Comercios del Viejo Pamplona: Calceteros y Plaza Consistorial: 1908-1958

Siguiendo mi periplo por las calles del Casco Antiguo, recorriendo los comercios del Viejo Pamplona, me acerco, en esta ocasión, a la vecina calle Calceteros y a su extensión natural, la plaza Consistorial. Como en otras ocasiones, ponemos nuestro calendario temporal en el 1 de enero de 1908. ¿Qué pasaba en aquella primera década de 1908 a 1918?. El rey Alfonso XIII se acababa de casar con Victoria Eugenia dos años antes, en 1906. Pamplona seguía apretujada entre sus murallas. Comenzaban las revueltas marroquíes en el norte de Africa contra España (en 1909, la guerra del Rif). En el mundo estallaba la revolución mexicana (1910) y más tarde en el año 1917, la rusa, se hundía el Titanic en 1912 y en 1914 estallaba la Primera Guerra Mundial. La plaza del Ayuntamiento ofrecía la apariencia que vemos en la fotografía  de  la derecha de José Ayala datada en esos primeros años del siglo. A la izquierda, otra foto de la plaza consistorial de esos años, pero mirando hacia Calceteros y a la izquierda del párrafo siguiente sendas fotos, una foto anterior al período analizado, concretamente de finales del siglo XIX de Julio Altadill y bajo ésta, una foto-postal de primeros de siglo de Viuda de Rubio.
En la vecina calle Calceteros encontrábamos de derecha a izquierda, empezando por el nº 2 de la calle, la tienda de tejidos de los Señores de Aldave que a mediados de los años 20 daría paso a Sucesores de Aldave, Juan Ripa y Cia (luego Hijos de Juan Ripa), la platería de Vicondoa que vemos en la fotografía de la izquierda que encabeza la entrada y que enseguida, a finales de la primera década del siglo, ocuparía Vicente Nagore con artículos de viaje y guarnicionería, la tienda de Narciso Inda, todo un clásico en el comercio de Pamplona que vendía ropa blanca, tejidos al por menor, camisas, saldos y todo tipo de confecciones. Tras la tienda de Inda estaba Casa Casla, tienda de ultramarinos o coloniales famosa ya entonces por vender fiambres y chorizos. ¿Quien no se acuerda de los chorizos de cartón de Casa Casla?. La regentaba entonces José Casla y posteriormente María Casla Gilaranz. Posteriormente venía la mercería de los Hermanos Urniza, (también vendía ropa y tejidos), si bien pronto, en los años 20, dejaría paso a la sastrería de Nicolás Cejuela que permanecería en el lugar unos cuantos años. A finales de los 40 ese local sería ocupado por Vicente Irigoyen que instalaría allí su primera juguetería y tienda de productos de regalo. 

A continuación estaba la tintorería La Fabril Lanera a donde se trasladaría, en 1953, desde la Bajada de Carnicerías, Hijas de Felipe Layana, la conocida Pastas Layana. En el mismo número pero primero en la planta baja y luego en el primer piso estaba desde los años 30, por lo menos, Fotografía Ruperez (yo lo he visto por los menos hasta los años 80 en el mismo lugar). En los últimos números de la calle, donde hoy esta Txirrinta estaba en los años 20 el bazar y tienda de juguetes de Fernando Ulecia donde luego, a partir de los años 50 estaría la tienda de ropa de Ernesto Merino, “Honirem”. Desconozco a que altura podían estar pero en los años 50 tengo constancia de la existencia de una librería que vendía objetos de escritorio en el nº 18, propiedad de Isidro Garde Adagorri asi como una tienda de tejidos, regentada por un tal Belascoain. Y también en esos años, en el nº 20, he supuesto que podía ser el conocido kiosko de madera situado junto al Banesto, a Gonzalo Sola vendiendo periódicos y revistas. A primeros de siglo, en el nº 20 estaba la mercería de Domingo Saez, derribada la la casa de Calceteros pasaría a ser Blanca de Navarra, 20.

Y enfrente de estos comercios, donde hoy esta una de las fachadas de Joaquín Alforja y la tienda de Moda Tihista estaba, a primeros de siglo,   la mercería de Hijos de Udobro, en el 7. En los números 3 y 5, estaba en los años 20 el establecimiento La Moda Elegante que  vendía camisas, ropa blanca, sombreros para caballero, perfumes, trajes (era también sastrería) y que luego bajo la dirección de Jesús Olaz vendería  también, en los años 30 y siguientes,  otros productos como guantes e impermeables. Entonces se llamaba “La Inglesa”. Es el mismo local que conoceríamos luego durante muchos años como Confecciones Gallego y hoy Moda Tihista. 
Es un poco complicado seguir la numeración de los locales a lo largo del tiempo en estas dos zonas porque en el año 1921 en el nº 1 de Calceteros estaba Casa Udobro, donde desde 1981 está Optica Joaquín Alforja que es hoy, plaza consistorial, 1. Casa Udobro estuvo regentada, primero por Antonio Udobro y luego por su hijo Andrés. Vendía lo que en aquellos años se llamaba productos de quincalla (bisutería) y de mercería, guantes etc. Luego más adelante también perfumes y género de punto. Compartía la vecindad con otro establecimiento similar, el de Pedro Miguez. 
En la plaza consistorial, empezando por su lado izquierdo desde Calceteros estaban Joaquin Ciga con tejidos al por mayor y también al por menor y pañería y un poco más abajo herederos de Mariano Zufiaurre, con un género muy diverso: era una especie de bazar, con quincalla fina, objetos artísticos, loza de porcelana y cristal, etc. Tras Zufiaurre, en la esquina donde hoy esta el Cookie Shop pasaron a lo largo del tiempo el bazar de Enrique Cosyaga (que vemos en una foto postal líneas atrás),  más tarde la juguetería de las hermanas Santamaría y la mercería de las hermanas Eguiguren, hasta llegar a la mercería de las hermanas Oronoz. La Plaza sufrió nuevos cambios en marzo de 1941 y abril de 1946 cuando se derribaron dos edificios, que vemos en las fotos del párrafo anterior del año 1933 para ampliar la entrada desde la calle Nueva. En el primero de ellos estaba Casa Iraizoz  (la mercería de Iraizoz, primero de Vda de Iraizoz, luego de Ceferino Iraizoz que posteriormente se trasladaría al final de la calle Mercaderes, concretamente al nº 33) y junto a ella, un estanco, que vemos en la foto de 1933, de Hija de Elizagaray. Y más adelante la llamada Casa Seminario donde estaba la tienda de Hijos de Seminario (de Viuda de Seminario y Sucesores de hijos de Vda. de Seminario, entrada por San Saturnino) que vendía chocolate, azucares y cera, al igual que como hemos visto hacían otros establecimientos similares de la época.
En la plaza, probablemente entre lo que es hoy la Optica Joaquín Alforja y Gutierrez estaban la tienda de tejidos de herederos de Juan Eigorri y  la camisería de las hermanas Elizalde y lo digo con cierta cautela porque hay tales cambios, de denominación y de numeración en la plaza a lo largo del último siglo que es verdaderamente complicado acertar en este caso salvo que exista una fotografía nítida que lo corrobore y no he encontrado demasiadas de este lado de la plaza. Y más adelante, Herederos de Ramón Goñi (o Confecciones Goñi), el actual Gutierrez), en la esquina con Mercaderes, Viuda (luego Hijo de) de Pascasio Labiano que aparece en esas primeras décadas del siglo como calle Carnicerías al igual que  Hijos de José Olaso Aranguren (Confecciones Olaso, donde hoy está Sagrario Navarro), la tienda de Rufino Labiano Archanco y la de Candido Urrizola Mezquiriz (una tienda de alimentación que yo ví en el lugar hasta los años 80, por lo menos).
Fotos por orden de aparición: Foto nº1: sin filiar, (primera década del siglo XX), Foto nº 2: 1900-1905, de José Ayala, Foto nº 3: finales del XIX, Julio Altadill, Foto nº 4: fotopostal publicitaria, principios siglo XX, Foto nº 5: principios de siglo, foto-postal Vda. de Rubio, Foto nº6: sin filiar (años 20), Fotos nº7 y nº8: 1933, de Pamplona, calles y barrios, J.J.Arazuri, Fotos nº 9 y 12: Galle (1958), Fotos nº 10 y 11: AMP (1966 y 1949).

2 opiniones en “Comercios del Viejo Pamplona: Calceteros y Plaza Consistorial: 1908-1958”

  1. Hola: Queria saber si conoces algunos de los viejos comercios de bicicletas hacia 1945. Me suenan casa Zozata y ciclos Maquirriain pero desconozco donde estaban.
    Un saludo.
    Un blog muy muy interesante

    PD:
    Casa casla tambien tuvo un comercio en la Plaza de Guipuzcoa de Samn sebastian que era presidido por una cabeza de jabalí disecada muy vistosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *