio de las cantinas escolares, había viáticos generales a los enfermos, la parroquia de San Lorenzo repartía en febrero 250 raciones entre los pobres. En marzo comienzan a construirse varias casas económicas en el barrio de la Rochapea. La Sociedad Aguas de Arteta publicaba un concurso para construir un nuevo acueducto de derivación desde el manantial de Arteta hasta la central de Eguillor, con 7 km de extensión. El 18 de marzo se anunciaba una conferencia de Largo Caballero en las escuelas de San Francisco que no llegó a celebrarse. El día 22 se produjo un importante incendio en el Café Iruña. El 2 de abril se derribaba el parque de desinfección para construir en sus terrenos la nueva iglesia de los Padres Redentoristas (San Ignacio), cuyas obras vemos en la foto de la izquierda que encabeza la entrada. Se elevaba el precio del pan a 57 cts el kilo. El 7 de abril se inauguraba en Pamplona la sucursal del Banco Español del Crédito. Se inauguraba la linea de automóviles públicos entre Pamplona y Alsasua. Como en todas la semanas santas se trasladó la imagen de la Soledad desde la iglesia de San Lorenzo a la Catedral y tras el segundo domingo de Pascua, se producía la entrada anual en Pamplona del Angel de Aralar.
Como ya he señalado en la entrada dedicada a las entidades benéficas, en estos años los niños pretuberculosos acudían al sanatorio marítimo de Pedrosa. El 2 de junio comenzó  la vista judicial por los sucesos del 28 de abril de 1921 en el barrio de la Rochapea, donde explotó un taller de carga de cartuchos y depósito de pólvora de Juan Martínez Goñi, propietario de Casa Puntos,  que ocasionó varias víctimas. El día 6 se dictó sentencia condenando a Martínez de Goñi a un año y 8 meses de prisión por homicidio por imprudencia temeraria y al pago de fuertes indemnizaciones. Ese mismo día se inauguraba en las proximidades de la plaza de toros el edificio destinado a depósito de corrección municipal, parque de desinfección y cochera de servicios fúnebres, como ya comenté en la entrada de Pamplona a vista de pájaro (1924)y que vemos nuevamente al principio de esta entrada, a la derecha. Serapio Esparza sería el arquitecto encargado del proyecto para la ampliación de la Basílica de San Ignacio, cuya primera piedra se colocaría el 12 de octubre. El día 8 de junio, se suicidaba una anciana,  vecina de la Rochapea, lanzándose al rio Arga. Se colocaba la primera piedra de la nueva capilla de las Madres Josefinas en el barrio de la Magdalena.
El 18 de junio se celebraba una sesión extraordinaria de la Comisión Permanente del Ayuntamiento para debatir sobre los colores de la bandera de Pamplona y sobre que bandera había de izarse en la Casa Consistorial y cual había de acompañar a la corporación en la procesión del Corpus. Había un cuerpo paramilitar llamado Somaten. En junio de este año se hizo la primera revista de este cuerpo en las escuelas de San Francisco. Explicaré un poco cual fue el origen de este cuerpo armado. Inicialmente fue  un cuerpo parapolicial catalán, separado del ejército para la defensa propia y de las tierras pero Primo de Rivera lo extendió  a toda España. En el fondo era un cuerpo armado, de gente de orden, la mayoría burgueses aunque también había obreros procedentes de los Sindicatos Libres, de origen carlista, que colaboraban con las fuerzas policiales en el mantenimiento del orden público, actuaban en contra de las huelgas de los sindicatos de clase y en ocasiones ejercía  de “policía de las buenas costumbres” persiguiendo la blasfemia y otros comportamientos considerados incívicos por las clases dirigentes. Fue disuelto al llegar la República, repuesto en 1936 hasta 1939 y reactivado por Franco en 1945 como apoyo a la guardía civil en la represión de los maquis y organizaciones obreras clandestinas.
La promoción del euskera no es de ahora. A finales de junio de 1924 vemos una noticia que hablaba de una excursión al Santuario de San Miguel de Aralar por parte de los alumnos de las clases de euskera que financiaba Diputación. El 29 de junio, día de San Pedro,  se celebraba el tradicional Homenaje a la Vejez en el Paseo de la Taconera, tal y como señalaba en la entrada dedicada a las cajas locales. El 2 de julio, el Ayuntamiento acordaba crear una Casa de Socorro de carácter municipal que se inauguraría el 17 de diciembre. La Junta Provincial de Sanidad nombraba a Joaquín Gortari como médico de Higiene Especial. El 6 de julio comenzaban los sanfermines con las solemnes Vísperas, un partido amistoso entre el Real Unión y Osasuna, fuegos artificiales y un concierto nocturno. Debutaba en el Gayarre la compañía de Gregorio Martínez Sierra y en el Olimpia la de Diaz Artigas. Además de los encierros, las corridas, los fuegos,  los pamploneses podían disfrutar de festivales deportivos (aizkolaris, etc) y musicales, tanto diurnos como nocturnos, asi como del Ferial, ubicado este año frente a la plaza de toros. Precisamente, el día 10 se producía un hundimiento en una de las atracciones del Ferial “la pista diabólica” con varias personas contusionadas. Las cuatro fotos que acompañan a este párrafo corresponden todas a las fiestas de este año. El día 11 nacía el diario vespertino El Tiempo, de escasa duración, apenas 8 días pues desapareció el día 19. El día 13 de julio fallecía en el encierro sanferminero de los Santa Coloma el joven sanguesino de 22 años, Esteban Domeño Laborra, a la sazón el primer muerto en el encierro. Este verano fue sonado el encendido debate en el seno de la Comisión de Monumentos a propósito de la colocación o no del escudo de España en el Monumento de Amayur. A primeros de agosto eran detenidos en el barrio extramural de San Juan dos guardias de campo por cohecho y resistencia. El día 30 de agosto el pleno del Ayuntamiento autorizaba la construcción en el Nuevo Ensanche de la fábrica de calzado de Hermanos López. En la noche del 9 de septiembre  se declaraba un importante incendio en el edificio de la Casa de Misericordia del Paseo de Sarasate, tal y como vimos en la entrada dedicada a esta venerable institución. El día 16 eran traslados los asilados a los pabellones de Barañain. El día 10 de septiembre se producía el famoso “crimen de Beruete”, del que hablaré con extensión, en su momento, en la serie de “Crónica de Sucesos”.  Solo señalar, como  resumen de este suceso,  que el leñador Martin Aizcorbe fue muerto a hachazos y robado por los hermanos y compañeros de trabajo Juan,  Martín y Jose Goñi, apareciendo su cadáver días después arrojado a una sima.
