Pamplona, año a año: 1967-1968




Continuaban durante este año, 1967, las obras del pantano de Eugui. A partir del 1 de enero, los taxis de Pamplona comenzaron a incorporar en sus puertas una franja verde. Se inició la construcción de los cuarteles militares de Aizoain, donde se trasladarían los militares que hasta entonces estaban asentados en los cuarteles del centro de la ciudad. Se empiezan a acometer, como consecuencia de estos cambios en la zona, obras de restauración de la Ciudadela. La Muralla de la Ciudadela llevaba incrustada, hasta entonces, junto a su puerta central (como se ve en la fotografía de la derecha), un cuartel de 140 metros de largo y en medio del recinto fortificado había varios barracones que hoy no existen. Derruido ese cuartel existente junto a la puerta principal, pocos jóvenes de hoy en día conocerán que tan recientemente, como hace cuarenta y pico años, que se reconstruyó todo ese lienzo de muralla. Asimismo se restauraron los puentes de acceso que había desde la Ciudadela hacia la Vuelta del Castillo. En Enero de 1967 tomaba posesión, como alcalde, Angel Goicoechea que permanecerá en su puesto hasta mayo de 1969. Comienzan, además, a construirse viviendas en el solar de las vias del Plazaola-Irati, junto a Yanguas y Miranda.
Este año se realizó la convocatoria del Aberri Eguna en Pamplona, un Aberri, convocado por el Gobierno Vasco en el exilio, por supuesto prohibido por el régimen de entonces y criticado, también, desde las páginas del “Diario de Navarra” que va tomando una postura, cada vez, más beligerante contra el nacionalismo vasco. Vemos, junto  a este párrafo,  una foto de la Policia Armada instando a disolverse en la plaza del Castillo a unas personas de avanzada edad en el transcurso de esa convocatoria. En estos años se comenzaron a decretar los primeros estados de excepción en el País Vasco. 

En Junio se terminó la ampliación de la plaza de toros bajo proyecto de los arquitectos Rafael Moneo y Carlos Fernández Casado, (plaza que vemos encabezando la entrada con su apariencia anterior y, posteriormente, en el siguiente párrafo, en pleno proceso de obras). “La manguera” fue la canción más oida en los sanfermines. Comenzaba a prestarse cada vez más atención al encierro en los medios audiovisuales, llegándose a difundir, incluso, algunas imagenes por Eurovisión. Los sanfermines de este año duraron 10 días. El 2 de septiembre se inauguraba el estadio del Sadar. Este año se iniciaba la 1ª edición del famoso Festival de Villancicos Nuevos que vemos en la caratula del disco adjunto. La última edición se celebró en 1983 y por este festival  pasarían, en sucesivas ediciones, célebres figuras de la canción  de la época: Victor Manuel, Emilio José, Juan Pardo, Amancio Prada, Rosa León, Luis Eduardo Aute, Maria Ostiz, etc). Se comenzaba a hablar de la construcción de Ermitagaña, un barrio que se esperaba tuviese más de 25.000 habitantes. Y continuaban “las movidas” en la universidad.

En 1968 se construía la parroquia de Santiago en La Chantrea y se fundaba el centro Oscus en la calle Navarrería. La empresa de transporte Pamplona S.A se convertía en la COTUP. Osasuna bajaba a tercera división e iría subiendo y bajando de tercera a segunda hasta que finalmente subió a Primera  en la temporada 1979-80. Se producía, este año,  el primer atentado mortal de ETA. El 10 de mayo colocaban, además, una bomba al paso de la Vuelta Ciclista de España por Navarra. A finales de año se iniciaban las obras de ampliación y reforma de la calle Marcelo Celayeta, convertida en avenida, uno de los ejes principales de comunicación de la zona norte de la ciudad. La vía pasaría a tener de siete metros de anchura a veinte y tres las aceras. En las fotos de Arazuri, vemos la construcción de las casas de la Virgen del Rio y la avenida Marcelo Celayeta, ambas son de 1967.

El 21 de noviembre se incendiaba el Teatro Gayarre, hecho que vemos plasmado en la foto de Zubieta y Retegui. El 22 de diciembre, Pamplona se despedía oficialmente de los antiguos cuarteles militares en el centro de la ciudad. Continuaron a lo largo de estos años los conflictos laborales que hemos visto en otras entradas del blog. Por lo que a mi ámbito personal atañe recuerdo que el  20 de octubre de 1968 quedaba resuelto el conflicto laboral de Bendibérica, donde trabajaba mi padre. Los carricos de helados y chucherías fueron sustituidos por kioskos, en dos años se instalaron nada menos que quince kioskos en la ciudad. Se comenzaban a extender por toda la ciudad  los primeros vados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*