La plaza de la Argentina y las villavesas (1965-1982)

En mi infancia la actual plaza del Vinculo se llamaba Plaza de la Argentina. Así se denominó a esta plaza oficialmente desde 1949 hasta 1974. A esta plaza tengo inevitablemente unidas algunas imagenes que seguro muchos pamploneses de cierta edad compartirán. En primer lugar para mi esta plaza era la plaza donde confluían todas las villavesas de la ciudad. En la plaza habría entre seis y nueve marquesinas en el tiempo en que esta plaza sirvió como estación central de los autobuses urbanos. En la foto de 1968, de Martín Sarobe, pueden divisarse seis marquesinas. Entraban por Sancho el Mayor o Tudela e iban aparcando junto a sus respectivas marquesinas. La de la Rocha, la villavesa que marcaba como destino San Pedro y tradicionalmente fue la línea 3, paraba junto a una de las marquesinas centrales, la más cercana a la Casa de Baños, para salir luego por la calle Alhondiga hacia Sarasate, calle Taconera y Avenida de Guipúzcoa.En Pamplona, llamamos a los autobuses urbanos villavesas. El origen de dicho nombre hay que buscarlo en la denominación de la 1ª sociedad destinada al transporte de pasajeros entre Pamplona y los pueblos de la Comarca que se llamaba “La Villavesa” y que había surgido en el año 1929  con sede en Villava. Esta sociedad, dirigida por Fermín Lizarraga Erdozain, se disolvió en 1969, año en que se hizo cargo del servicio la Cooperativa de Transporte Urbano de Pamplona, más conocida por sus siglas COTUP. La COTUP realizaba los viajes dentro de la ciudad mientras la Montañesa se hacía cargo del transporte de los viajeros a los pueblos cercanos: Burlada, Villava, Barañain, Huarte, Noain, Beriain, Berriozar, etc.  Esta empresa tenía una de sus paradas más importantes en la calle Arrieta cerca de la plaza de Toros y los Escolapios (las que iban al este de la Comarca) y otra en Yanguas y Miranda, junto al viejo solar de Intendencia, donde paraban las que iban al Norte, las que iban a Barañain paraban cerca de los Tres Reyes.

La plaza serviría de estación central de los autobuses urbanos desde mediados de los años 60, concretamente desde 1965, hasta casi mediados de los años 80, en que se sustituye el sistema radial, concentrado en un sólo punto por uno mucho más cercano al que tenemos, donde aun siendo el centro de Pamplona el foco principal de los viajes los puntos finales se diversifican y se descentralizan, creándose  nuevos itinerarios en una especie de malla igualmente radial. Es entonces cuando adquieren importancia algunos puntos como las plazas Príncipe de Viana y Merindades, Duque de Ahumada y Sarasate como paradas principales de las tradicionales villavesas.

En julio de 1999 se pone en marcha la nueva red de transporte urbano comarcal, siendo la Montañesa frente a COTUP, a la que absorbe, la que paradójicamente  se hace con el servicio. La Montañesa sería absorbida por el grupo Veolia y en noviembre de 2009 el transporte urbano lo explota la empresa catalana TCC, filial de Moventis. (En la foto adjunta vemos una villavesa aparcando en Duque de Ahumada)

De las villavesas se podría hablar largo y tendido, desde la apariencia y comodidad de sus vehículos, el color de los autobuses, verde casi siempre, al menos desde que yo lo recuerdo, hasta el amarillo, verde y blanco actual, el precio de sus billetes, quien se acuerda de aquellos pequeños tickets de 3 viajes, cuando los viajes costaban menos de 5 pesetas, o los bonobuses de cartón, a primeros de los 90, las tarjetas de pago son mucho más recientes, casi de primeros de los 2000, sistema que se sustituyó como quien dice hace dos días, en 2009 por el nuevo sistema de pago sin contacto.