El 28 de octubre el Ayuntamiento acordaba ceder el teléfono urbano de Pamplona a la nueva Compañía Telefónica Nacional de España. El día 5 de noviembre  acordaba los nombres que habrían de llevar las calles del Nuevo Ensanche. El día 7 de noviembre se produjeron los graves sucesos revolucionarios de Vera de Bidasoa que conmocionaron a la opinión pública a fines de ese año. Un grupo de cuarenta y dos sindicalistas atravesó, ese día, la frontera, se toparon con la guardia civil y como consecuencia del encuentro resultaron primero muertos dos guardias civiles y posteriormente en la persecución del grupo sindicalista por guardias civiles, carabineros y somatenistas  cuatro sindicalistas y 27 heridos. Se celebró una semana más tarde un consejo de guerra   que absolvió por falta de pruebas a los acusados, siendo recurrido el auto por el Capitán General de Burgos que provocó un nuevo juicio en el Tribunal Supremo de Guerra y Marina que condenó a los encausados  a tres penas de muerte y una cadena perpetua y a los instructores del primer juicio a varios meses de arresto. Se realizaron infructuosas gestiones para conseguir el indulto de los condenados a muerte, entre ellas la del Obispo Mateo Múgica. Los industriales y obreros carpinteros de Pamplona se negaron a construir los patíbulos y se procedió a la detención de uno de los primeros al que se le obligó a ir al patio de la prisión para que dirigiese las obras de los cadalsos. Finalmente a las 7 de la mañana del día 6 de diciembre verdugos de Madrid y Burgos ejecutaron a los reos de Vera, Enrique Gil Galar y Julián Santillán, por el procedimiento del garrote vil. El tercer reo, Pablo Martin Sanchez, se suicidó al ser llevado al patíbulo, lanzándose desde la galería del segundo piso al patio de la cárcel y quedando muerto al instante.
El Ayuntamiento decidió el 12 de noviembre no derribar de momento el Teatro Gayarre y sacar a subasta su arriendo para los dos próximos años, sin embargo la subasta quedó desierta. Asimismo el Ayuntamiento aprobó el proyecto de formación de la plaza de Jarauta en terrenos del antiguo matadero de cerdos y exdepósito municipal. En diciembre acordó ceder todos los terrenos necesarios y costear la estación de Pamplona para el proyectado ferrocarril  Pamplona-Estella-Logroño que nunca se llevaría a cabo. Por su parte el gobernador ordenó el cierre de todas aquellas sociedades que se habían constituido, en tabernas, en Pamplona. El 20 de noviembre se anunciaba el traslado del general Damaso Berenguer desde el fuerte de Guadalupe de Fuenterrabía  al de San Cristobal para cumplir con los seis meses de arresto a los que había sido condenado. El día 28 de noviembre se inauguraban las cantinas escolares de los grupos de San Francisco y Compañía, con asistencia de 220 niños y de diversas autoridades y personalidades. A finales del año acudía al Gayarre la compañía Ladrón de Guevara-Rivelles con “Aires de fuera” y días más tarde se estrenaba el drama en verso en tres actos “El bandido de la sierra”. El 22 de diciembre el Ayuntamiento visitaba el primer grupo de casas económicas construidas en el Nuevo Ensanche por Andrés Gorricho, con entrada por Iturralde y Suit.
Fotos por orden de aparición: Construcción de la Iglesia de San Ignacio (1925). J.J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios.Fabrica de Calzados López. Esquina de calle Amaya con Arrieta (1924). Luis Rouzaut. Luis Rouzaut, óptico de profesión y cronista de la vida navarra a principios del siglo XX. Carteles de época de las películas mudas Currito de la Cruz y Violetas imperiales. Monseñor Mateo Múgica Urrestarazu. Parque de desinfección, perrera municipal y cochera de servicios fúnebres en la calle Aralar  (1934). J.J. Arazuri. Pamplona, calles y barrios. Foto Procesión de San Fermín (1924). Roldan. Foto barracas junto a la plaza de toros (1924). Sin filiar. Desencajonamiento toros en los corrales del gas (1924). Sin filiar. Mozos al final de la corrida en la plaza de toros (1924). CC BY-NC-ND-3.0-ES 2013. KUTXATEKA. Fondo Marin. Pascual Marin. Juicio a los encausados por lo sucesos revolucionarios de Vera de Bidasoa (1924). Mundo Gráfico. Biblioteca Nacional de España.Público en las inmediaciones de la cárcel de Pamplona el día de la ejecución de los reos por los sucesos de Vera (1924). Mundo Gráfico. Biblioteca Nacional de España. Casas baratas de Gorricho en la confluencia de las calles Amaya y  Leyre. (1951). J. Cía. Archivo Municipal de Pamplona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *