Mostrando entradas con la etiqueta Etiqueta: Historia. Mostrar todas las entradas

Olas de frío y nevadas en el viejo Pamplona (1956-2021)

ACTUALIZADA. Es una frase ya hecha sobre todo en personas de cierta edad decir aquello de ya no nieva como antes o ya no hace el frio que hacía antes. De vez en cuando un temporal de frio o una ola de calor nos hace volver la vista atrás para ver en qué fecha tuvimos aquella gran nevada o aquella ola de frio que heló el rio Arga o la última ola de calor que derritió el asfalto. De alguna de ellas me acuerdo porque las he vivido, para hablar de otras echaré mano de la hemeroteca. Empezaremos por el frio y las nevadas, dejando el calor para otra entrada posterior. En febrero de 1956 se registró una de las peores olas de frio que se conocen en la historia climatológica de nuestro país, de las 25 habidas desde 1900. El día 22 de febrero el termómetro llegó en Pamplona a los 15,2 grados bajo cero. Las temperaturas bajo cero se prolongaron durante varios días. Sin duda esta es la más famosa  ola de frío de la climatología española. La ola de frío de febrero de 1956, contó en España con 25 días consecutivos de heladas, (comenzó el  día 1 y terminó el día 25). Fue el mes más frío desde 1833. Tres oleadas sucesivas de aire siberiano alcanzaron de lleno la península. Fue tal su intensidad que se formaron carámbanos de agua marina en la Costa Brava, algo absolutamente insólito. La mínima la marcó un lugar de montaña de Lleida que superó los 32º bajo cero.

Habían sido también inviernos gélidos los de enero de 1945 y enero y febrero de 1954. Tras la ola de frio de 1956 vendrían las de diciembre de 1962-enero de 1963, diciembre de 1970-enero 1971 (con cerca de medio metro de espesor) y enero de 1983 y enero de 1985. Es un hecho constatable que en las décadas de los 60 y 70 las nevadas se producían con más frecuencia y yo creo que con mayor  intensidad  que en la actualidad ¿razones de esto?, ¿el cambio climático? ¿Quién lo sabe?. Algunos dicen que esto es una impresión subjetiva: que antes nevaba igual que ahora pero que había muchos menos coches circulando en la ciudad y no se limpiaban las calles como ahora. Puede haber algo de cierto pero solo en lo del tráfico y la limpieza de los viales pero el hecho es que esas nevadas de 20, 30 o 40 centímetros de espesor no las he visto yo en ningún  parque de la ciudad desde  finales  de los 80 del pasado siglo y aún antes. Hubo temporales de nieve destacables en 1966 (el 19 de enero), 1967 (el 10 de enero), en 1973 (el 9 de abril, tras unos días inusualmente supercalurosos), en 1978 (el 18 de noviembre), en 1979 (el 16 de febrero), en 1980 (el 14 de marzo y el 1 de diciembre, esta última con 40 cm de nieve en la capital) Estas últimas con desastrosas consecuencias por el deshielo de la nieve en los valles y rios del norte de Navarra, que hizo que se desbordará el Arga, como vimos en la entrada dedicada a las inundaciones.

Si por edad, no pude conocer la ola de frio de 1956 o la del 1963 si que recuerdo lejanamente las nevadas de la navidad de 1970-71 (estaba en las escuelas del Ave María, haciendo 2º de Primaria, con Don Emilio Loitegui), fue la segunda ola más importante  (se llegó a 12 grados bajo cero y también se heló el rio como en 1985) y sobre todo recuerdo  las olas de frio de 1983 y 1985. En 1983 estaba yo haciendo 2º de periodismo en la Universidad de Navarra. También fue en febrero, el día 7 de febrero, para ser más exactos. Nevó con intensidad en la ciudad cubriéndose ésta con una espesa capa de nieve de más de 20 centímetros. La temperatura descendió hasta los 12 grados bajo cero por lo que la ciudad se convirtió en una autentica pista de hielo. Sin embargo la helada no duró tanto como la siguiente, la de 1985, pues solo duró diez dias, hasta el día 17 de febrero.

En enero de 1985 estaba haciendo 4º de periodismo cuando empezó a nevar el día 4 de enero, heló  y la ola de frio se prolongó durante un par de semanas, hasta el día 17. Durante casi quince días las temperaturas permanecieron bajo cero. Iba camino de la universidad con dos compañeros que vivían en el Casco Viejo y veíamos los enormes carámbanos colgando de los edificios y de los viejos barracones y edificaciones de la Ciudadela por la que atravesábamos rumbo a Fuente del Hierro y el campus. El día 12 murió un hombre de 50 años a causa de las bajas temperaturas. Fue encontrado en el exterior de la antigua oficina de turismo de Pamplona, en la calle Duque de Ahumada. Creo recordar que en aquella ocasión llegamos a tener 15 o 17 grados bajo cero. El cauce del rio Arga apareció helado en la mañana del sábado día 12 de enero. Aun recuerdo bajando en la madrugada de ese día desde el barrio de San Juan, por el puente del Plazaola y asistir al inédito espectáculo del rio totalmente helado. Aquellos días hubo infinidad de caídas y cuantiosos daños por el hielo en aceras y calzadas de la ciudad además de algunas clases suspendidas en colegios y concentraciones escolares. Aquel mismo año vimos nevar en una fecha tan tardía como el 6 de mayo. Lo recuerdo porque así lo registré en una revista en la que colaboraba en aquel tiempo. Un par de años más tarde, el 14 de enero de 1987 Pamplona quedó colapsada por una enorme nevada que mantuvo la ciudad blanca durante varios días por las bajas temperaturas que superaron los 10º bajo cero.
Años más tarde, en 1989, la nieve llegó como en 1985 también en fechas muy tardías, nada menos que el día 4 de abril. También hubo  nevadas u olas de frio, que de todo hubo,  en Pamplona en diciembre de 1990, marzo de 1993, enero de 1994, enero de 1996, abril de 1998, febrero de 1999, febrero y diciembre de 2001, finales de enero de 2005, el invierno del 2009-10, y la última ola de frio destacable  en febrero de 2012, con temperaturas de 8 grados bajo cero aunque la sensación térmica fue de temperaturas muchísimo más frías. Desde ese año y hasta 2018 cabe señalar nevadas, por lo general de muy escasa entidad en Pamplona, una o  como mucho dos a lo largo del año, hasta el 2018 en que hubo cinco o seis entre enero y febrero, la más importante fue  la de finales de febrero con 15 cm de espesor. Las temperaturas de estos días son, no obstante, las más bajas registradas en la comunidad desde  el año 2012  con 6 grados bajo cero los días 7 y 8 de enero  y hasta los 18 o 19 grados bajo cero en algunos puntos altos de Navarra:  18,9 en Erremendía (Salazar) y 19,6 bajo cero en Urbasa. El máximo, no obstante lo ha marcado estos días la  estación meteorológica de Vega de Liordes, en León, con 35º bajo cero. En otros puntos del país, como Madrid, no se habían conocido unas nevadas tan copiosas desde hace casi 70 años, desde 1952, con más de medio metro de espesor.

Fotos: Nº 1: el rio Arga en la zona del puente de San Pedro (enero de 1971);  Nº 2: Avenida de  Carlos III (enero de 1966), a la altura del teatro Gayarre, ambas  de  Zubieta y Retegui; Nº 3:   Avenida de Roncesvalles  (febrero de 1970). Foto Gomez;  Nº 4. calle Mercaderes (febrero 1970). Foto Galle. Archivo Municipal de Pamplona.

Olas de calor en el viejo Pamplona (1957-2020)

ACTUALIZADA. No son demasiadas las olas de calor que he conocido a lo largo de mi vida y la mayoría parecen haberse concentrado en las dos  últimas décadas de este nuevo siglo. Antes de estas dos primeras décadas del siglo XXI en la que encontramos 8 olas de calor importantes, la mitad en los últimos 4 años: 2003, 2009,  2012, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020,  la única ola de calor importante que recuerdo es la de los sanfermines de 1982. Antes de esa fecha me acuerdo que los veranos de mi infancia eran calurosos, pero con una temperatura bastante aceptable,  no más de 30 o 32º y además, por las noches, en general, solía refrescar. En Pamplona es proverbial y a veces puede resultar hasta objeto de cachondeo para quien, de fuera, no conozca nuestro cambiante clima, «lo de llevar la chaquetica por si refresca»,  porque te puedes levantar un día, pongamos de junio, con 8º o 10º por la mañana, subir hasta los 30º al mediodía y volver a bajar a los 12 o 13º a la noche y todo en el mínimo intervalo de unas pocas horas. La primera ola de calor del período estudiado data de los primeros días  de agosto de 1957. Curioso que después de la ola de frío del 56 nos llegase esta tórrida ola de calor que elevó los termómetros hasta los 40,3º, que es la temperatura a la que se llegó concretamente el día 1 de agosto de 1957. El 6 de julio de 1982, las temperaturas en Pamplona llegaron a los 41,2º, 42º según otras fuentes, nunca había visto yo que se derritiese la brea, el asfalto de las calles como en esa fecha. La ola de calor,  corta pero intensa,  nos pilló en plenos sanfermines. No hay constancia de ese registro por parte del observatorio de Noain pero los periódicos de entonces (tanto locales como nacionales) señalaron esas máximas históricas. También hubo temperaturas elevadas el 30 de julio de 1983 y el 15 de agosto de 1987 con 40,2º, en ambos casos. Y olas de calor hubo   al menos en   1991 y  1995.

En el año 2003 no se llegaron a esos extremos de 1982, la máxima, el 13 de agosto fue de 38,4º pero fue la mayor ola de calor de toda la historia, por su prolongada persistencia a lo largo del tiempo. La de 2003 fue por su extensión geográfica y su duración en el tiempo una de las más importantes desde 1540. Murieron varias decenas de miles de personas en Europa, 15.000 solo en Francia. El buen tiempo empezó a primeros de junio y con algunos días de descanso no nos abandonó hasta finales de agosto, o sea dos meses y medios de un calor infernal, sin embargo lo peor no fue eso. Entre el 30 de julio  y el 14 de agosto llegamos a superar día si y día también los 38º de máxima. Las temperaturas por la noche no bajaban por debajo de los 22º. A la una de la madrugada era habitual que el termómetro marcase 29 o 30º. Vamos, un auténtico infierno. El 18 de agosto de 2009 llegamos a los 39,7º. Ese mismo verano tuvimos temperaturas record desde el 2003, concretamente el 21 de julio se llegó a los 38,3º y el 5 de agosto a los 38,4º. Por las noches afortunadamente resfrescaba un poco. En 2010 hubo una muy corta entre los días 9 y 11 de julio. En 2012 tuvimos la última gran ola de calor solo comparable a la del 2003. Fue también la que a más provincias de España afectó, nada menos que 40, frente a las 38 de 2003. Tuvimos unas temperaturas anormalmente altas en junio y agosto. No fue una ola prolongada sino tres olas de varios días de duración, unos cinco o seis días con pequeños descansos que se encadenaban una con otra. La primera ola se produjo entre el 24 y el 29 de junio que no sentimos con tanta fuerza como en otras comunidades, la segunda entre el 8 y el 11 de agosto y la tercera y más larga entre el 17 y el 22 de agosto, estas dos últimas sí que las sentimos con toda crudeza. Las temperaturas máximas se produjeron  en agosto, el 10 de agosto con 40,3º y el 18 de agosto con 40,6º.

Recuerdo ese verano muy bien porque mi ya fallecida madre tuvo tres ingresos hospitalarios ese verano, a mediados de julio, a finales de julio y primeros de agosto y a mediados de agosto. La temperatura en las habitaciones de Medicina Interna del Hospital  de Navarra no bajaba de los 32º. A veces era difícil saber si los enfermos tenían fiebre por alguna de sus patologías o por el insufrible calor reinante. Ese año salió, en plena ola de calor, la Vuelta Ciclista desde Pamplona, de la que adjunto una fotografía, entrando a la meta, en la Plaza de Toros.  El verano de 2014 fue, sin embargo,  anormalmente más benévolo, desde el punto de vista de la temperatura, que la media hasta el punto de que hemos tenido los sanfermines más fríos nada menos que en 80 años, (desde 1932) con nueve grados por debajo de la media, para estas fechas. En 2015, España sufrió otra de sus olas de calor más prolongadas, fue la más larga, 26 días, del 27 de junio al 22 de julio, más larga que la del 2003 y afectó a 30 provincias, aunque yo no recuerdo que,  ni de lejos llegase en nuestra ciudad a las de 2003 o 2012. En 2016 se vivieron varias olas de calor en España, cuatro y en 2017, cinco. En 2018 vivimos una ola de 8 días con temperaturas de más de 38 grados a finales de julio-primeros de agosto. Se superaron los 40 grados en Pamplona en 2019, con dos olas, a finales de junio y a finales de julio, en la primera se registró el 27 de junio una temperatura de  40´5 º en Pamplona, 41,3 en el observatorio del aeropuerto de Noain y 42 en las Bardenas y en  2020,  donde a finales de julio, las temperaturas superaron los 38 grados.

Fotos: Escaparate de la bombonería y heladería Alaska en el nº 47 de la plaza del Castillo (Años 40). CC BY-NC-ND 3.0 ES. José Galle Gallego. Fondo Galle. Archivo Real y General de Navarra

Los Sanfermines del Viejo Pamplona: la Tómbola de Cáritas (1945-2015)

Forma parte de esa escenografía presanferminera desde hace nada menos que 70 años. Es antes del montaje del vallado del encierro el primer aviso de que ya falta menos. Pues bien esta parte de las fiestas también tiene su historia. Fue el 6 de julio de 1945 cuando el Secretariado de Caridad (que luego se llamaría Caritas Diocesana) organizó la primera tómbola, que fue inaugurada por el alcalde Daniel Nagore y otras autoridades tras la celebración del acto de las Vísperas de ese año. Bendijo la tómbola el vicario general de la diócesis, Luis Idoy Dominguez de Vidaurreta. Los boletos contenían premios directos, especiales, diarios y sorteos. Entre las personas que atendían la Tómbola  en aquellos primeros años, había muchas mujeres de Acción Católica que, portando cestas, vendían los boletos a lo largo del Paseo de Sarasate, tal y como vemos en la foto de 1948 que encabeza la entrada. El boleto costaba, entonces, 1 peseta y los regalos eran aportaciones altruistas  de comerciantes y particulares. Hoy el boleto cuesta 0,80 euros (132,80 pts) y todo lo que se entrega por la Tómbola está comprado a diferentes proveedores. El boleto especial que daba derecho a entrar en el sorteo del gran premio costaba un duro. En aquel primer año, 1945, fue un coche Citroen, con matrícula de San Sebastián. En sus primeras décadas se llegaron a sortear magníficos pisos, hoy impensables tras la desastrosa burbuja inmobiliaria que sufrimos en los últimos años. En 1946 se sorteó, por primera vez, un piso de 136 m2, en la avenida de Zaragoza. En 1948, no fue un piso, sino nada menos que un chalé en el paseo de la Media Luna. En 1962 los premios más importantes fueron media docena de Seat 600. Veinte años más tarde, en 1985 lo serían la media docena viajes a Canarias y los cuatro Peugeot 205 que se sortearon. 
Al principio había muchos más premios de sorteo. Con el paso de los años se introdujeron muchos más premios directos porque la gente quiere llevarse siempre algo, aunque sea una simple caja de galletas o una bolsa de caramelos.  Además de coches y pisos se han sorteado viajes, motos, cuberterías, baterías de cocina, televisores y un sinfín de premios. Los boletos también han cambiado a lo largo de estos años: desde los sobres pequeñitos con el número en su interior pasando por los triángulos grapados que muchos recordamos hace bastantes años o los boletos tal y como los conocemos hoy en día desde hace más de 20 años. La primera recaudación, en 1945 fue de 380.932 pesetas, el año pasado de 1,6 millones de euros, traducido a pesetas, 265 millones de pesetas, eso si con ese dinero se pagan también los gastos: las compras de regalos, boletos, etc. Este año se han impreso 2,2 millones de boletos (200.000 más que el año pasado) distribuidos en 330.000 premios directos, 550.000 de reuna y 1,3 millones de sorteos. El número de boletos ha disminuido con el paso de los años: entre 1985 y 1997 se llegaron a vender entre 3 y 5 millones de boletos. El resto de fotografías de la entrada están datadas en 1953, la 2ª y en 1976 las dos últimas.

Fotos: Archivo de Cáritas

Crónica negra del Viejo Pamplona: El crimen de Velate (1973)

Nueva sección del blog que va ampliando su temática para reflejar, desde el recuerdo de un pamplonés nacido en los 60, los hechos, historias y sucesos más destacables que han ido aconteciendo en estos últimos cincuenta años y que causaron un gran impacto en la opinión pública de la capital navarra, sin querer caer, por supuesto, nunca en el morbo ni en el sensacionalismo. El suceso que inicia la sección no acaeció en Pamplona pero recuerdo que, aquellos días, este luctuoso hecho hizo correr ríos de tinta en los periódicos de nuestra ciudad, por lo truculento del caso.
Inicialmente disfrazado bajo un presunto ataque por parte de unos asaltantes en el puerto de Velate, el hecho ocultaba el asesinato de María Pilar Cano Peralta, perteneciente a una adinerada familia de Zaragoza, por encargo de su marido, el industrial y exconcejal del ayuntamiento maño, Jaime Balet Herrero. El crimen se produjo en la madrugada del 30 de abril de 1973. El matrimonio venía del casino de Biarritz donde, al parecer, y en esta ocasión,  les había sonreído la suerte. Como Balet se sentía cansado decidieron detenerse en un camino del puerto de Velate para dormir. Allí, según el testimonio de Balet alguien desconocido les golpeó. Balet perdió el conocimiento. Cuando despertó se encontraba en otro lugar del monte. Su mujer estaba muerta, al parecer había sido golpeada por un instrumento de hierro. El dinero que llevaban había desaparecido. Asi pues, sucedidos los hechos, Balet dio una versión de los hechos en que tanto el como su mujer aparecían como víctimas de un asalto. En realidad, tal y como demostraron enseguida los investigadores, él había sido el organizador del asesinato, un asesinato absolutamente planificado y premeditado,  contra su esposa. Parece ser que Balet se había enamorado de otra mujer, Ana Alava, con la que se quería casar, a la que había enviado a Alemania y a la que visitaba con cierta frecuencia. Quiso separarse de su mujer, incluso pidió la nulidad, pero ante la negativa de esta a la separación empezó a urdir el crimen.
Balet contactó con su amigo Juan Midón Leyva en febrero de 1973 y le ofreció 7.000 dolares por el trabajo. Un mes después volvió a darle a Midon 10.000 dolares para que entre él y el alemán Hans Helmut Bacht fuesen preparando el crimen. Midon contactó, a su vez, con el alemán Peter Simeth, un personaje de muy baja catadura moral, que fue quien ejecutó finalmente el crimen. El asesinato se preparó entre febrero y abril de 1973. Parece probado que en los dos primeros fines de semana de abril de 1973, Balet y su mujer acudieron al casino de Biarritz y que ese mismo viaje lo realizaron Midon y los dos alemanes. Bacht parece que empezó a arrepentirse de su participación en la preparación del crimen y comenzó a alejarse de la trama dejándolo todo en manos de Midon y Simeth, quienes acordaron que el asesinato se realizase el día 29 de abril, domingo, a la vuelta de Balet y de su mujer de uno de sus rutinarios viajes al casino de Biarritz.

Ese día, Simeth, con un Morris propiedad de Midon, se dirigió desde Zaragoza hasta la zona del puerto de Velate en donde había de asesinar a la mujer de Balet, un lugar cercano a las Ventas de Arraiz. Parece ser que después de haberse tomado varias copas en un hostal cercano acudió al lugar de crimen con el fin de comprobar si había llegado Balet y se topó con un Seat 600 en cuyo interior se encontraba una pareja de novios que, al ser enfocados por su linterna, optaron por abandonar rápidamente el lugar. Sobre las 10.30 de la noche, Simeth volvió al lugar y se encontró con Balet y su, mujer, Pilar Cano, paseando junto a su coche. Con una barra de hierro le asestó varios golpes a Pilar, «contando con la pasividad de Jaime», que le ocasionaron la muerte en unos treinta minutos. Entre Balet y Simeth colocaron a la asesinada en el coche, descendieron dos kilómetros, en dirección a Pamplona, y volvieron a aparcarlo en un lugar apartado. Allí Simeth propinó unos leves golpes a Balet, como ya habían convenido, con un tubo de plomo forrado con gamuza, que le produjeron heridas de escasa importancia, y Balet simuló la pérdida de conocimiento. Cometido el crimen, Simeth huyó a Zaragoza llevándose el bolso de Pilar Cano, que contenía unas 180.000 pesetas. Tras la declaración inicial de Balet y comenzadas las investigaciones y comprobadas las incoherencias del relato, el Balet era detenido y el día 12 de mayo entraba en prisión.

Así se narraba el crimen en las conclusiones del tribunal que dictó sentencia cuatro años más tarde, el 1 de octubre de 1977. La Audiencia Territorial de Pamplona condenaba entonces a muerte a Jaime Balet a Juan Midón Leyva, así como al pago, conjunto y solidario, de un millón de pesetas a cada uno de los cuatro hijos de la asesinada y 250.000 pesetas, por el «pretium doloris», al padre y madre de Pilar Cano. Igualmente, Balet debía ampliar su fianza de 850.000 pesetas a cinco millones de pesetas para asegurar sus responsabilidades civiles. La pena capital no se pudo aplicar ya que los inculpados se beneficiaron de los indultos del 25 de noviembre de 1975 (que conmutaba la pena de muerte y les condenaba a 30 años de cárcel) y el 14 de marzo de 1977 que reducía en una cuarta parte la condena. La sentencia fue recurrida ante el Tribunal Supremo, pero éste la confirmó íntegramente el 17 de mayo de 1979. A comienzos de los años ochenta se conoció la noticia de que Jaime Balet gozaba del régimen de prisión abierta en un centro psiquiátrico penitenciario de Madrid. En 1980, precisamente, se supo también que en Alemania -país que había abierto un proceso penal por el mismo crimen de Velate- el Tribunal Superior de Munich condenó al principal acusado, el mecánico Peter Simeth, a la pena de cadena perpetua efectiva, como autor de un delito de asesinato, y al conserje Helmut Pacht, cómplice del primero, a seis años de prisión.
En 1985 Pedro Costa se basaba en el crimen de Velate para el capítulo «El caso del procurador enamorado» dentro de la serie «La Huella del Crimen». Para evitar las quejas de personas que pudieran sentirse aludidas por el argumento, Costa había cambiado el guión inicial, eliminando cualquier alusión a nombres reales y modificando otros aspectos de la trama y de los protagonistas. El capítulo fue interpretado por Carlos Larrañaga, Ana Marzoa, Angela Torres, José Rubio y Alfredo Mayo.

Pamplona año a año: 1995-1996


El año 1995 comenzaba con el Ayuntamiento declarando desierto el concurso de la estación de Autobuses. Este año habría elecciones y Cervera sería el candidato de UPN y Chourraut que se dió de baja en el partido candidato del nuevo partido creado por Alli, el CDN. Se produjeron tensiones entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento a propósito de un decreto foral sobre Urbanismo que podría quitarle competencias al consistorio en este ámbito.   Se terminaron en marzo las obras de rehabilitación del convento de los Carmelitas en la calle Descalzos que aparece en la foto de la derecha. Se iniciaron  las bodas civiles en el Ayuntamiento de Pamplona, la primera, el 8 de abril, en el zaguán del Ayuntamiento tal y como aparece en la foto de la izquierda. Ninguna empresa se presentó al concurso para la construcción del parking de Santo Domingo. Se anunciaba el derribo de las casas de Múgica en el plazo de cinco o seis meses. En efecto el derribo comenzó en el mes de octubre. El 18 de mayo se aprobaba el plan especial de Ponsal que preveía la construcción de 180 viviendas  y 7.000 m2 de superficie  comercial, como vemos en una de las últimas fotos de la entrada. Lo aprobaron UPN, PSN y EA. El Ayuntamiento se comprometía a peatonalizar ocho  calles del Casco en dos años, sustituyendo el adoquín por losa calcárea. En octubre de 1995 se presentaba el proyecto adicional de la galería de servicios subterránea. En otro orden de cosas este año se ponía en marcha la ESO (Enseñanza Secundaria Obligatoria) que sustituía en parte al BUP. 
El 7 de junio se inauguraba el parking vecinal de la plaza del Vínculo que vemos en la foto de la izquierda. Antes de los sanfermines se alcanzaba un acuerdo entre CDN, PSN e IU para formar el nuevo gobierno municipal. Chourraut será el alcalde. Alfredo Jaime hacía un balance positivo de su mandato diciendo que había reducido la deuda de 14.000 a 3.000 millones, construido 6.774 viviendas, 17 parkings subterráneos con 4.251 plazas,  nuevos puentes, parques y espacios peatonales. Se aprobó el presupuesto de 1995, con un monto de  18.238 millones de pts, 20.245 para 1996. En Septiembre se aprobaba el derribo de las naves de la antigua Penibérica en San Jorge para construir 700 viviendas y parte del parque fluvial. Vecinos de Joaquin Beunza se quejaban de que familias de las Casas de Múgica,. recientemente derribadas, se habían desplazado a la Casa Aldaz (que vemos en la foto de Manolo Hernandez de fines de los 90) donde continuaban con el tráfico de drogas. En octubre HB pedía que la Biblioteca General se construyese en el solar de Intendencia, mientras el tripartito apostaba por el Palacio del Condestable si bien en noviembre las escuelas de San Francisco se presentaban  como la opción más probable para la ubicación de la futura biblioteca general. Se rechazaba la propuesta de modificación del Plan sobre la manzana del Euskal ya que mientras los propietarios querían hacer viviendas el plan preveía para ese lugar una dotación deportiva o cultural.
 En 1996 continuaba la polémica por la ubicación de la Biblioteca General. El consistorio exigía que siguiese en el Casco Viejo y ofrecía el Euskal Jai, ocupado desde junio de 1994. Otano, presidente del Gobierno de Navarra consideraba que el lugar idóneo no era ni el Euskal, ni el Condestable, sino  el solar de Intendencia e IU se posicionaba  por el Euskal (en la foto de la derecha, de Mikel Goñi de 1994). El Ayuntamiento proponía finalmente  las Escuelas de San Francisco como última baza para que la biblioteca se quedase en el Casco. También se producía este año una polémica por la incorporación de Mendillorri a Pamplona vinculándola a la negociación de la carta de Capitalidad que procuraría a la ciudad más de 2.000 millones de ingresos por los servicios que prestaba a la Comunidad. Se presupuestaban 380 millones de pesetas para la peatonalización del Casco, concretamente de las calles Chapitela, Calceteros, Mercaderes y plaza Consistorial, luego, al final, serían 440 millones. En abril  se hablaba de  un presupuesto de 1.500 millones para  los próximos 4 años en la peatonalización de  10 calles: a las ya citadas habría que sumar, Zapatería, Pozoblanco, Comedias, San Saturnino, Mayor y Estafeta. 500 millones pondría el Gobierno entre 1996 y 1999. Reapareció el BIM (Boletín de Información Municipal) que se editó entre 1981 y 1992.  El 29 de marzo  se aprobaba la convocatoria del concurso para la construcción y concesión del parking de Santo Domingo al que solo se presentó una empresa pero que quedó desierto a finales de junio, pues dicha empresa no ofrecía ninguna plaza de rotación. El 26 de abril se cerraba al tráfico la plaza del Castillo, con la oposición de las asociaciones de comercio y hostelería y el apoyo de los vecinos. Se terminaba el edificio de la nueva Audiencia y se ampliaba la Clínica Universitaria.
El 10 de mayo se aprobaba promover un parking en el Rincón de la Aduana con 750 plazas. También en mayo, el Gobierno hacía una nueva propuesta  al Ayuntamiento sobre la Biblioteca General, una metiendo en un paquete la Biblioteca con un Palacio de Congresos-Auditorio en el parking municipal de la avenida del Ejército donde luego se construirá Baluarte. UPN e IU se posicionaron en contra, el 1º seguía apostando  por San Francisco y el 2º, esta vez,  por el Palacio de Capitanía. El 28 de mayo el Ayuntamiento inauguraba la sala polivalente de Descalzos, el llamado Patio de Gigantes. La Casa de Baños de Eslava estaba perdiendo su razón de ser, en 10 años había pasado de 44.654 duchas en 1985 a 8.350 en 1995 y de casi 4.000 lavados de ropa a 842. Se aprobaba inicialmente el Plan Ezkaba que preveía construir 1.300 pisos al lado de la variante norte. Este año volvió  a salir el Riau Riau pero tuvo que ser suspendido por actitudes violentas. También se suspendía la procesión, pero esta vez,  por la lluvia, la primera vez en 49 años. El arzobispado cedía los Caídos a la ciudad para actividades culturales. Bon Jovi actuaba el 5 de junio en el estadio del Sadar. Otano dimitía en junio al descubrirsele una cuenta en Suiza. Alli, vicepresidente pasa a ser presidente interino hasta septiembre. Luego será nombrado presidente Miguel Sanz que ejerce el cargo hasta el año 2011. El tripartito de PSN, CDN y EA había durado un año, con la polémica del organo común permanente de por medio.

El Tour de Francia tenía su final de etapa en Pamplona. Sin embargo Indurain pierde mucho tiempo y esta derrota supone el principio del fin del mito tras un reinado incontestable ganando cinco tours y dos giros. El 24 de julio comenzaba  la primera prospección arqueológica de la peatonalización del Casco Antiguo. El 20 de agosto se creaba la Mesa del Casco Antiguo con la polémica del adoquín y la loseta de por medio. Finalmente se optaba por combinar ambas. Pascal, del PSN hablaba, en aquellos meses,  de un pacto entre los constructores para no presentarse a los concursos de parkings hasta que no se impulsase el de la plaza del Castillo. La SAIDE pedía 97 millones para devolver el Gayarre al Ayuntamiento antes de 2003. Se acelera la demolición de la vieja Rochapea (en Marcelo Celayeta, Joaquín Beunza, se derruye la fábrica de piensos Caceco, construyendo nuevas viviendas, calles y parques en esta zona norte de Pamplona, también en San Jorge y la zona norte de la Chantrea). El 5 de noviembre el Ayuntamiento proponía trasladar el edificio de la antigua Audiencia para colocarlo frente al Gobierno Militar, abriendo el paseo de Sarasate a una plaza. El Ayuntamiento pedía 3.181 millones de pts al Gobierno de Sanz por la Carta de Capitalidad que Sanz rechazaba por desproporcionado, el gobierno quería rebajar esa cifra a 1.123 millones y el consistorio condicionaba finalmente  la anexión de Mendillorri a recibir, al menos, 2.100 millones. Se necesitaban 18 votos para aprobar la anexión, pero no se llegaba a esa mayoría. Los presupuestos para 1997 ascendían a 21.170 millones de pts.

Los concejales sociales del Ayuntamiento de Pamplona en los últimos años del franquismo

Faltan dos meses para que se celebren las décimas elecciones municipales democráticas, desde la muerte de Franco. Es un buen momento para echar la vista atrás y descubrir como en aquellos duros y grises años, un grupo de personas, con un alto grado de altruismo y de amor a su ciudad intentó, en unas muy difíciles condiciones, crear unos  espacios de libertad, transpariencia y participación muy diferentes  y superiores a los de la época, incluso si me apuran y en algunos casos a algunos de los momentos actuales. Tras la guerra civil y con el triunfo de Franco, el Ayuntamiento de Pamplona, como el de todos los ayuntamientos del país se pobló de personas adictas al régimen: en los primeros años sobre todo y fundamentalmente de falangistas, carlistas y afines al Movimiento Nacional, posteriormente y con el paso del tiempo, mucho tiempo después, en los años 60 llegarían los llamados concejales sociales y los concejales  independientes.

Como hemos visto en la entrada «Orígenes católicos del movimiento obrero en la Pamplona de los años 60 y 70», desde los años 50 surgieron en nuestra ciudad movimientos sociales críticos con el régimen, amparados por organizaciones católicas como la HOAC. La ley de bases del régimen local franquista databa del año 1945 y establecía que los concejales de los ayuntamientos debían ser designados por terceras partes del siguiente modo: por elección entre los vecinos, varones y cabezas de familia, era el llamado tercio familiar, por los organismos sindicales el tercio sindical y por diferentes entidades de entre una lista propuesta por el Gobernador Civil el tercio corporativo o de entidades. El familiar era pues el único en el que se podía votar por lo menos una pequeña parte de la población. A partir de los años 60 se empezaron a infiltrar en las estructuras del régimen, tanto en los ayuntamientos como en el sindicato vertical, personas procedentes de los movimientos obreros católicos. La HOAC impulsó una primera candidatura de concejales sociales al tercio familiar en el año 1963 con Echaniz, Eguiluz y Lebrón pero no tuvo éxito. Cayó derrotada frente a la candidatura de Huarte, Urmeneta y Sarasa. Tres años más tarde, en 1966, lo volverían a intentar con Muez, López Cristobal y Zufia que lograron salir elegidos. En 1967 era Alcalde de la ciudad, Angel Goicoechea, antes de el, entre 1964 y 1967 lo había sido Juan Miguel Arrieta y precediendo a Arrieta, Urmeneta (1958-1964). Los Alcaldes no eran elegidos entonces por los concejales sino nombrados, a dedo, por el Gobernador Civil. Urmeneta, una persona de poliédrica y, según como se vea, contradictoria trayectoria personal (militar, estuvo en la División Azul, de familia nacionalista, con una clara vocación social y de apoyo a todo tipo de causas… ) fue principal protagonista e impulsor de la Pamplona moderna, esa Pamplona que con algunas ampliaciones posteriores, fruto de un desarrollismo no siempre justificado, hemos heredado hoy en día. En la foto de familia que vemos a continuación, aparecen de izquierda a derecha y de arriba abajo, arriba, Urmeneta, Martínez Alegria, Muez, Etayo, Ibañez, Frommknecht, Morán, Arruiz, San Martín, abajo, Echaniz, Saez, Velasco, Caballero, Erice, Rouzaut, Valimaña y Perez Balda.
En 1970, nueve de los 18 concejales procedían de los grupos sociales, a saber Muez, López Cristobal, Zufía, Auxilio Goñi, Echaniz, Saez, Eguiluz, Velasco y Caballero. Caballero había sido elegido por el tercio sindical, como presidente del Consejo de Trabajadores que era, cargos que mantendría hasta 1974. En 1973, la no asistencia a los funerales del Almirante Carrero Blanco, el día 22 de diciembre, en la Catedral de Pamplona les supuso a seis concejales sociales una suspensión de dos meses de su cargo por inductores de un delito  de alteración del público. Lo curioso, lo paradójico del caso es que esa alteración del orden del público no fue protagonizada en ningún caso por dichos concejales sino por un grupo de ultraderechistas que brazo en alto, cantando el Cara el Sol y con banderas españolas al viento acudieron a la plaza del Ayuntamiento, desde la Catedral, gritando «Concejales rojos, no». Estos hechos provocarían algunos meses más tarde el cese del alcalde José Javier Viñes (1972-1974) por el entonces gobernador civil, Ruiz de Gordoa, por haberles dado una cariñosa bienvenida a los concejales represaliados. Viñes fue sustituido por José Arregi que permaneció como alcalde hasta febrero de 1976. En febrero de 1976 era elegido alcalde por sus compañeros, Francisco Javier Erice Cano. Erice fue el primer alcalde que no era elegido a dedo por el gobernador civil de turno, lo que originó una corriente de simpatía entre amplias capas de la población. Sin embargo y como se suele decir «poco duraría la alegría en casa del pobre». En septiembre de ese año era destituido por el gobernador civil acusado de prevaricación y de coacción en la denegación de una licencia de obras, la de las Casas de Nuin, un bloque de viviendas de notable altura en la avenida de Villava, al otro lado de la Iglesia de los Capuchinos. «Erice, amigo, el pueblo está contigo» se oía en aquellos años en las espontáneas concentraciones que se formaban delante del Ayuntamiento. Eran años en los que de forma bastante frecuente se producían encierros por diferentes motivos en el ayuntamiento (laborales, políticos, etc). Eran años en los que la gente entraba con bastante libertad a los plenos y debatía en ellos. 

Tras Erice vendrían Velasco, Caballero, Frommknecht y Echániz. Nos centraremos en Tomás Caballero. Caballero fue alcalde accidental desde finales de 1976 hasta abril de 1977 en que se incorporó a la política presentándose a las elecciones generales dentro del Frente Navarro Independiente (ver entrada «Las primeras elecciones democráticas»). En su corto mandato sin embargo se produjeron simbólicas intervenciones. Siendo Caballero alcalde, Erice izó la ikurriña en el Ayuntamiento de Pamplona de manera oficial, en enero de 1977, bandera que se mantendría hasta diciembre de 1981. Delegó en él como una manera de honrarle y desagraviarle por el injusto tratamiento recibido meses atrás. En aquellos años, la ikurriña era más un símbolo o icono de lucha contra el franquismo y en favor de las libertades que la identificación con una opción nacionalista. Tras este hecho renunciaron al cargo varios concejales afectos al régimen. En la foto que acompaña este párrafo vemos a algunos concejales de la Corporación de aquellos años en un acto festivo, probablemente un acto religioso. Aquellos concejales sociales tomarían diferentes derroteros políticos: Caballero que había permitido con su gesto la colocación de la ikurriña en 1977, a pesar de no comulgar para nada con las ideas nacionalistas, sería paradójicamente asesinado por ETA, veinte años más tarde, en mayo de 1998. Erice se presentó, sin éxito, dentro de UNAI (Unión Navarra de Izquierdas) aunque finalmente recalaría en el PSOE (en su corriente más crítica), luego en Izquierda Unida (donde fue concejal del citado grupo en 1991) para volver nuevamente al PSOE. López Cristobal sería durante un tiempo concejal de HB. A Muez, infatigable critico, le veríamos años más tarde (2001) en primera línea contra las obras de la plaza del Castillo que el mismo junto a otros habían desechado construir 30 años antes. En aquellos años la ciudad seguía creciendo por su lado oeste (San Juan, Iturrama, etc), se creó una inmobiliaria municipal (1976), un loable intento de intervenir en el mercado inmobiliario pero que no acabó de despegar, por las mismas se pretendió impulsar el Plan Sur sin poder obtener resultados, se creó Mercairuña así como otras muchas cuestiones que deberían ser objeto de un estudio específico más pormenorizado.

Pamplona, año a año: 1989-1990

El año comenzó con el destrozo del belén instalado en la plaza consistorial y cuyos daños ascendieron a 400.000 pts. A finales de enero comenzaron las obras de desdoblamiento de la avenida de Arostegui, con los derribos de, al menos, media docena de edificios. Batzarre denunciaba ese año la política municipal respecto a la permuta de terrenos con la promotora Valdizarbe. Se aprobaron las cuentas de 1987 que arrojaron un déficit de 389 millones de pesetas, casi 900 millones menos que en 1986. En 1989, el bonobus costaba 290 pesetas y el billete normal 50 pts. Se colocaron nuevos contenedores de basura en la ciudad, salvo en el Casco Antiguo. El 9 de marzo se aprobaron los concursos para la construcción de cuatro parkings: Plaza de Toros (650 plazas), Blanca de Navarra (389), Conde Rodezno (332) y Hermanos Imaz (170). En agosto se sacaban adelante varios parkings vecinales en San Juan, Iturrama, Orvina y Casco Antiguo (Plaza San Francisco). HB se oponía siempre o casi siempre a la construcción de parkings. Se suprimió el Centro de Atención a la Mujer. El 14 de marzo se comenzó a derribar la fábrica de Imenasa, tal y como vemos en la fotografía adjunta y que ya reproducimos cuando hablamos del «tercer ensanche». En su lugar se construirá la famosa plaza de Oriol Bohigas y el parque de Yamaguchi. En aquel entonces se hablaba de construir el Planetario en la Taconera, detrás del Club Larraina, si bien en agosto el Gobierno decidió se construyese también en el solar de la antigua Imenasa. También en este mes se hablaba de construir un túnel que uniese Iturrama con Erletokieta y Sanguesa. La obra tardaría, sin embargo,  más de 10 años en acometerse. Desapareció el Servicio Municipal de Limpieza cuyo personal se adscribió al Servicio de Parques y Jardines al adjudicarse, en agosto,  la limpieza de la ciudad a una empresa privada: FOCSA. El Ayuntamiento contaba este año con 1178 empleados: 909 funcionarios y 269 contratados. La policía municipal tenía este año  386 efectivos.
En aquellos años 80 se produjeron diferencias importantes entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona en materias sensibles y muy importantes. Alguna ya la hemos visto, a propósito de la ubicación de la Universidad Pública, creada por ley en 1987. Este año sería con motivo de la creación de Mendillorri, que vemos reflejado en la foto adjunta, en una de sus fases, años más tarde, bien avanzados los 90. Mientras el Gobierno promovía la construcción de Mendillorri, con 4000 viviendas de protección oficial, el Ayuntamiento modificaba el Plan Parcial de la Rochapea para permitir la construcción de 1.600 viviendas en el barrio. Resulta curiosa la coincidencia en este tema de grupos políticamente tan dispares como UPN, PP, HB y UDF en contra de la creación de Mendillorri  frente a otros como EA y PSN (que se posicionaban a favor). Según los planes municipales en la Rochapea se podrían construir 5.030 viviendas, habiendo suelo para más de 7.500.  El Plan Parcial de la Rochapea preveía el derribo de casi 400 viviendas, la construcción de un parque fluvial, dos bulevares y dos puentes. La política de permutas hizo que se pudiesen conseguir este año 160.000 m2 para construir viviendas, sobre todo en Rochapea (también en San Jorge, Chantrea y Santa Engracia) a cambio de ceder suelo municipal en Mendebaldea  a promotores privados,  Algunos grupos como el CDS y EA denunciaron esta política de permutas porque aseguraban que el Consistorio estaba perdiendo mucho dinero con ellas, más de 2.000 millones afirmaban. También  censuró estas actuaciones municipales el Gobierno de Navarra, por boca de su consejero Federico Tajadura. 
El Ayuntamiento cedía este año al Gobierno de Navarra un solar en La Rocha para la construcción de su nuevo Centro de Salud (que vemos ya construido en una foto posterior) y que hasta entonces estaba en la Travesía de San Blas. En abril se adjudicaba la construcción de un café vienés en la Taconera. El 7 de junio se concedía la primera licencia para la construcción de pisos en la Rochapea, tras la reforma del Plan Parcial. Se trataba de un bloque de viviendas situado al lado de la iglesia del Salvador, junto a la calle Provincias. El cementerio de San José  comenzaba a  quedarse pequeño. Se construyeron 800 nuevos nichos. Se cerró la Granja Escuela de Aranzadi. Se aprobó el presupuesto de 1989 por un monto total de 9.635 millones. Nuevamente este año se suspendía el Riau Riau por graves incidentes que imposibilitaron la Marcha a Vísperas de la Corporación. Ya en el mes de junio ha habido asaltos y destrozos contra el edificio del Ayuntamiento. En Septiembre, el Gobierno cedía una parcela de 50.000 m2 para construir un parque junto al Manicomio. Será el parque del Mundo que cederá posteriormente al Ayuntamiento y que vemos en una fotografía posterior de algunos años más tarde. El 1 de septiembre se derriba Casa Emeterio. Comenzó a construirse el colegio Torre Basoko que finalmente se destinaría a instituto de enseñanza secundaria y se inauguraría el 1 de octubre de 1990. Se planeaba construir una rotonda en Cuatrovientos y otra junto al Hospital de Navarra. Continuaron los problemas con el mercadillo de la Chantrea-Plan Sur que parece que  encontraron una solución en el mes de octubre. Se colocaron los primeros semáforos sonoros para invidentes, se reparó el kiosko de la plaza del Castillo y volvieron los tradicionales barquilleros al Casco. 
El 28 de septiembre se aprobaba una moción pidiendo al Parlamento se trasladase al Palacio de los Virreyes, tras su oportuna restauración. Se inauguraba el 2 de octubre el nuevo edificio del Instituto de FP Virgen del Camino que sustituía al edificio que se construyó en los años 60.  Ginés Cervantes era expulsado del grupo municipal socialista aunque mantenía su puesto de concejal. Este año se hablaba de desdoblar la avenida de San Jorge y ampliar la anchura de la calle Tajonar. El 25 de octubre se instalaba en el edificio de Zapatería, 40, el Area de Promoción Ciudadana. Los vecinos de Blanca de Navarra protestaban contra la construcción del parking aludiendo a los posibles riesgos que iban a sufrir sus casas, tal y como aparece en la foto de la prensa de la época. Se aprobaba el derribo de los números 39, 41 y 43 de Jarauta y del cruce de Descalzos con Santo Andia. El 24 de noviembre era secuestrado el industrial Adolfo Villoslada que sería liberado 84 días más tarde, el 17 de febrero de 1990. En diciembre se hablaba, nuevamente, de la necesidad de construir una nueva estación de autobuses y se prevía elaborar un anteproyecto. Este año además se restauró la Puerta de Socorro de la Ciudadela asi como la maleza de los fosos y se aprobaron definitivamente las variantes Norte y Este.  
El 27 de enero se reinaugura el Museo de Navarra, tras una inversión de más de 500 millones de pts y una obra que duro varios años. El 8 de febrero de 1990 se acordó derribar el edificio que hacía esquina entre Navarrería y Mañueta y que vemos en la fotografía adjunta. El presupuesto municipal de 1990 ascendía a 10.758 millones de pesetas. El 28 de febrero se cerraba la Casa de Socorro, ubicada, desde 1971, en el Edificio de Autobuses, en la calle Tudela, tras más de 65 años de servicio a los pamploneses. En Mayo el local se cedería a Cruz Roja que lo utilizará para algunos servicios como el centro atención a intoxicaciones etílicas. La Casa de Socorro se había inaugurado  el 11 de noviembre de 1924 y en 1930 se trasladó a la calle Alhóndiga, donde permaneció durante 41 años. Hace unos días se anunciaba, en prensa, que el solar de la antigua Casa de Socorro de la calle Alhóndiga, que vemos en la foto adjunta, salía a subasta. Se aprobaba la construcción de un parque de 23.000 m2 en el solar de la antigua fabrica José Vila en La Milagrosa. El 18 de marzo morían dos chicas jóvenes, de 17 y 18 años, asfixiadas por inhalación de humo en el incendio del Burdindoki de la Chantrea, local municipal clausurado oficialmente dos años antes y «okupado» poco después. El Gobierno se comprometía a financiar los dos puentes que se construirán en la Rochapea. La nueva estación de Autobuses será según el anteproyecto presentado, semisubterránea. En septiembre se presentaba el proyecto, obra de los arquitectos Blasco, Tabuenca, Sagastume… que proponía recuperar el revellín de Santa Lucía, para verlo a través de una cristalera. La estación  era  totalmente subterranea.  La Meca se mostraba preocupada porque perdería los ingresos del parking en superficie y de las barracas. Se ampliaba el campus de la UPNA. Continuaron los problemas con los vecinos de la plaza Blanca de Navarra, a propósito de la construcción del parking. Se realizaron nuevas permutas de terrenos entre solares de Pio XII y Rochapea así como multitud de proyectos de parkings vecinales en Iturrama y San Juan. A mediados de abril de 1990 comenzaron las obras en la avenida de San Jorge, entre la Variante oeste y Cuatro Vientos. Se ampliaron calzadas, construyeron aceras y se derribaron algunos edificios. El 14 de abril fallecía el guitarrista flamenco Sabicas en Nueva York. La COTUP pedía una subvención de 120 millones al Ayuntamiento. Este le exigía la renovación de los autobuses más viejos, la reforma de algunas líneas y la señalización de las paradas. 
El 30 de abril se inauguraba el nuevo Colegio San Cernin. Se preveía construir el nuevo Centro de Salud de san Jorge en los terrenos de la Tabacalera. Antes estaba en unos bajos cercanos a la llamada Plaza de la Unidad Popular, en una calle perpendicular, al lado derecho de la avenida de Navarra. Se anunciaba que el Monasterio Viejo de San Pedro albergaría una biblioteca municipal. El proyecto se hará realidad una década más tarde. Hasta entonces teníamos en el barrio la modesta Biblioteca de San Pedro. Este año, en mayo, comenzaron las matrículas con doble letra. Recordemos que la matrícula con letra se inició el 7 de octubre de 1971, como ya hemos visto en esta serie de artículos. El 9 de mayo llegaba a Pamplona una etapa de la Vuelta Ciclista a España. Las obras del parking de San Francisco provocarían una remodelación de la plaza. Se hablaba de trasladar la estatua del Santo hacia las escuelas y  de colocar la estatua de la Mariblanca en una zona ajardinada, cerca de la Calle Ansoleaga. El Ayuntamiento se hizo cargo de los servicios de atención domiciliaria que hasta entonces prestaba el Gobierno de Navarra. Estos años fueron años en los que vecinos de diferentes barrios se quejaban del tráfico de drogas en sus calles. El 4 de junio el Dalai Lama visitaba Pamplona. El 13 de junio se llegaba a un preacuerdo entre el Ministerio de Justicia y el Ayuntamiento para construir el nuevo Palacio de Justicia en el solar de antiguo Matadero Municipal, cuyos locales se derribarían este año, un poco más tarde. Se hablaba de un coste de 1.800 millones por la construcción del edificio. El Ayuntamiento recibió 600 millones por la venta de los terrenos.
El Ayuntamiento financiaba la producción de la zarzuela «La Bruja» de Chapí. Hacía 50 años que el Ayuntamiento no producía representaciones similares. El presupuesto superó los 8 millones de pesetas. Se presentó un proyecto para la ampliación de las instalaciones del complejo Larrabide. Finalizaron las obras de la torre de la Telefónica en Pamplona, con una altura de 68 metros. En los sanfermines del 90 se desmontaba la fuente de Navarrería para evitar la reciente tradición de los saltos de los «guiris». En Julio, el Ayuntamiento aprobaba un presupuesto extraordinario de 1.800 millones de pts para pavimentar las canaletas de los fosos de la Ciudadela, adecuar la Sala de Armas y realizar mejoras en el Oscus y el pasadizo de la Jacoba. Se aprobaba destinar 140 millones de pts a iluminar los 6 km de recinto amurallado. En verano se restauraba la fachada de la Casa Consistorial, tal y como vemos en la foto que acompaña este párrafo. El 30 de agosto se aprobaba el derribo de las escuelas de Compañía, que vemos en la fotografía, y que se produciría cuatro años más tarde,  lo que posibilitará la recuperación de la plaza y la construcción de un centro de salud. En septiembre y después de 10 años se retiraban las jaulas con animales (monos, cobayas, faisanes) de la Taconera.
El 8 deoctubre una huelga de transportes paraliza Pamplona y Navarra. A finales de octubre se aprobó el plan parcial de Alemanes que preveía la construcción de 362 viviendas, 124 de ellas unifamiliares, zona que vemos en la fotografía aerea de Paisajes Españoles. También en estas fechas se adjudicbaan los proyectos de construcción de los dos nuevos puentes sobre el Arga, el del Vergel y el de Oblatas. Los proyectos finales se conocerían publicamente en marzo del año siguiente. Si en marzo de 1989 se prohibía aparcar en la plaza de Príncipe de Viana, en noviembre de 1990  se prohibía hacerlo  en la zona central de Carlos III, entre Merindades y la plaza del Castillo, tal y como vemos en la fotografía. Se aprobaba el presupuesto para 1991: 11.814 millones de pesetas. Por primera vez salía el nuevo grupo de danzas municipal, tras la disolución del anterior, en la procesión de San Saturnino, sin la ikurriña. El 11 de diciembre se inauguraba el primer parking subterráneo  de residentes y rotación de la ciudad, el de la plaza de Toros, cuya urbanización superior vemos en la foto que encabeza la entrada. Se van terminando las rondas de circunvalación de Pamplona y continuan a buen ritmo las obras de otros nuevos edificios dotacionales en el campus de la universidad pública. Fallece el arquitecto Victor Eusa. Indurain comienza a despuntar con sus triunfos en las rondas ciclistas. 

Pamplona, año a año: 1987-1988

A pesar de que las obras de rehabilitación habían comenzado dos años antes, en enero de 1987, se confirmaba que el conservatorio municipal se ubicaría en el Palacio de Cruzat, en la calle Mayor. El Palacio se compró, como recordarán de la entrada correspondiente en 1983, por casi 9 millones de pesetas a su último propietario Joaquín Mencos, marqués de la Real Defensa. El coste de la rehabilitación ascendería, al final, a casi 100 millones de pesetas de la época. El edificio contaba con casi 1.800 m2 de superficie útil. El Conservatorio estaba previsto que entrase en funcionamiento en octubre y estaría en funcionamiento como tal, en este edificio, durante más de 20 años, hasta el año 2009 en que se traslada a la calle General Chinchilla. En este mes de enero de 1987 se aprobaba el proyecto del arquitecto catalán Oriol Bohigas de la plaza U de Mendebaldea. En febrero se instalan esculturas de marmol y farolas como chistus en la nueva plaza creada en el cruce de Yanguas y Miranda y Conde Oliveto, obra del artista Rafael Bartolozzi y que un año más tarde sera nombrada como Plaza de la Paz. Algunos hechos curiosos de este principio de año fueron que más de 400 placas bilingües de las calles de la ciudad habían permanecido  año y medio en el almacén municipal sin colocarse por una falta de coordinación de las áreas o que el ayuntamiento se negaba a pagar a la SGAE más de un millón de pesetas como canon en la organización de  espectáculos públicos musicales. El arquitecto Manuel Blasco resultaba nuevamente  ganador del concurso de diseño de las nuevas casetas de la Once como lo había sido antes  de las marquesinas de las villavesas. No sé si alguno se acuerda pero eran cilíndricas.
En Febrero se exponía el PEPRI del Casco Antiguo que proponía derribar 25 edificios y expropiar 148 viviendas y comercios, si bien será paralizado  a mediados de marzo por las protestas recibidas. El Ayuntamiento contrataba a lo largo de este año a parados para diversos trabajos de arreglo y mejoras en la ciudad. En Marzo se inauguraba la primera vivienda comunitaria municipal  para ancianos en el Paseo de Sarasate. El déficit municipal de 1986 ascendía a 1.282 millones de pesetas y parecía que la deuda global podía ascender a más de 6.000 millones de pesetas. En octubre se conocía que el Ayuntamiento debía más de 1.000 millones en facturas. En marzo conocemos la próxima construcción de un hotel de 11 plantas en la zona de Ermitagaña. Será el futuro Iruña Park. La ikastola municipal contaba en este tiempo con tres centros: Fuerte Príncipe (en la Milagrosa), Amaiur (en Iturrama) y Axular (en la Chantrea). El 2 de mayo Pamplona fue final de etapa de la Vuelta Ciclista a España que por aquel entonces se rodaba en estas tempranas fechas. El 7 de mayo de 1987 el pleno municipal aprobaba con los votos en contra de HB una ordenanza que prohibía la apertura de más bares en el Casco Antiguo, reducía su horario de apertura e incrementaba las medidas de control sobre estos establecimientos. Se inauguraron los apartamentos para ancianos Txoko Berri en San Juan. Cerca, en el solar entre Pío XII y la Avenida de Barañain se preveía construir una residencia del INSERSO pero finalmente tras muchas idas y venidas, proyectos y obras,  en ese solar se inauguraría el Civican, si bien muchos años más tarde.
En mayo de este año, el Ayuntamiento proponía construir la naciente universidad pública entre el Casco Viejo y Aranzadi. En las elecciones municipales del 10 de junio UPN resultó ser la lista más votada, empatada en concejales con el partido socialista. Al final resultó ser elegido como alcalde Javier Chourraut de UPN. El 25 de junio se reinauguró el Mercado de Santo Domingo con muy buen ambiente de ventas. El 19 de agosto desaparecían los vigilantes de los jardines (llevaban boina verde). La COTUP pasó en una década de llevar 30 millones de viajeros (1976) a 19 en 1986. Ya entonces se proponía la fusión de las dos empresas de transporte de la Comarca, cosa que no sucedería a pesar del principio de acuerdo de 2001. Al final, en 2002 se convocaba un concurso que ganaba a Montañesa tras la cual los trabajadores de COTUP se integraban en la otra empresa. El billete de la COTUP costaba en 1987, 40 pesetas, 5 costaba once años antes, en 1976. En octubre el Ayuntamiento reclamaba a 3.500 comerciantes y profesionales que pagasen un impuesto por sus rótulos. El 29 de octubre se acordaba la retirada del busto del general Sanjurjo en medio de un agrio debate. La retirada se hizo efectiva el 23 de mayo de 1988. UPN presentaba un plan de aparcamientos para la ciudad: se hablaba de Plaza de Toros, Blanca de Navarra, Conde de Rodezno e Intendencia. 
El PSOE se planteaba transferir al Gobierno de Navarra algunos servicios para reducir el déficit: ikastolas, Andraize, bomberos y guarderías. El 10 de diciembre el ayuntamiento aprobaba pedir créditos por 2.400 millones de pesetas, ascendiendo ya a 5.000 millones la cuantía de los créditos pedidos este año. La urbanización de la plaza de Yamaguchi costará 272 millones de pesetas. En 1984 se había cerrado la fábrica de Goñi-Mayo. A finales de año se autorizaba su derribo que se haría efectivo a finales de 1988. En su solar se construirían algunas viviendas y otras dotaciones. El solar estaba entre la avenida de Barañain y la actual calle Premin de Iruña. Se inauguró el centro Civico Juslarrocha en el edificio de Industrias Gomariz. Por razones presupuestarias, este año se redujo la programación navideña municipal. Tampoco se cerró al tráfico la plaza del Castillo. Se cedieron solares al Oberena y al Centro de Cultura Francesa para ampliar sus instalaciones y construir un colegio, respectivamente. Continuaron los problemas entre el consistorio y su grupo de danzas a propósito de la ikurriña. 

En diciembre parecía cercano una acuerdo entre el gobierno de Navarra, socialista, presidido por Gabriel Urralburu y el Ayuntamiento, conservador, dirigido por Javier Chourraut. Dentro  del paquete negociador, cabe señalar que el gobierno de Navarra proponía instalar la universidad pública en el Plan Sur y no en el Casco Antiguo como era voluntad de los grupos políticos municipales. Ya sabemos como terminó este asunto. El gobierno socialista privó al Casco Viejo de una inmejorable oportunidad para su verdadera revitalización. El ayuntamiento se sentía en esos años discriminado porque creía que ofrecía servicios que debería cubrir el gobierno foral.

El Gobierno foral cifraba la deuda municipal en enero de 1988 en 12.200 millones de pesetas. Se entregaba la obra del edificio de Zapatería, 40 que sería sede del Area de Promoción Ciudadana, si bien no se pudo usar, durante un tiempo, hasta octubre, por falta de presupuesto para equipamiento. El edificio se había comprado  en 1984 por 35 millones de pesetas. El 4 de febrero de 1988 el ayuntamiento aprobaba en un pleno extraordinario el acuerdo con el Gobierno de Navarra al que se había llegado dos días antes. Por este acuerdo el Gobierno anticipaba al Ayuntamiento 3.500 millones de pesetas, el ayuntamiento vendía al gobierno casi 300.000 m2 en el Plan Sur para construir la Universidad Pública por los que pagaría 1.600 millones de pesetas, transfería Andraize y los bomberos al Gobierno y se comprometía a contener el déficit. Por su parte el Gobierno se comprometía a rehabilitar el Palacio de los Virreyes, el Hospital Militar, Magisterio-Empresariales y a ubicar en esos edificios diversos servicios del Gobierno Foral. Los reyes visitaban, en febrero, de manera oficial Navarra.
El 29 de febrero se cerraba el centro juvenil Burdindoki en la Chantrea situado en un local municipal que fue objeto de destrozos dos días más tarde. Desaparecía el carril bici de Pio XII creado en 1985.  En marzo el Ayuntamiento suspendía las actuaciones del grupo municipal de danzas y el 14 de octubre lo disolvía definitivamente. También este terminaban las obras de reforma de la plaza y ermita de la Virgen de la O, no muy afortunadas, por cierto. En Abril se hablaba de construir un café en la zona del antiguo kiosko de alquiler de bicicletas en la Taconera. Se aprobaba el presupuesto para 1988 con un monto total de 8.296 millones de pesetas. Luego se aprobó un presupuesto extraordinario de más de 500 millones para costear obras en colegios y polideportivos. Más obras y proyectos urbanísticos: se preveía una plaza porticada, con viviendas, en los terrenos de la antigua fábrica de Copeleche, en La Rocha, un instituto de formación profesional, el Donibane, etc. Se hablaba de  Aranzadi para construir el Planetario, aunque, como sabemos se construirá finalmente en la zona de parque de Yamaguchi. Chourraut organizaba en agosto una marcha a Santiago con un gran despliegue y cerca de 2.000 participantes. El alcalde rechazaba los 440 recursos de reposición presentados por los comerciantes contra el impuesto sobre rótulos comerciales. Prosigue la tala de olmos enfermos.
En Septiembre se producían incidentes como consecuencia del traslado del Rastro de la Chantrea al Plan Sur, traslado debido a quejas vecinales. Durante un tiempo, varios meses, se simultanearán los rastros en las dos ubicaciones. Este Rastro había nacido once años atrás, en 1977. Se reforma el Cuerpo de Guardia del antiguo Portal de la Rochapea que estuvo a punto de ser derribado en el año 1982 cuando se empezó a construir el parque de las Huertas de Santo Domingo. Los vecinos de las Casas de San Pedro podrán comprar su viviendas (235) por 2,5 millones de pesetas. Se prevé el derribo de tres edificios en el Casco: San Lorenzo, 10, y San Nicolás, 50 y 52. El 10 de noviembre el pleno, con excepción de HB y EA  declaraba el casco Antiguo zona saturada de restaurantes, sociedades gastronómicas y locales similares. El 24 de noviembre se aprobaba la concesión de subsuelo para la construcción del primer parking de residentes. Se preveía la construcción de 339 viviendas en la avenida Pio XII, entre las calles Rioja y Acella. En diciembre se preveía construir el primer aparcamiento en altura en Pamplona (esquina Leyre y Sangüesa) pero nunca llegó a realizarse. En cambio se volvió a plantear el parking de la plaza de Toros que finalmente sí se llevará a cabo. Finalmente, se adjudica a la Federación Navarra de Pelota la gestión del Frontón Labrit. El 14 de diciembre se celebraba una huelga general contra el plan de empleo juvenil y la política económica del Gobierno.

Pamplona año a año: 1985-1986

El año comenzó con una de las peores olas de frío del siglo XX, junto con la de 1956, tal y como aparece reflejado en la entrada sobre las olas de frio. Y nevó hasta en mayo. En el Ayuntamiento hubo un debate sobre la contratación de parados para limpiar las calles de la ciudad. Balduz recordaba que la limpieza era responsabilidad de vecinos y comerciantes. Al final, todo el mundo tuvo que apechugar: vecinos, comerciantes, parados contratados por el Gobierno de Navarra y empleados municipales para limpiar las calles de la ciudad durante esta ola de frío que se prolongó durante todo el mes de enero (llegó a nevar a primeros de mayo). Se empieza a preparar el primer carril bici de la ciudad. Será en Pio XII y estará terminado para el mes de mayo. Se anula judicialmente la contratación de la recogida selectiva de basuras que había sido adjudicada a Lorea. Según la Sala de lo Contencioso la firma  Hibaia debía ser la adjudicataria. Se duplica el presupuesto de las obras de la Avenida de la Baja Navarra. El Ayuntamiento atraviesa graves problemas de tesorería y tiene que concertar un crédito de más de 1.000 millones de pesetas. A lo largo de estos años los grupos conservadores del consistorio se oponen a que el Ayuntamiento atienda la demanda de enseñanza en euskera. A mediados de junio, la Mancomunidad compra la Casa Abaigar (que vemos en la fotografía adjunta) para convertirla en su sede, tras su rehabilitación. El 24 de abril entraba en vigor la Ley de Bases de Régimen Local, que recortaba las atribuciones de la Comisión Permanente en la que estaban todos los grupos, en proporción a su representatividad. De hecho la Comisión Permanente desaparece como tal y se convierte en Comisión de Gobierno. Crece el déficit municipal. Más de 200 millones sólo del año anterior, más de 800 en los últimos cuatro años, 500 según otras fuentes. En agosto, UPN hablaba de un déficit municipal  cercano a los 2.000 millones de pesetas. Después de 8 años, las grandes fuentes de la ciudad vuelven a echar agua. Se remozan los parques de la Taconera y la Media Luna.
Sale a concurso en mayo la adjudicación de las obras de la nueva ikastola municipal de Iturrama, Amayur que se inaugura en octubre del año siguiente. Se acuerda crear este mismo mes la Gerencia Municipal de Urbanismo, para desarrollar y gestionar lo dispuesto en el Plan General. El Gobierno aprobó su formación el 13 de noviembre. El Ayuntamiento consigue terminar, durante las fiestas, el Riau Riau con normalidad. Tras los sanfermines, Balduz anuncia la composición de la nueva Comisión de Gobierno. Estará integrada por cuatro miembros del PSN y uno de UPN. Este año se editó una Guía de Pamplona por un equipo coordinado por Mario Gaviria. En el verano estallaba la polémica sobre una actuación artística celebrada, en el marco de los Festivales de Navarra: las estatuas de la Justicia y la Prudencia fueron cubiertas por acelgas y lechugas por parte del artista catalán Vila Vendrell (como vemos en la fotografía) y se tendió ropa en la vía pública. Nacen las «Crónicas de Juventud». En Agosto se abre un concurso de estudios para una nueva estación de Autobuses: se planteaba remodelar la existente o construir una nueva. Otro hecho importante tiene lugar este mes: se cambia la manera de limpiar la ciudad: la recogida de basuras se hará de noche, se potenciará la figura de barrendero de barrio, habrá baldeo de la calzada y limpieza vertical. La limpieza la harán empleados municipales y una  empresa externa:  FOCSA. Tras la restauración del edificio, el archivo Municipal se traslada del sótano de la Casa Consistorial al Seminario de San Juan, el traslado se completará en abril de 1986. Este año se fundan el actual Ateneo Navarro y la Asociación Casco Antiguo, principal impulsora de las mejoras del centro histórico en las últimas décadas.
El Ayuntamiento prevé comprar un edificio de los Carmelitas en la calle Descalzos para Escuela de Artesanía aunque finalmente se convertirá en sede del Area de Cultura. El 21 de septiembre, la policía municipal desalojaba del edificio de Zapatería, 40 a jóvenes de los colectivos Katakrack y Kokorrock. El 30 de septiembre se produce el mayor incendio conocido en el monte San Cristobal. El  Ayuntamiento organizó  cursos para jóvenes en paro, bajo el nombre de «Mueve tu paro» a lo largo de este año y el siguiente. En octubre se pusieron nombre a los diferentes parques construidos en los últimos tiempos en la ciudad: Biurdana, Ilargi Enea, Morea, Vuelta del Castillo, Huertas de Santo Domingo, Río Ega, Río Elorz, etc. En Noviembre se aprobaban los presupuestos para 1986, con un monto total de 9.659 millones de pesetas, nueve veces más que en el año 1976, año en que el presupuesto había sido de 1.250 millones de pesetas. Al final se triplica el coste final de la contrata de las obras de la avenida de la Baja Navarra pasando de 46 millones a 134 millones de pesetas. El 28 de noviembre, el Ayuntamiento acordaba vender al Gobierno de Navarra por 150 millones de pesetas el Palacio de Capitanía, que había comprado anteriormente, en un lote, al Ministerio de Defensa y que vemos en una foto aérea de Paisajes Españoles de esos años. A finales del año se produjo  un movimiento de las asociaciones de vecinos, de insumisión fiscal contra el ayuntamiento. Como consecuencia, el  Ayuntamiento recaudó 660 millones de pesetas, un 30% menos de lo habitual. 1985 acababa con un déficit municipal de 472 millones de pesetas.

Al comenzar 1986, el Ayuntamiento firmaba un convenio con el Gobierno de Navarra para rehabilitar el Casco Antiguo, con una aportación, por parte de éste,  de casi 1.000 millones de pesetas. Entre las acciones previstas estaban el rediseño de la plaza de la O, la apertura de la Belena de Descalzos, la urbanización de la plaza de Santa Ana, una nueva guardería municipal, la escuela artesanal en el edificio de Carmelitas en Descalzos y la segunda fase de las obras del Palacio Cruzat en la calle Mayor. El consistorio seguía con problemas para pagar las nóminas. Se solicitaron créditos por valor de 1.500 millones de pesetas. En la COTUP preocupaba el envejecimiento de los autobuses y el proceso de descapitalización de la empresa. El 3 de febrero se cerraba temporalmente el puente de Curtidores para realizar obras de mejora. Los vecinos de la Rochapea protestaron por el pésimo estado en que se encontraban las escaleras del camino del Plazaola  a la Avenida de Guipúzcoa.  Las obras del puente de Curtidores acabaron en junio, después de cuatro meses. La foto que se adjunta es del puente inmediatamente después de la reforma.

En febrero de 1986 se abrió el periodo de exposición publica del PEPRI del Casco Antiguo. El Ayuntamiento contrató a GEDESA para cobrar cerca de 560 millones de pesetas de deuda. La Comisión de Gobierno tramitó la liquidación de la inmobiliaria municipal Arrosadia. El Ayuntamiento se había gastado 270 millones de pesetas en urbanizar los terrenos del Plan Sur sin haberse construido una sola vivienda. El Ayuntamiento desechaba instalar la ORA a pesar de las conclusiones del estudio encargado hace dos años que aconsejaban su implantación. En Marzo desaparecía la oficina de atención al consumidor. Su responsable, Teresa Rivas denunciaba que el cierre se producía como consecuencia de represalias por algunas críticas contra el equipo de gobierno municipal. También en este mes se produjeron desavenencias entre el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra a propósito de la Gasolinera de Iturrama. El 14 de abril entraba en funcionamiento el nuevo lazareto municipal, cerca de la variante Oeste. Su última ubicación fue junto a los Corralillos de Gas. Se acordaba iniciar la segunda fase del acondicionamiento de la Vuelta del Castillo como parque, iniciada un año antes. Proseguía la urbanización de la avenida de Barañain, en su tramo lindante con los hospitales, así como otras calles del nuevo barrio de Mendebaldea. 

El Ayuntamiento comienza a privatizar determinados servicios como el del mantenimiento de sus edificios (sobre todo escuelas) y otros: vallas, alumbrado. El 24 de abril se aprobaba un gasto de 100 millones para comprar Industrias Gomariz y acondicionarlo como centro cívico de la Rocha. (La foto del edificio es de algunos años más tarde). Arrecian las críticas contra el equipo de gobierno, por la aprobación de la plantilla orgánica municipal y por el uso propagandístico del BIM y la emisora municipal que deja de emitir en mayo. Se aprueba el proyecto de la Granja Escuela de Aranzadi y de la Agencia para el desarrollo del autoempleo juvenil. En mayo se colocan las nuevas marquesinas de las villavesas. El 3 de julio, el Ayuntamiento compraba el Oscus por 33 millones de pesetas al Instituto Catequista Dolores Sopeña que acogerá desde octubre el conservatorio municipal Joaquín Maya hasta su traslado al Palacio Cruzat de la calle Mayor. Más tarde el Oscus albergará el centro cívico del Casco Viejo. En Julio se anunciaron los proyectos del nuevo parque de la Vaguada y del proyecto urbanístico de la plaza de Yamaguchi, diseñada por Oriol Bohigas en los antiguos terrenos de la fábrica Imenasa.

El Ayuntamiento anuncia un plan de inspección de algunos bares del Casco, por denuncias vecinales en contra de inseguridad y el trapicheo. El 28 de agosto comienza una profunda reforma del Mercado de Santo Domingo, con un coste de 608 millones de pesetas. Las obras (cuya excavación de la plaza de los Burgos vemos en la fotografía) duraron casi un año y los comerciantes  se instalaron en los bajos de la plaza de toros. De los 96 puestos existentes se trasladaron 86 a la plaza de Toros. A finales de octubre comenzaron con gran aceptación popular unos Encuentros sobre Brujología y Ciencias Ocultas, en la Ciudadela, organizadas por el Ayuntamiento. En Noviembre se inauguraron los polideportivos de Rochapea (que vemos en la foto de Dani Insausti), al tiempo que se urbanizaba la calle Carriquiri, y de Orvina y siguieron construyéndose los de Milagrosa, San Jorge y Azpilagaña. A finales de año se inaugura la nueva plaza llamada popularmente de los Chistus, oficialmente de la Paz. En Noviembre se aprobaron los presupuestos para 1987 con un monto total de 9.737 millones de pesetas.

Pamplona, año a año: 1983-1984


Comenzamos el año con la noticia de que en el Mercado de Ermitagaña se han quedado sin adjudicar las tiendas de la galería, la cafetería y el super, tal vez porque los precios de licitación eran demasiado altos. Para este año están previstas las obras de reforma de la avenida de Villava y de Pio XII asi como la primera fase de la urbanización de Mendebaldea. En estos años se fueron derribando viejas casas y talleres desperdigados a lo largo y ancho de Pio XII. El 1 de febrero se abre al público la Casa de Baños de la calle Eslava. Se expone al público con maquetas y videos el Plan General de Ordenación Urbana que será aprobado de forma definitiva al año siguiente. Se aprueban las tarifas de la COTUP, 23 pesetas el billete normal (25 en 1984), 30 el de dos viajes y 60 el de cuatro. El Ayuntamiento decide poner en marcha una oficina de atención al consumidor que abrirá el año siguiente y será dirigido por la periodista Teresa Rivas.  El Ayuntamiento compra en abril el Palacio de Cruzat, en la calle Mayor, por 8,8 millones de pesetas que se rehabilitará entre 1984 y 85 y que vemos en la foto de Alfredo Erroz.  El Tribunal Constitucional da la razón a Perez Balda que vuelve a ser concejal aunque por apenas unos días, hasta las nuevas elecciones municipales de 8 de mayo. El 15 de Junio, Marisol Elizari se constituye en la primera alcaldesa accidental de la historia de Pamplona, por ausencia temporal de su titular, Julian Balduz. El 22 de junio el Ayuntamiento compra Casa Luna para instalar allí la Oficina de Rehabilitación Urbana que vemos en la foto de Alfredo Erroz, al poco tiempo de su apertura allá por el año 1985. Continua sin abrirse el Paseo de Ronda.
En el curso 83-84 se abren dos nuevos colegios públicos: San Juan de la Cadena y La Granja, llamado luego Fernando Remacha y estaban previstos otros cuatro en San Jorge, Azpilagaña, Iturrama y Rochapea. Fallece el 24 de julio, pocos días después de terminados los sanfermines, el celebre músico Gurmensido Bravo, más conocido como el maestro Bravo. También muere este año el músico Luis Morondo, fundador de la Coral de Cámara de Pamplona. En aquel tiempo es tema de intenso debate tanto entre los grupos, como entre los trabajadores municipales el nombramiento de cargos de libre designación, en el Ayuntamiento. Comienza la construcción del nuevo lazareto canino municipal cerca de Azpilagaña y la Variante Oeste. Se presenta un plan de rehabilitación de las casas de San Pedro por un importe de 275 millones de pesetas. El presupuesto municipal previsto para este año es de 5.240 millones de pesetas aunque finalmente no se logran aprobar debiéndose prorrogar los existentes. Se van terminando algunas de las obras iniciadas el año anterior como la reforma del Frontón Lopez, el parque de Río Elorz, la pasarela junto al puente de San Jorge; en agosto, se recuperan para uso público los fosos de la Ciudadela. Comienzan los problemas en la Casas de Múgica, en San Jorge, que vemos al fondo y a la derecha en la foto de la avenida de San Jorge: los propietarios piden el desahucio de quienes los ocupan ya que ni el Ayuntamiento ni el MOPU han dado pasos orientados a su compra y posterior destino a vivienda social. Este año, 1983, desaparece la Vaguada totalmente que se había ido cubriendo de tierra desde 1981. Por aquí pasaba el Plazaola que continuaba luego por Sancho El Fuerte. Es derribado junto a Capuchinos el edificio Villaflor. El 29 de diciembre se produce una huelga general en solidaridad con Potasas.
El 26 de enero de 1984 se aprueba comprar, por 35 millones de pesetas, el edificio de Zapatería, 40 que vemos en una foto de aquellos años. Cien millones costó la compra y habilitación como oficinas municipales de Casa Seminario. Se encarga un estudio a la empresa INECO sobre las condiciones y necesidades de aparcamientos en el centro de Pamplona y que aludirá en sus conclusiones a la necesidad de instalar la ORA (su instalación se producirá 15 años después, en 1999). Los presupuestos municipales ascienden, este año,  a 6.785 millones de pesetas. En Febrero se  construyen las isletas del cruce de Conde Oliveto y Yanguas y Miranda. El 28 de febrero se decide el cierre definitivo del Matadero Municipal y se llega a un acuerdo con el matadero privado La Protectora. Pronto se habilitará un nuevo aparcamiento en superficie, junto a la Prisión Provincial. Se preven 9.177 millones de pesetas de gasto por el Ayuntamiento para el Plan Cuatrienal de Inversiones. Se cambian los diseños de las marquesinas de la ciudad. El concurso lo ganó el arquitecto Manuel Blasco. Según una sentencia del Tribunal Supremo el antiguo Hospital Militar es propiedad de los Dominicos y no del Ministerio de Defensa. El estado arrebató la propiedad a la orden religiosa con la Desamortización de Mendizabal, en 1836. En Marzo comienzan las protestas contra la construcción de la gasolinera de Esquiroz que sufre una paralización importante por parte del Gobierno de Navarra en su obra de construcción y cambios importantes en sus dimensiones y configuración final. El 7 de abril se inaugura el nuevo edificio de la Escuela de Idiomas en la calle Compañía. El Diario cambia de formato, el 8 de mayo, de asabanado  a tabloide. Una grave enfermedad, la grafiosis, procedente de Europa, afecta a la mayor parte de los 11.000 olmos de Pamplona, toda una catastrofe ecológica que acabará con casi todos ellos, algunos de ellos casi centenarios, . Se derruyen las viejas escuelas de San Juan que tenían más de 50 años de edad. Este año se producen conversaciones entre UPN, Coalición Popular y PNV de cara a formar un gobierno de coalición en Navarra y desbancar al PSN del Gobierno. Ello provocará la oposición de la militancia jeltzale en Navarra, su expulsión del partido y la creación de Eusko Alkartasuna. Urralburru será elegido presidente el día 4 de mayo. Continúan los asesinatos de ETA, el GAL, y se produce, a final de año, el famoso caso Zabalza.
Comienzan las negociaciones con la Saide para revertir el Gayarre al municipio. El proyecto no cuajaría hasta 1998. Se habla de gastarse 800.000 pesetas en alguna idea de pintura, escultura o cerámica para cubrir un muro de la plaza de los Fueros. Se convoca un concurso que gana Miguel Angel Elizondo con su mural «Continuidad en curvas». Se habla de impulsar una segunda ikastola municipal ya que los alumnos de la existente se reparten en tres ubicaciones diferentes: Ansoain, La Meca y Fuerte Príncipe). El 1 de julio comienza a funcionar el Centro Municipal de la Mujer. En los sanfermines la corporación no logra salir el zaguán municipal en el Riau Riau. El 15 de agosto entra en funcionamiento el bonobús de la villavesa, un cartón de 10 viajes, como el que vemos en la fotografía adjunta. Los casi 1.500 millones de presupuestos para inversiones se irán este año a terminar la calle Iturrama, mejorar la avenida de la Baja Navarra y comprar bajeras en San Jorge. El 13 de septiembre se acuerda la creación de la empresa municipal Animsa. Se inaugura el comedor para ancianos de Reparadoras. Se adjudica al equipo Lorea la recogida selectiva de basuras. En septiembre se aprueban los proyectos de  construcción de los polideportivos de Rochapea, Ermitagaña, Orvina y Santa Maria La Real. En octubre se plantea ya un concurso de proyectos para construir un puente junto al viejo de San Pedro, el más antiguo de Pamplona. El concurso se resolverá en 1985. El 7 de noviembre el Ayuntamiento compra al Ministerio de Defensa, las Murallas, la Taconera, la cuesta de Larraina y el Palacio de Capitanía por 300 millones de pesetas. Se aprueban los presupuestos municipales para 1985: 8.743 millones de pesetas.