Pamplona, año a año: 1981-1982

El año 1981 estaría marcado políticamente por el intento de golpe de estado del 23 de febrero que provocó una gran conmoción en nuestra ciudad, al igual que en el resto del Estado. El 5 de marzo de 1981, el Pleno aprobaba el Plan de Acción Municipal con un monto de 1.500 millones de pesetas, en deuda pública, para acometer 25 proyectos de obras, entre ellos los siguientes: rehabilitación del edificio del Seminario de San Juan (que albergará luego el Archivo Municipal y que vemos en la fotografía adjunta), restauración el Mercado de Santo Domingo y del Frontón López en Iturrama, ampliación del complejo municipal de Aranzadi, habilitación del Paseo de Ronda, construcción del nuevo parque de las Huertas de Santo Domingo, parques de Orvina, Fuerte Príncipe, Río Ega y Río Elorz, instalación de los servicios de Sanidad Municipales en el edificio de Casa Seminario, acondicionamiento de la Vuelta del Castillo, construcción del parque de la Biurdana, etc. El plan se aprobaría, tras dos intentos infructuosos, al final del año. En abril se creaba la sociedad Comiruña para promover, ente otras cosas, mercados minoristas o remodelar los existentes. Gestionaría los mercados existentes durante todo este tiempo hasta que veinte años después, en algunos de ellos, comenzaron a asumir la gestión los propios comerciantes (concretamente en Ermitagaña y Santo Domingo). La inmobiliaria municipal Arrosadia se planteaba este año construir viviendas en Ermitagaña, en vez de en el Plan Sur. La inmobiliaria municipal se hallaba inmersa en una grave  crisis, incluso algunos grupos planteaban su desaparición, dado el pobre balance de sus dos años de vida. Para entonces ya se habían gastado más de 150 millones de pesetas en honorarios de arquitectos y urbanización de la zona del Plan Sur. El 22 de mayo, después de 74 años, se cerraba el Matadero Municipal, que tenía su sede en la calle San Roque junto a  la Carcel. Este año se ponía en marcha la famosa campaña de publicidad de las “papelimpias”. Se colocaron más de 3.000 en toda la ciudad. 

El 1 de junio se inauguraba la Sala Runa en los bajos del paso subterráneo de la plaza de los Fueros donde se celebrarían charlas y conferencias de todo tipo a lo largo de los años siguientes. El presupuesto municipal de 1981 era de 2.803 millones de pesetas. Las tarifas de la COTUP, -todavía el transporte no era comarcal-, aprobadas por el Ayuntamiento para este año, hablaban de 17 pesetas para el billete normal, 20 el de dos viajes y 40 el de cuatro. Se adjudican las obras de la nueva casa de baños de la calle Eslava por casi 20 millones de pesetas. La obra finalizaría en octubre de 1982. Elisa Chacartegui se convertía en la primera mujer en lanzar el chupinazo este año. Este año se daban los primeros pasos para impulsar y legalizar como centro no estatal de carácter municipal la Ikastola Municipal. El Ayuntamiento aconsejaba al Parlamento Foral que eligiese como sede el edificio de la Audiencia Provincial ya que se decía entonces que se construiría el nuevo Palacio de Justicia en el solar de Intendencia. 


Lo que son las cosas: primero iba a ir la Audiencia, luego la Biblioteca General y al final el uso sería para el Corte Inglés. Provisionalmente, el Ayuntamiento aconsejaba al Parlamento el traslado a Chinchilla, 7, donde años más tarde se trasladaría la Mancomunidad. El propietario  de Chinchilla, 7 quería derribar el edificio, pero el Ayuntamiento tenía interés en su conservación, a toda costa. El 8 de octubre se aprobaba la cesión a la empresa Mercasa de 1.400 m2 para construir un nuevo Mercado de Ermitagaña. En Noviembre, el Ayuntamiento negociaba con los propietarios del nuevo edificio construido en el solar de la antigua Casa Seminario para hacerse con su propiedad, a través de una permuta de terrenos en la avenida de  Pio XII. El 10 de diciembre, el pleno aprobaba con 16 votos contra 9 que no se colocase la ikurriña en el balcón municipal. La ikurriña había colgado de los balcones del Ayuntamiento, durante cinco años, desde Enero de 1977, como se puede ver en la última foto de la entrada correspondiente al año 1979. Rompió la disciplina de voto el concejal socialista Pérez Balda que acabaría siendo expulsado del partido a comienzos del año siguiente. Pérez Balda pertenecía a ese grupo de concejales llamados “sociales” del ayuntamiento predemocrático como Muez, Alegría, etc que aprovechando los resquicios del antiguo régimen lograron introducir las demandas populares en los plenos municipales. Se crea este año la llamada Unidad de Protección Ciudadana en Policía Municipal. Este año desaparecía “El Pensamiento Navarro” y la vieja revista “Pregón” fundada en 1943. Once años después, en 1991 se reeditaría con el título de Pregón Siglo XXI. También este año se iniciaban los Festivales de Navarra, inicialmente llamados Festivales de Olite y luego de Navarra.

El presupuesto municipal para  1982 fue de 3.471 millones de pesetas. El 10% de las papeleras colocadas en 1981, las conocidas como “papelimpias” habían sido arrancadas o quemadas. Se seguía adelante con el proyecto de construir el nuevo Palacio de Justicia en Intendencia. Se hablaba de que el edificio costaría al gobierno central unos 750 millones de pesetas. El edificio de la antigua Audiencia pasaría a titularidad municipal. En Marzo sendas mociones de HB y UCD estuvieron a punto de descabalgar a  Julián Balduz de la Alcaldía pero ninguna obtuvo los 14 votos necesarios. Y aunque lo hubiese obtenido la ley, por aquel entonces,  no le obligaba  a dimitir. Subieron las tarifas de la COTUP: 20 pts costaría el billete normal, 25 el de dos viajes y 50 el de 4. El 5 de mayo cambiaba por completo el sistema de recorridos de la COTUP, sustituyendo las líneas radiales por otras diametrales y circulares. Las paradas de las villavesas estaban hasta entonces en la plaza del Vinculo, antiguamente de la Argentina, como vemos en la foto del Archivo de La Montañesa.

Desde 1975 había descendido el número de viajeros en ocho millones de viajeros al año, de 31  a 23.  Se crearon los primeros carriles bus en la avenida de Carlos III, Avanida Baja Navarra y Avenida de Bayona, haciéndoles coincidir con la remodelación de los circuitos. La flota de autobuses urbanos era de 43 vehículos  que debían hacer 9 líneas o trayectos. En septiembre la COTUP esperaba perder 3 millones de viajeros más tras el cambio de las líneas. Los grupos de la derecha municipal solicitaban, entonces, se estudiase la construcción de aparcamientos en el centro de la ciudad, mientras HB y PSOE criticaban la iniciativa y proponían potenciar el transporte público y la peatonalización de las calles. Pese a ello, a finales de junio el Ayuntamiento aprobaba, en pleno, la construcción de aparcamientos bajo la plaza de Toros (con plazas de rotación) y Plaza de San Francisco, Conde de Rodezno (bajo el estanque) e Iturrama (bulevar). Tendrían que pasar un montón de años para que algunos de estos parkings viesen la luz.  En mayo aparecía un nuevo periódico en nuestra ciudad: “Navarra Hoy”. En agosto se destinaban 24 millones de pesetas a acondicionar los fosos  de la Ciudadela: para la restauración del frontón, la construcción de alguna pista polideportiva en los fosos y el encauzamiento de las aguas en estos. Salían a la calle los primeros policías de barrio. Este año se derribaba el edificio de la Estación del Empalme, situado a 100 metros de la avenida de Marcelo Celayeta. Era como un apeadero de barrio, con dos andenes y un edificio de baja y una altura. Era el punto de empalme de mercancias para la Estación de la Renfe y desde 1931 la unión con el Irati. Desaparecía así uno de los últimos vestigios en la ciudad del entrañable tren de vía estrecha. Aun quedaría otros como el puente del Plazaola. El último puente del Plazaola-Irati databa del 13 de junio de 1931, el anterior se lo llevaron las aguas el 27 de noviembre de 1930. En julio se derribaba un vestigio más del viejo San Juan: el chaflán de Pio XII y Vuelta del Castillo. Se remodelaron las plazas del Consejo y San Francisco. Este año la ciudad contaba con 6.000 farolas de vapor de sodio. Se inauguraba el nuevo edificio de la Jefatura Superior de Policía en la calle General Chinchilla, en el lugar donde estuviera el inmueble de Cervezas Cruz Azul y El Aguila, ésta con depósitos, como recordé en la entrada correspondiente en la calle Vergel, igualmente derribados hace muchos, muchos años. Aunque informo con detalle en las correspondientes entradas monográficas, este año fue recordado también por los terremotos de mayo y junio, los más intensos en décadas, cercanos o superando los 5º en la escala de Ritcher y las altísimas temperaturas alcanzadas en julio, en plenos sanfermines, el 6 de julio más de 41º a la sombra, 42º según algunas fuentes.

El 9 de septiembre se rechazaba en pleno la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Pamplona para lo que se necesitaba mayoría absoluta. Los grupos de la derecha municipal no lo consideraban necesario. Tras tres intentos, el 25 de noviembre se aprobaba el plan con los votos necesarios, gracias a algún voto transfuga (de Elisa Chacartegui y de Araujo de la UCD). Comienzan a ejecutarse los proyectos del plan de acción municipal (se adjudicaron las obras del frontón de López  por 16 millones, se expropiaba una finca de 3.000 m2 en Aranzadi para ampliar el complejo deportivo con más piscinas, pistas de tenis, se adjudicaban las obras y en algunos casos comenzaron las obras  de los parques previstos. Se inauguraba, en octubre,  el colegio Jose María Iribarren que incluía alumnos de la Educación  Permanente de Adultos. El Ayuntamiento instaba  a su Grupo de Danzas a cumplir el acuerdo municipal sobre banderas, iniciándose un largo proceso que finalizaría con su disolución. UPN, UCD y PSOE se ponían de acuerdo para aprobar la Ley del Amejoramiento del Fuero (LORAFNA). En el monte San Cristobal, en noviembre, se colocaba una gran estatua del Corazón de Jesús.  El 23 de noviembre se inauguraba el Mercado de Ermitagaña, cuyo acto de inauguración vemos en una de las fotos de esta entrada. Había en el Ayuntamiento proyectos  para crear mercados en otros barrios: Rochapea, Chantrea, Iturrama, ninguno de los cuales se llevaría, finalmente,  a la práctica. A finales de año se iniciaba la reforma del Cine Príncipe de Viana, convirtiéndolo en multicines, con tres nuevas salas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*