De la plaza de la Argentina que a partir de 1974 se denomina plaza del Vinculo se pueden decir muchas más cosas. Recuerdo, en el lado que daba al Paseo de Sarasate, la Casa de Baños que aun aparece en pie en la fotografía (la Casa se construyó en 1852), y que sería derribada pocos años más tarde por un edificio moderno de ocho o nueve plantas que es el que hay, en ese lugar, en la actualidad. En aquel entonces las obras de construcción de los edificios duraba bastante más tiempo de lo que duran actualmente o al menos así me lo parecía. Recuerdo la enorme profundidad a la que estaban los nuevos cimientos de este nuevo edificio y los continuos problemas de embolsamiento de aguas que había en aquel enorme socavón.

 

Justo enfrente, en el otro extremo de la plaza, encontrábamos el antiguo cine Alcazar, en el que la verdad habré estado en apenas un par de ocasiones. Recuerdo que no era un cine muy moderno. El local tenía problemas de humedades. El cine Alcazar se inauguró en octubre de 1942, de mano de un industrial riojano, y se cerró en junio de 1978. Inicialmente contaba con butacas de sala y galería (el popular gallinero). La SAIDE se hizo cargo del cine en 1950, reformó el local en 1963 y eliminó el gallinero, sin embargo este no fue un cine afortunado por la visita del público, declinando mucho más rápida e intensamente que otros cines locales y cerrando sus puertas a finales de los años 70, como he dicho. El cine permaneció cerrado 10 años hasta que en 1988 fue ocupado parte de  su vestíbulo y sótano, por un comercio textil, Xania, creo recordar que se llamaba,  que  posteriormente desapareció   y ha sido sustituido por una Optica. El resto del edificio sigue cerrado, si bien hace algunos años se modificaron por parte del Ayuntamiento  los usos de este espacio de forma que pueda albergar en el futuro un uso comercial. En la fotografía adjunta de Arazuri de 1952 se divisan junto al cine Alcazar, en el extremo derecho de la foto, los cuarteles militares y más concretamente el de Intendencia.

En el lado de la calle del Vinculo encontrábamos el edificio de Correos y Telégrafos, construido en la década de los 20 del pasado siglo, en el solar que ocupase anteriormente el llamado edificio del Vinculo y seguidamente unas construcciones que por su estilo deben de ser de los finales del 40 o primeros 50. En sus bajos encontramos la cafetería Koppo. ¿Cuantos años tendrá?. Yo siempre la recuerdo ahí, probablemente esté ahí desde finales de los 60,  y más adelante, en dirección a la calle Estella durante más de 40 años estaba la Ferretería Larumbe, sustituida hace cinco o seis años por una marca de ropa.

 

En el lado de la calle Alhondiga estuvieron durante mucho tiempo las Escuelas de Artes y Oficios, Academia de Música, Alhondiga y Tránsito Municipal. En este edificio, derribado en octubre de 1965, estuvo provisionalmente el Ayuntamiento en el año 1952, mientras se reformaba el edificio de la plaza consistorial y desde ese edificio se lanzó ese año el chupinazo de las fiestas. De ese frente de la plaza tan solo queda en pie hoy en día el edificio de la antigua Casa de Socorro. El resto de edificios, a excepción del que hace esquina Alhondiga con Sarasate han sido sustituidos por nuevas construcciones en los años 60 y 70.

Por último, como curiosidad, cabe señalar que antes de que la plaza de la Argentina se convirtiese en la plaza de las villavesas había en el centro de la plaza  una hermosa farola ornamental que se había colocado en este lugar en  el año  1958,  después de haber estado durante mucho tiempo  en el Paseo de Sarasate,  frente a Diputación. La farola se suprimiría en 1965 para instalar las paradas de autobuses, guardándose durante treinta años en el almacén municipal, hasta que construido un parking vecinal en el subsuelo de la plaza, en el año 1995, la farola volvió a su sitio y a su pedestal. (En la foto de Arazuri, la plaza de la Argentina en el año 1963, con la farola ornamental en el centro, que hoy en día preside nuevamente la plaza).

Fotos de Martin Sarobe (1968) y Arazuri (1952 y 1963), “Pamplona, calles y barrios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*